• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Un mapa da pistas para retomar el cauce de Caracas

Las márgenes de las quebradas han sido intervenidas con viviendas informales | Foto: Raúl Romero

Las márgenes de las quebradas han sido intervenidas con viviendas informales | Foto: Raúl Romero

Los arquitectos Natalia Linares y Ricardo Avella proponen crear corredores ecológicos a partir de las 23 quebradas de la ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ir de Los Palos Grandes hasta El Cafetal en 30 minutos –a pie– no tiene porqué ser una utopía. Caminar con sosiego a través de corredores ecológicos lineales o moverse en bicicleta en los senderos que se forman en los márgenes de las quebradas puede ser una oportunidad para los habitantes de Caracas. Los arquitectos Natalia Linares y Ricardo Avella diseñaron el mapa de las Metroquebradas, que representa los puntos de la ciudad que se pueden interconectar aprovechando el recurso hídrico que ofrece la urbe. “Utilizamos la idea del Metro porque es una manera uniforme de entender cómo nos movemos. Si desarrollamos el corredor de Sabas Nieves al río Guaire, sería posible recorrer ese trecho en 15 minutos en bicicleta y en 40 minutos caminando despacio”, señaló Linares. El objetivo es crear una red de parques lineales para dotar la ciudad de sitios públicos de calidad y convertir las quebradas en su sello de identidad.

Un total de 23 quebradas recorren la ciudad de norte a sur. El parque de Los Chorros es un ejemplo de lo que se quiere. El sitio fue diseñado para retener los sólidos que caen del Ávila por la quebrada Tocomé cuando llueve muy fuerte, de manera que no lleguen a la urbanización. “Debería haber parques así en todas las quebradas, para mitigar el riesgo de desastres”, dijo Linares.
 
Factibilidad. La Alcaldía Metropolitana trabaja para insertar la idea en el Plan Caracas 2020. Zulma Bolívar, presidente del Instituto Metropolitano de Urbanismo, dijo que la institución prepara su Plan Operativo Anual, que incluye el Plan Urbano Metropolitano en el que se incorporan las metroquebradas.

Linares aclaró que esas intervenciones urbanas toman tiempo. Propone que la quebrada piloto podría ser Chacaíto. “Podemos empezar con pequeñas intervenciones, con acupuntura urbana. Por ahí fácilmente puede hacerse una ciclovía”.

José Ochoa, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica Andrés Bello, señala que ese tipo de corredores funcionan en el mundo en varias ciudades. Indica que el problema en Caracas son las intervenciones existentes sobre las quebradas. Catuche, Caroata y Anauco están totalmente cubiertas. Linares reconoce que ese es el principal obstáculo al que se enfrentan.

Para Bolívar, en caso de que no se pueda intervenir todas las quebradas, hacerlo con la mitad de ellas sería un logro: “Tenemos que aprovechar el verde y el agua, que son las fortalezas de la ciudad. Hay que hacer una investigación quebrada por quebrada para determinar la factibilidad en términos de ingeniería. Hay que mezclar todos los tipos de movilidad posibles e incorporar actividades de comercio local que acompañen la caminería”.

La experiencia puede ser sustentable. Los arquitectos han pensado en incorporar microturbinas de generación de energía.

Los costos aún no están definidos, pues se trata de un plan que se ejecutará de mediano a largo plazo.
 
Relación con el río. El Guaire es la columna vertebral de las metroquebradas. El saneamiento de sus aguas y de las quebradas es uno de los puntos que considera la propuesta. “Esa sí sería una gran intervención porque hay que atacar el problema de raíz, aprovechar el paisaje, las garzas. Un punto que, en mi opinión, hay que repensar es el embaulamiento, que por ser de concreto no permite que el agua vuelva a la tierra”, apuntó Linares.
El mapa de las metroquebradas surgió a partir de un workshop realizado en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela en 2012. La propuesta cuenta con la colaboración de los arquitectos Roberto García y Pedro García del Barrio.

Para los creadores de la propuesta, desarrollar la idea permitiría aprovechar la biodiversidad que tiene Caracas y rescatar su patrimonio ecológico. “Hay más de 200 especies de aves sólo en Caracas. Comenzamos revisando los primeros mapas de la ciudad del siglo XVI y vimos que aparecían el mar Caribe, el Ávila, el Guaire y las quebradas. Hemos perdido la conexión con esos elementos y todo en la vida nace a partir del agua”, aseveró Linares.

Los Testimonios
Jaime Gallardo. Miembro de la Asociación Venezolana de Industria de Aguas Subterráneas

“Se trata de una idea novedosa, necesaria y conveniente. Si es técnicamente viable, habría que apoyarla. Una tendencia mundial es la reordenación pensada desde las variables ambientales y una de esas variables es el recurso hídrico”.
 
Justo Ramos. Miembro de la Escuela de Vecinos de La Pastora

“Toda recuperación de áreas para el esparcimiento y la ocupación del ciudadano siempre será positiva. Esto ayudaría a mejorar la calidad de vida, mitigar la contaminación ambiental y recuperar la fauna y flora en sitios representativos de tiempos pasados. En Libertador no tenemos el espacio necesario y las quebradas más bien son depósitos de basura. Catuche era emblemática, de hecho el plan de saneamiento del Guaire empezaba por aquí, pero todo quedó en estudios técnicos”.