• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Un solo médico atiende en la Emergencia del Hospital de Niños

Ayer faltaban tubos para hematología y había inyectadoras para tres días | Foto Omar Véliz

Ayer faltaban tubos para hematología y había inyectadoras para tres días | Foto Omar Véliz

Ningún especialista concursó en 2014 para consulta externa y triaje, neurocirugía pediátrica, oftalmología y urgencias 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Servicio de Emergencia del Hospital de Niños J. M. de los Ríos debería contar con 4 médicos adjuntos; sin embargo, solo la mitad presta apoyo en la unidad pediátrica. De ellos, uno está de vacaciones por lo que los 20 pacientes recluidos en el área, con capacidad para atender a 24, deben ser evaluados por un solo médico.

Seis meses después de la última visita realizada por funcionarios de la Contraloría General de la República, en la que advirtieron las fallas de funcionamiento del centro, los problemas persisten e incluso se agravaron.

El informe de actuación de 2014 indicó que el centro de salud estaba funcionando con 65,58% del total de la nómina requerida. En el caso del personal médico requiere, por lo menos, de 341 especialistas pero, al cierre del informe en octubre pasado, había 74 plazas vacantes.

El texto precisa: “Para el año 2013 no se ofertaron ingresos de médicos, y para el primer trimestre del año 2014 han ingresado 29 especialistas por concurso. Cabe destacar que las especialidades: consulta externa y triaje, neurocirugía pediátrica, oftalmología y urgencia, quedaron desiertas”.

El servicio de Emergencias, que atiende a aproximadamente 160 niños cada mes, también muestra otra de las caras de la crisis hospitalaria: la escasez de insumos y de materiales médicos. Ayer, por ejemplo, faltaban tubos de hematología y las inyectadoras de las que disponían apenas alcanzarían para 2 o 3 días.

José Luis, padre de uno de los niños hospitalizados, relató que tuvo que recorrer varias farmacias para dar con el medicamento anticonvulsivo Fenitoína Sódica o Epamin. También compró por su cuenta un colector de orina que requería su hijo de 8 años de edad. El hospital no disponía de ninguno de los dos materiales para tratarlo.

“Tengo como 10 días durmiendo en esta silla para cuidarlo. Nosotros somos de Maturín, pero en los hospitales de allá no había nada y nos refirieron para Caracas”, dijo.

La diputada Dinorah Figuera, miembro de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, señaló que el informe de la Contraloría debería ser suficiente para que la Fiscalía General de la República inicie una investigación en el centro de salud.

“Estas denuncias tienen que llegar a la Asamblea Nacional. Aunque la Fiscalía debería investigar, nosotros vamos a pedir que se abra ya la investigación”, indicó.

Figuera solicitó al gobierno la aprobación de las divisas para pagar los trasplantes de médula ósea de los niños con enfermedades hemato-oncológicas.