• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

No indemnizarán a hermano de Pablo Escobar por perder un ojo en la cárcel

La sección tercera del máximo tribunal administrativo de Colombia informó, a través de su sitio web, que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) "no es responsable de los daños sufridos (por Roberto Escobar) dentro del establecimiento carcelario"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hermano del fallecido capo colombiano Pablo Escobar conocido con el alias de "El Osito" no será indemnizado con unos 300 millones de pesos (unos 160.150 dólares) por perder un ojo durante un atentado en la cárcel, según una decisión divulgada hoy por el Consejo de Estado de Colombia.

La sección tercera del máximo tribunal administrativo del país informó en su página de internet de que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) "no es responsable de los daños sufridos (por Roberto Escobar) dentro del establecimiento carcelario".

El Consejo de Estado rechazó así la apelación de la familia Escobar para aumentar la cifra de la indemnización y revocó la condena dictada por un tribunal de Antioquia que obligaba al Inpec a pagar 300 millones de pesos a Escobar.

El ponente del caso, el magistrado Enrique Gil, adujo que aunque "El Osito" "se encontraba bajo la seguridad y protección del Inpec, la entidad no es responsable de los daños sufridos dentro del establecimiento carcelario porque él asumió su propio riesgo al solicitar (...) que su correspondencia no fuera revisada".

En diciembre de 1993 "El Osito" estaba recluido en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí, cercana a la ciudad colombiana de Medellín, cuando recibió una "carta bomba" que al estallar le causó un "impedimento total de su visión que no le permite realizar cualquier tipo de actividad", según los informes forenses.

Además, remarcó que el lesionado era una persona responsable y capacitada para calcular el riesgo al que se exponía.

La Justicia le atribuyó a "El Osito" un papel importante en la organización de la logística y del grupo de sicarios del Cartel de Medellín, que dirigía su hermano Pablo, entre 1987 y 1988.

Medio ciego y medio sordo como consecuencia del atentado y tras haber pasado décadas en la cárcel, "El Osito" administra ahora la polémica ruta turística por el Medellín de Pablo Escobar.