• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Red de Madres y Padres pide informar con "transparencia" sobre enfermedades

Además de los operativos de fumigación, se deben neutralizar los criaderos de mosquitos / Foto Tibisay Romero

Además de los operativos de fumigación, se deben neutralizar los criaderos de mosquitos / Foto Tibisay Romero

Lila Vega, coordinadora de la Red de Madres, Padres y Representantes, instó también a promover medidas para evitar la transmisión de infecciones y la dismeninación de virus como el dengue y el chikinhunya, tales como el lavado regular de las manos de los niños y que los padres contribuyan a eliminar los criaderos de mosquitos en los centros de estudio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lila Vega, coordinadora de la Red de Madres, Padres y Representantes, expresó que las escuelas deben ser “un espacio de promoción de salud” para disminuir el riesgo de los niños a sufrir enfermedades como el dengue y el virus del chinkunguya.

“En efecto estamos en pleno brote de dengue y además el chinkunguya ya llegó a Caracas. No hay la información epidemiológica que necesitamos, pero hay una serie de recomendaciones que podemos tomar en cuenta. Hay una vinculación entre la escuela y la salud. El objetivo es hacer que se apropien de las herramientas necesarias y hagan uso de ellas", dijo.

Vega indica que el primer paso es que las escuelas promuevan el lavado regular de las manos: “Hay que estimular que los niños tengan acceso a agua y jabón o, en su defecto, utilicen jabones antibacteriales alcoholizados”.

En segundo lugar, los padres pueden contribuir a eliminar los criaderos de mosquitos en los centros de estudio de sus hijos. Además, son necesarios los operativos de fumigación.

“El efecto de la fumigación es de 10 o 15 días. Para evitar que haya nuevamente casos, en las escuelas deben hacer una inspección para eliminar definitivamente los recipientes de agua limpia, que son criaderos de mosquitos. Pueden ser desde una tapita de refresco boca arriba llena de agua hasta tanques o tobos llenos de agua que están destapados.

En tercer lugar, insta a los padres a no mandar a los niños a la escuela con fiebre.

“Si tienen diarrea o catarro los pueden enviar, pero no con fiebre, primero por la incomodidad que ellos sentirán y porque posiblemente la escuela no tenga acetaminofen. Es bueno que en general vayan a clase”, dijo.

Destaca, en cuarto lugar, que si algún niño tiene un diagnóstico de dengue o de chikunguya, es importante que sus padres lo notifiquen a la escuela para que haya un registro y seguimiento de los casos. 

A su juicio, la medida más importante es la transparencia en la información.

“No se pierde, más bien se gana cuando el Gobierno dice lo que sabe y lo que no sabe. Es su deber y es nuestro derecho estar informados. Eso genera tranquilidad y además estamos atentos a las ocurrencias”, agregó.

A su juicio, esa desinformación se ha generado en el caso de las presuntas muertes que se han registrado en Maracay.  

“La salud no se debe politizar. Yo no quiero escuchar al gobernador de Aragua, yo quiero escuchar al director de salud de Aragua dando información clara y precisa”, agregó.