• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

"Aquí los médicos ya no podemos trabajar ni con las uñas"

El llamado al paro se realizó desde el colegio de médicos del estado Lara | Archivo

El llamado al paro se realizó desde el colegio de médicos del estado Lara | Archivo

Karina Ruiz, médico internista, señaló que es lamentable el estado en el que se encuentra el principal centro de salud barinés

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los médicos del Hospital Luis Razetti de la ciudad de Barinas protestaron en la calle Cedeño por las precarias condiciones en las que se encuentra el centro asistencial. A la protesta que empezaron los profesionales de la salud se sumaron enfermeros,  familiares de los pacientes y algunos enfermos que requieren ser intervenidos, pero que se han topado con la falta de insumos que padece el hospital.

Virginia Sarmiento, presidente del Colegio de Médicos, y Tomás Salazar, presidente del Colegio de Enfermeros del estado, expresaron que decidieron tomar las calles en vista de la gravedad que afronta el centro hospitalario. "No tenemos solución salina, ni siquiera 'jelcos',  no se consigue nada en la Emergencia y lo más grave es que decenas de personas mueren por no contar con los medicamentos para tratarlos, ni tampoco con los instrumentos propios de la actividad médica".

Indicó que están suspendidas algunas intervenciones electivas y que apenas se están haciendo intervenciones de emergencia y "eso con las uñas". Los familiares deben llevar los insumos que se requieren y en algunos casos no lo encuentran todo.

Con el fin de dotar a Emergencia, los médicos le han solicitado insumos al comisionado de salud del estado Barinas, pero hasta la fecha solo han aportado tres cajas de solución salina. "Esto da lástima", acotó Sarmiento.

Karina Ruiz, médico internista, señaló que es lamentable el estado en el que se encuentra el principal centro de salud barinés. "Hay pacientes acostados en el piso porque no hay camillas para atenderlos, no tenemos tomas de oxígeno, aquí ya ni siquiera con las uñas estamos trabajando".

Aunado con la escasez de insumos, destacaron la falta de seguridad. Además, carecen de aire acondicionado en algunos servicios médicos y solo un ascensor funciona.