• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Una intervención desconocería los logros de la Universidad Nacional Abierta”

Manuel Castro Pereira, rector de la Universidad Nacional Abierta/Omar Veliz

Manuel Castro Pereira, rector de la Universidad Nacional Abierta/Omar Veliz

El rector Manuel Castro Pereira señaló que el Consejo Superior que improbó la Memoria y Cuenta de los últimos tres años se extralimita en sus funciones. Solicitó al Ministerio de Educación Universitaria la revisión de sus actividades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La improbación por tercera ocasión consecutiva de la Memoria y Cuenta de la

Universidad Nacional Abierta mantiene en vilo a la comunidad universitaria que escogió esa casa de estudios a distancia como una alternativa para su profesionalización.

El rector Manuel Castro Pereira asegura que la universidad no está intervenida. Denunció que el Consejo Superior, encargado del diseño de estrategias y reglamentos internos, se extralimita en sus funciones y es corresponsable de sus problemas.

En la reunión del Consejo Nacional de Universidades del pasado 25 de octubre, la ministra Yadira Córdova sorprendió con el nombramiento de una comisión que evaluará los documentos de 2009, 2010 y 2011 para decidir sobre el destino de la UNA. Las conclusiones del informe elaborado por dos miembros de la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios, dos integrantes de la Asociación de Rectores Bolivarianos, el consultor jurídico del CNU y la abogada del MEU se conocerán el próximo 9 de noviembre.

-¿Cuál es la situación de la UNA? ¿Está intervenida actualmente?

-La comunidad rechaza cualquier intento de intervención. Aquí en este momento no la hay. Aquí ellos (el ministerio) no han intervenido, no han mandado a nadie, hay esta actuación que simula una intervención. Estamos abiertos para que vengan e investiguen, pero tienen que entender que si nos intervienen, perdemos todos. Era tiempo de nombrar una comisión que evalúe la desviación que, a mi modo de ver, tiene las funciones que está cumpliendo el Consejo Superior. Si aquí hay baja de alumnos ellos son responsables igual que lo soy yo, si hay un problema de evaluación son responsables porque formaron parte de equipos directivos en otros momentos. El ente planificador, de evaluación institucional lo dirigen ellos. ¿Por qué no han actuado? Yo ejecuto los programas operativos que el Estado me obliga y entrego los reportes que me piden.

-¿Qué facultades tiene el consejo para improbar las cuentas que rinde el rectorado?

-El consejo es un ente regulador y planificador. Los miembros ya tienen dos años. Son designados por el Ministerio de Educación Universitaria. Las instancias que debieron ser consultadas para su conformación no lo fueron. Algunos fueron designados por el ministro anterior. Pero es la ministra Córdova quien recibe las credenciales. Hay un mecanismo interno de nombramiento. Es discrecional. El representante del Ministerio de Ciencia y Tecnología, por ejemplo, lo nombró ella. El consejo en su estructura no es legítimo. Su finalidad es la señalada en la Constitución, que sean las fuerzas vivas de la comunidad las que estén allí para que nos den luces hacia donde vamos. Pero si es de la misma universidad es todas menos una. El consejo actualmente es más personal que institucional.

-¿Por qué improbaron los reportes de los últimos tres años?

-No hay una razón. En 2009, la improbaron. En 2010, entregamos la memoria y cuenta. No hubo discusión e inmediato presentaron un informe en el que la desaprobaron. La misión de ellos en todo caso es aprobar observaciones porque son un mecanismo regulador de la calidad. En 2011, antes de que nosotros la hubiéramos entregado, ya se habían pronunciado contra ella. La semana antepasada, la ministra Yadira Córdova debido a la información que le llegó del consejo, formó una comisión de rectores para revisar los documentos. El Consejo Superior perdió la brújula hace dos años. ¿Cómo un ente que no planificó puede evaluar los hechos?

-¿Cuáles son las consecuencias de esas acciones para la universidad?

-Ninguna. Allí se presenta un informe de lo que fue tu trabajo. Si habías avisado en el plan operativo que ibas a hacer un proyecto te piden cuentas sobre el dinero gastado. Hasta ahí llega. Es un mecanismo de control no de la calidad, sino de lo planificado. Pero paralelamente tiene que decir hacia dónde vamos y no lo dicen. El futuro de esta universidad depende de un Consejo Superior de avanzada, de gente brillante, preparada pero no de una sola línea.

Frente a tanta evidencia negativa la ministra puede tomar una decisión sobre la universidad, que ojalá no la tome porque no hay motivo. Hay presiones, yo la entiendo. Puede haber errores, si los hay, vamos a corregirlos. Una intervención desconocería los logros de la Universidad Nacional Abierta, significa que venga un equipo totalmente nuevo, sin cumplir los procesos, impuesto. Esta universidad no lo merece. Aquí hay asamblea multitudinaria de los gremios bien unidos, y ellos reclaman que la universidad sea tratada justamente, como debe ser. La ministra, de buena fe, oyó una información pero no ha oído a la otra parte. No se trata de proteger a una autoridad o un cargo, sino a una universidad.

 Presupuesto

El rector de la UNA destacó que esa casa de estudios recibirá en 2013 la mitad del presupuesto solicitado a la OPSU. “Solicitamos 500 millones de bolívares y aprobaron 250 millones de bolívares”. Reconoció que es un monto más alto que el de años anteriores pero es deficitario, lo que acrecienta la provisión de papel y tinta para los libros.

“No tenemos comedor ni transporte, pero la dotación de papel para nosotros es sagrada, porque el libro es el medio maestro, donde el alumno pasa a ser el propio gestor de su proceso de aprendizaje”, dijo.