• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Menos lluvias hasta julio comprometen servicio eléctrico

Pronostican posible granizo en 5 estados

Pronostican posible granizo en 5 estados

De no asegurar el buen funcionamiento del sistema termoeléctrico, como Tacoa o Planta Centro, ante el déficit de lluvias que afectará más al Guri, el racionamiento tendrá que permanecer hasta septiembre  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los pronósticos sobre las lluvias en Venezuela en los próximos meses amenazan con más días oscuros hasta agosto y septiembre.

El más reciente estudio de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y del Centro Nacional de Predicción del Medio Ambiental (NCEP), basados en el modelo climatológico “de anomalías de precipitación CFSv2” y a las condiciones observadas entre el 7 y el 16 de marzo, señala que la época de sequía, con apenas lluvias menores al promedio de cada mes, se prolongará hasta julio, lo cual incidirá negativamente en los niveles de la Cuenca del Caroní (estado Bolívar) y, en consecuencia, en la generación de energía hidroeléctrica del país.

El pronóstico trimestral de la NOAA, con sede en Maryland, Estados Unidos, y el NCEP, afirma que desde abril hasta junio próximo habrá “déficit bajo de precipitación” en la cuenca del Caroní y el Territorio Amazonas, mientras que en el resto del país habrá lluvias promedio.

Entre mayo y julio “en la cuenca del Caroní el déficit es medio y en todo el país es un déficit bajo de precipitación, salvo en los llanos, donde será alto”. Aún en agosto continuará el déficit de lluvias en la cuenca del Caroní y en todo el país.

“Al haber déficit de precipitaciones, los caudales seguirán por debajo del promedio; habrá déficit del caudal en la Cuenca del Caroní, que compone junto con las cuencas andinas el más importante sistema hidroeléctrico y proporciona 60% de energía a todo el territorio nacional. Los embalses como el del Guri no van a llenarse”, explica el ingeniero Valdemar Andrade, de la Estación del Departamento de Ingeniería Hidrometeorológica de la Universidad Central de Venezuela, quien destacó la rigurosidad del estudio.

Estos pronósticos de las anomalías medias mensuales y trimestrales se basan en el promedio de un conjunto de 40 simulaciones extendidas producidas durante 10 días consecutivos; están calculadas con referencia a la climatología; son simulaciones retrospectivas del período 1999-2010.

La extensión de cada simulación varía entre 45 días y 9 meses según el día, la hora y el miembro del ensamble siguiendo un cronograma operacional.

La gravedad de este pronóstico, indica Andrade, es que si el embalse de Guri permanece en su cota mínima no va a recuperarse, “y si no se garantiza la generación termoeléctrica a niveles adecuados, persistirá el racionamiento eléctrico hasta agosto y septiembre”.

El sistema termoeléctrico está compuesto principalmente por las plantas de Tacoa y Planta Centro, que desde hace algunos años no operan a plena capacidad por falta de inversión.

Si bien un período de sequía similar se registró en los años 1964 a 1966 y luego en el año 2001, lo que destaca del actual es que “hay una sobrexplotación de energía hidroeléctrica”. Eso debe corregirse con premura, advierte Andrade.

Y es que los centros internacionales pronostican además que de julio a septiembre el déficit de lluvias persistirá en la cuenca del Caroní y en todo el país. Este cuadro se extenderá hasta octubre, prevé el estudio. Y, aunque para Andrade puede no ser tan exacto debido a la distancia del tiempo, el alerta es una posibilidad real.

 “Habrá un marcado déficit de lluvias y, de acuerdo con estos pronósticos que continuarán hasta septiembre y octubre, “no se observa probabilidad de que llueva a finales del año ni el inicio del próximo”.


60% de energía a todo el territorio nacional es proporcionada por la Cuenca del Caroní junto con las cuencas andinas, cuyos caudales están por debajo del promedio por la falta de precipitaciones


opimentel@el-nacional.com