• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Mi mamá goteaba sangre por dentro”

Carmen Quiñones, de 51 años de edad, ingresó al HUC el 10 de diciembre de 2014 y murió por un aneurisma de aorta tóracoabdominal el 26 de diciembre. Requería una prótesis en el corazón

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La madre de Jhon Jairo Pérez cumple hoy un mes de fallecida. Carmen Quiñones ingresó al HUC luego de quejarse durante varios días de un fuerte dolor abdominal. Luego de ser atendida en el servicio de Cardiología de ese centro de salud, supo que su sufrimiento provenía de un aneurisma abdominal que debía ser operado con carácter de urgencia. “Ella no podía dormir del dolor de estómago. Creía que era una gastritis hasta que un ecosonograma reveló que su corazón estaba trabajando más de lo normal”, recuerda su hijo.

La falta de insumos en el HUC empezó a notarse cuando necesitaban hacer una tomografía y no había material para hacer el contraste. Esa fue la primera dificultad. Gracias a un donativo pudieron hacerle la prueba. El diagnóstico fue aneurisma superior e inferior en la aorta. Jhon recuerda que su madre requería una prótesis en el corazón. En menos de 24 horas Carmen recibió el segundo donativo cuyo donante les explicó que era un trozo de prótesis que podía ser adaptado para la operación. Al parecer, el último que quedaba en el país. “Llegué gritándole a todo el mundo: ¡tengo la prótesis, tengo la prótesis!”.

Con todo el riesgo que implicaba, el procedimiento se realizó. “El doctor me mostró las placas y dijo que la aorta estaba rodeada de sangre y que no sabía de dónde provenía, que había que operarla porque si no moría desangrada. Mi mamá goteaba sangre por dentro”. Carmen fue operada exitosamente del aneurisma abdominal. Ahora faltaba por intervenir el aneurisma torácico. Nueve días después otra tomografía revelaría que el segundo aneurisma se había reventado. Las complicaciones de una intervención se repetían; las probabilidades de muerte, también: “El doctor me dijo: “Yo la abro, pero ¿qué prótesis le voy a colocar?”, dice Jhon. Carmen murió desangrada. No se consiguió la nueva prótesis.