• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“No tenemos los inventarios tan holgados como antes, pero tenemos capacidad”

Carlos Rotondaro, presidente del Seguro Social y general de brigada del Ejército, admitió “fallas puntuales de abastecimiento” por problemas con divisas en el país y por eso argumenta que cambió las planificaciones de compras

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carlos Rotondaro no es médico. Es militar, pero lleva ocho años al frente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, y le competen 37 hospitales y las Farmacias de Alto Costo. En la entrevista que el funcionario pidió a El Nacional lo acompañaron cinco mujeres médicos que precisan detalles de sus respuestas.

Rotondaro admite que el tomógrafo del Hospital Domingo Luciani no funciona desde hace cuatro meses. También que fallan algunos anticonvulsivantes como Carbamazepina que está por llegar, pero no precisó la fecha. También agrega que un inmunosupresor para trasplantados (Cellcep) aún no llega al interior, pero ya está en el país.

La pediatra hemato-oncólogo Migbelia Acosta se refiere al estudio que se realizó en el Hospital J. M. de los Ríos, en el que se asegura que seis niños con leucemia no respondieron al tratamiento en la fase de inducción (tres primeros meses) y se concluye que se debe evaluar la calidad de la quimioterapia. Agrega que el diagnóstico que se les hizo a estos niños pudo afectar su mejoría por no aplicar un protocolo adecuado.

“Claro que afecta no tener la disponibilidad inmediata del medicamento, pero se debe buscar las otras alternativas siempre y cuando se tenga el diagnóstico preciso, la infraestructura y soportes para esa patología”, responde Acosta, ante la pregunta sobre la escasez y los cambios de protocolos médicos porque no se consigue un fármaco. A su lado, Rotondaro completa: “Sí vamos a chequear (la calidad de los medicamentos). El ministerio lo hará. No solo el medicamento sino también el diagnóstico”.

—¿Cómo se hace la planificación de compras en el Seguro Social?

—Se hacía cada seis meses por la situación efectiva de los recursos que tenemos. Hemos cambiado la forma de la contratación y la compra. Hacemos unas compras un poco más reducidas en tiempo, pero garantizando efectivamente la disponibilidad. No podemos decir que tenemos los mismos recursos que antes, pero sí tenemos la planificación adecuada para garantizar atención a los pacientes. Y eso es lo que hemos venido trabajando en los últimos meses; de manera que si bien no tenemos los inventarios tan holgados como antes, tenemos la capacidad.

—El ministro de Salud, Henry Ventura, declaró que la baja en los precios del petróleo afectó al sector salud. ¿Cómo incide en el IVSS?

—Por supuesto que sí, por eso hemos cambiado la forma de adquisición. Negociamos no solo la compra sino también la capacidad de producción en el mundo, y la hemos venido trabajando en función de las limitaciones o de la situación del mercado de divisas.

—A pesar de estas estrategias hay fallas de medicamentos

—Hay fallas en función de la llegada del medicamento acá. A veces pasa que no ha llegado al momento, pero es solventada.

—¿En cuáles patologías hay fallas?

—En la parte antineoplásica (cáncer). No son fallas permanentes, duran de 15 a 30 días. La realidad de la situación económica del país ha hecho que tengamos que cambiar la forma, los procesos y ciclos logísticos.

—¿Cómo es el control de calidad de los medicamentos que llegan a Venezuela por convenio?

—Todos los medicamentos que entran al país deben pasar por el Instituto Nacional de Higiene. No hay medicamentos ni del Seguro Social ni del sector privado que se ejerzan ilegalmente. El Inhrr, previa evaluación y análisis, da la autorización para la comercialización. Los que vienen por trasnacionales pasan por el Inhrr independientemente de las buenas prácticas de su país de origen.

—¿A qué se debe que haya cajas de tratamientos oncológicos que no tienen visible el registro sanitario?

—Todos los medicamentos pasan por Inhrr, todos tienen un registro en el país y cubren las normas venezolanas. Que en algunos casos un medicamento no venga con la rotulación adecuada no quiere decir que no haya pasado por los estudios y normativas.

—Pero si no tiene rotulación causa desconfianza

—Si hablas de la rotulación y de la desconfianza te digo que todos los medicamentos pasan por el Instituto Nacional de Higiene. Si los medicamentos deben quedar en cuarentena, se hace.

—¿Pero por qué no están rotulados?

—Si buscan, todos los medicamentos están rotulados. Todos están en función de garantizar eso.

—¿Cuántos fármacos oncológicos están fallando? Se denunciaron 16

—Seis o siete que ya están en proceso para tener los inventarios en diciembre, enero y febrero.

—Los médicos denuncian que deben cambiar protocolos a los pacientes por la falta de medicamentos y eso incide en su estado de salud

—Que haya que cambiar el protocolo y que no esté disponible el medicamento es responsabilidad de nosotros. El médico debe tener una alternativa para que no se quede sin medicamento.

—El fin de semana se denunció que el material quirúrgico no se debía descartar, sino esterilizar. ¿Es cierto eso?

—Los hospitales tienen como mínimo tres meses de inventario en sus depósitos. Renuncio si lo que te digo es mentira. Tenemos la proveeduría de material médico-quirúrgico y material descartable para todo el año 2016.

Trasplantados

—Hay denuncias de que los centros de diálisis son escasos

—Se habla de reubicar a pacientes que están en un sitio porque algunas unidades de diálisis han indicado que van a cerrar y hemos tomado medidas. Señalan que no les dan los costos y nosotros hemos aumentado las unidades de diálisis y también les damos kit, filtros y soluciones para que dialicen. Aspiran a cantidades que no están acorde, pero se les ha aumentado el abastecimiento.

Hemofilia

Los pacientes con hemofilia denuncian la suspensión de profilaxis, pero la directora Nacional de Salud, Antonieta Hurtado –presente en la entrevista– , asegura que se garantizan las emergencias en las farmacias de hospitales y a los niños.

“Lo que hay es una distribución en función de las necesidades que tengan los pacientes. Entendamos que la particularidad con los pacientes hemofílicos no era que les daban una profilaxia, sino que se les entregaba tratamiento más de lo que requerían. Nosotros entregamos el tratamiento justo. Eso no es racionar, sino utilizar recursos de manera adecuada”, precisa Rotondaro ante la pregunta sobre un posible racionamiento de medicinas en el Seguro Social.

 

$ 2.520.000 debe Cencoex

por medicamentos oncológicos

MARÍA EMILIA JORGE M.

Horacio Laprea, presidente de Lapreven, único laboratorio en Venezuela que importa L-Asparaginasa, respondió a los médicos oncólogos que denunciaron la semana pasada que el fármaco desarrollaba efectos adversos en los pacientes: “El deber del médico, si el producto tiene efectos secundarios o no tiene el efecto deseado, es activar inmediatamente el protocolo de farmacovigilancia. Y el Instituto Nacional de Higiene se aboca a analizar el producto”. Asegura que la empresa que representa no ha recibido reportes ni del INH ni de médicos en cuanto a problemas con ese medicamento.

La Asparaginasa es utilizada para el tratamiento de las leucemias linfoblásticas y mieloblásticas. Los efectos secundarios registrados en la literatura incluyen náuseas, vómitos, pérdida del apetito, pérdida de peso, cansancio, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, mareos y otros más graves como dolor de estómago o espalda, convulsiones, alucinaciones, dificultad para respirar, dolor en el pecho, entre otros.

Los protocolos para el tratamiento del cáncer se realizan con varios medicamentos al mismo tiempo, por lo que Laprea pide que se verifique si realmente es la Asparaginasa la que ocasiona los efectos adversos y que se descarten errores en el almacenamiento y la mezcla de las terapias.

Mostró la documentación con la que cuenta el laboratorio que representa para importar entre 5.000 y 6.000 unidades anuales del medicamento L-Asparaginasa: un poder de distribución que le otorgó la casa fabricante en China, un informe de buena práctica de manufactura, los certificados de análisis del medicamento de China y los permisos de importación del Ministerio de Salud. El 19 de enero de 2015 solicitaron la renovación de condición del medicamento de servicio de la Asparraginasa, el documento fue firmado por la ex ministra de Salud Nancy Pérez Sierra.

Para el 8 de diciembre la deuda del gobierno por concepto de medicamentos oncológicos ascendía a 2.520.000 dólares, aseguró Laprea, por lo que las casas fabricantes de ácido zoledrónico, Imatinib, Letrozol y Leuprolide se negaron a venderlos a Venezuela, a menos que se cumplan ciertas condiciones que garanticen la liquidación de las divisas para la cancelación del precio total. Lapreven no los importará en 2016 y desconocen si lo hará otro laboratorio.