• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Las madres también pasaron su día recorriendo supermercados

Madre haciendo compras / Henry Delgado

Esperanza Morales haciendo compras con sus hijas / Henry Delgado

Algunas fueron a buscar ingredientes para la celebración, pero otras estaban desde temprano tras los productos de primera necesidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Zuleima Díaz pasó buena parte del Día de las Madres recorriendo supermercados para conseguir los ingredientes que le permitieran cocinar el pasticho que acompañaría la celebración del domingo.

A las 10:00 am salió de su casa para continuar la búsqueda del queso, que desde el sábado parecía estar desaparecido de algunos anaqueles. Del supermercados Plazas de Los Chaguaramos se movilizó con su hija y uno de sus nietos hasta el Excelsior Gama de Santa Mónica, pero no logró conseguir ningún producto de los que necesitaba.

“No hay nada de charcutería en ningún lado”, era lo que repetían en cada local al que iban.

En el Excelsior Gama de Santa Eduvigis hizo cola para comprar algunos gramos de jamón y queso, hasta que pudo salir de allí al mediodía con las compras parcialmente listas. “Quién iba a imaginar que iba a tener que pasar mi día haciendo mercado”, señaló Díaz con resignación.

Margarita Camacho, madre de dos muchachos casados, madrugó ayer en Guarenas para ir a rezar a la iglesia y luego recorrer algunos supermercados de Caracas en busca de productos básicos para su familia, sobre todo arroz y azúcar. El jueves, cuando le corresponde comprar alimentos por el terminal de su número de cédula, visitó cinco automercados, pero no tuvo suerte. Tampoco ayer domingo, cuando la mayoría de los anaqueles estaban más vacíos en comparación con el resto de la semana. Entre los productos de primera necesidad, en Altamira solo pudo conseguir algunos paquetes de margarina con sal.

Esperanza Morales fue con sus dos hijas, Patty y Carmen, a comprar carne para hacer una parrilla y celebrar el Día de las Madres con una comida diferente. No les molestó salir a adquirir los alimentos el mismo día, pues los domingos suele ser un día mucho más tranquilo para hacer ese tipo de compras.

“La he pasado riquísimo, vengo de una mañana de spa que me regalaron mis hijos”, afirmó Virginia Villamizar con rostro complaciente, mientras salía de un supermercado a donde fue con su esposo “para completar la comida de la semana”.

Para Yustahi Álvarez y su madre Cándida Vidal ayer fue un domingo cualquiera. Juntas fueron a comprar alimentos en el Central Madeirense de Los Ruices, pero solo consiguieron galletas y refrescos para el agasajo familiar.