• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Con un machete y una manguera contuve el fuego del Henri Pittier para salvar mi casa”

El Parque Nacional Henri Pittier ha ardido por más de 20 días. Aunque las autoridades aseguran que controlaron la quema, vecinos critican la acción tardía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un machete, una manguera y un tobo fueron la única ayuda que recibió Darío Martínez, de 65 años de edad, para contener el incendio que desde el viernes 13 de marzo arrasó toda la vegetación del sector Palmarito del Parque Nacional Henri Pittier, en El Castaño, Maracay. “Con un machete y una manguera contuve el fuego para salvar mi casa. Hasta ahora no ha venido nadie de Inparques ni del Ministerio de Ambiente (ahora Ecosocialismo y Aguas) a ver si nos pasó algo, o a evaluar los daños”, relata el hombre.

La casa de Martínez, en la que vive desde 1989, está construida sobre el parque, al igual que el resto de la urbanización. Su patio trasero era un bosque de bambú antes de que lo alcanzaran las llamas que ya tienen más de 20 días encendidas en varias zonas del Henri Pittier y que esta semana lograron controlar y confinar.

Con el machete, Martínez armó un pequeño cortafuegos que hizo que las llamas se frenaran a menos de 10 metros de la estructura. Uno de sus vecinos perdió el tanque de agua que se derritió por la combustión. Otro terreno cercano también se quemó, y Martínez y otra persona apagaron el fuego con una manguera y un tobo.

“Ese domingo no pude dormir por el miedo y porque se escuchaba cualquier cantidad de animales. Había lapas, picures, serpientes que me imagino buscaban refugio”, dijo.

Martínez cree que las autoridades no han actuado con la urgencia que amerita la devastación de grandes áreas del parque nacional más antiguo del país, en el que habitan 585 especies de aves y 22 especies endémicas. “Jamás el fuego había hecho este desastre. No he visto un trabajo efectivo. Cuando el fuego agarra cuerpo es cuando traen un helicóptero, echan un poco de agua y se van”, dijo mientras a lo lejos se escuchaba el sonido de unas hélices por la “Operación Llovizna” que activó Protección Civil Aragua.


LEA MÁS: Se han quemado 1.000 hectáreas del Henri Pittier 


Sin equipos. Después de 6.500 hectáreas quemadas en todo el Henri Pittier –es el cálculo oficial– la Brigada Voluntaria de Combate de Incendios Forestales Tragahumo de Palmarito recibió dotación de equipamiento el sábado 19 de marzo. “Somos 15 voluntarios y nos dieron un juego de ropa para 10 nada más, 5 bolsos camel back (bolso especial para llevar agua para beber) y dos rastrillos, entre otros equipos. No es suficiente”, dice Emeterio Planchez, presidente de los Tragahumo de Palmarito.

En varias ocasiones el Sindicato de Inparques denunció que la precariedad para trabajar es similar para los bomberos forestales del organismo.

“Los Tragahumo de Palmarito no queremos apagar más incendios; queremos que haya prevención, que se hagan proyectos de reforestación y se armen cortafuegos. Hay que evitar que esto nos pase en todas las temporadas secas, que han malllamado temporada de incendios”. Planchez cree que la mayor derrota es la pérdida de metros de selva nublada y la quema de las cuencas hidrológicas. “Deberíamos estar trabajando ya para lo que viene en invierno: sin vegetación que contenga las lluvias, puede ocurrir lo que sucedió en El Limón (deslave de 1987) o en Vargas (tragedia de 1999)”.


Huir del humo. El martes, en cualquier punto de Maracay, se veían los cerros negros dañados por el fuego. La carretera hacia Ocumare de la Costa, que está dentro del Henri Pittier, muestra trazos de los incendios, pero la zona más grave es inaccesible en vehículo particular, pues está montaña adentro, explicó un trabajador del parque que prefirió no identificarse.

“Tenemos más de 20 días respirando humo. Mi esposa y yo nos fuimos a casa de mi suegra, teníamos problemas para respirar, mucho picor en la garganta”, relata José Garboza, vecino de la calle Los Rauseo, en El Limón, cerca de la carretera.

Ricardo Páez, padre de un niño de dos años, debió pagar un hotel, y Anderson de Armas optó por mojar las cortinas de su cuarto para que la humedad absorbiera el humo.

“No hay derecho a que Inparques no tenga un dispositivo estructurado para evitar que el Henri Pittier se queme ni le haya hecho un cortafuego conveniente. Se están perdiendo especies autóctonas de flora y fauna”, lamenta Edgard Yerena, profesor de Áreas Protegidas de la USB. En mayo del año pasado, los incendios acabaron con 1.700 hectáreas en 15 días y pusieron en peligro el paso migratorio de aves de Portachuelo.


LEA MÁS: En Portachuelo veranean las aves migratorias


10 focos de incendio en la ARC

Tramos completamente chamuscados a cada lado de la Autopista Regional del Centro, entre Caracas y Maracay, preparan los ojos para el panorama que ofrece el Parque Henri Pittier en Aragua.

En el camino de regreso, el martes en la tarde, se contaron por lo menos 10 focos de incendio en los laterales de la vía y en los cerros más alejados que se ven en el camino. Una gran humareda se observaba un poco antes de La Encrucijada. A diferencia de los parques nacionales, nadie advierte el fuego que quema esa vegetación que pareciera estar en tierra de nadie y que contribuye, en gran medida, a las capas de humo que cubren el cielo desde que arreció la sequía este año.

Edgard Yerena, profesor de Áreas Protegidas del Departamento de Estudios Ambientales de la Universidad Simón Bolívar, explica que los terrenos más cercanos a la ARC, entre 10 metros y 20 metros, son propiedad de la nación, y el resto es propiedad privada o de los municipios. “La responsabilidad de ese terreno de la nación es de las autoridades municipales y gubernamentales de Protección Civil. En principio, son ellos quienes deberían atenderlos, pero pareciera que los incendios fuera de los parques no interesan a nadie. En su mayoría nadie los apaga y pueden estar prendidos por días”, critica.

Yerena aclara que los cuerpos de bomberos no están capacitados para actuar cuando se trata de incendios en cerros o laderas, sino únicamente cuando son en la orilla de la carretera, adonde pueden acceder con cisternas.


http://www.el-nacional.com/sociedad/quemado-hectareas-Henri-Pittier_0_813518965.html