• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

Mientras más pobre, más bajo

Mientras más pobre, más bajo| Ilustración: RA

Mientras más pobre, más bajo| Ilustración: RA

Educación: 5 propuestas para salir del desastre: Visitó Ciudad Guayana como ponente del foro Perspectivas y propuestas educativas para Venezuela. En la actividad, el ex rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) compartió una serie de propuestas para mejorar la calidad educativa del país.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“La gran emergencia nacional es la baja calidad educativa del país, mientras más pobre sea la población, más baja es la calidad educativa en Venezuela”, destacó el catedrático.

Ugalde opina que la consulta por la calidad educativa, promovida por el Ministerio de Educación, no es necesaria para mejorar la educación, pues si la intención del Gobierno nacional es una enseñanza de calidad debe existir una política de Estado que permita corregir los errores cometidos y trabajar para mejorar el sistema educativo.

Considera que ya los padres, docentes, alumnos y hasta el mismo gobierno conocen los males que afectan a los 29 mil planteles de todo el país: poca inversión, infraestructura deficiente, inseguridad, entre otros.

“El método es bueno para crear un clima de diálogo sobre los temas, pero si de verdad se quiere mejorar la calidad de la educación esa consulta no es necesaria, porque ya se sabe lo que ocurre, por decir un solo punto, los docentes, maestros y profesores están por los suelos, desde el punto de vista económico, anímico, hay poca motivación, eso hay que mejorarlo”.

Indica que hay variables que deben ser atendidas de inmediato, por ejemplo aumentar la inversión en materia de educación. “Si el Estado considera que la educación es una prioridad debe tener un financiamiento prioritario y dotación, se debe dejar de invertir en armas para hacerlo en la educación”.

Otras propuestas

El padre Ugalde presentó cinco propuestas para mejorar la calidad de educación en Venezuela. Tomó como punto de partida para su intervención el artículo 102 de la Constitución que establece “la educación es un derecho humano y un deber social fundamental, es democrática, gratuita y obligatoria (...) la educación es un servicio público y está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento”.

“El espíritu democrático que afirma la constitución es fundamental para la educación; todas las corrientes del pensamiento deben ser respetadas”, subrayó.

Para el sacerdote existe una triada importante para mejorar la educación: familia, sociedad y Estado. Estos tres aspectos deben conjugarse para trabajar juntos en la formación de los estudiantes, quienes son el futuro del país.

Otra propuesta del padre Ugalde es que la educación de calidad debe ser igual a educadores de calidad, para ello deben mejorar las condiciones sociales y económicas de estos profesionales, para motivar a los jóvenes bachilleres a graduarse de educadores.

“Hoy, un profesor universitario en Venezuela gana menos de la tercera parte de lo que gana un profesor en Colombia, en términos reales el empobrecimiento del docente es terrible, eso debe mejorarse para que la vocación de educadores sea la más buscada por los jóvenes”.

Esta propuesta viene unida a la cuarta que es: educación de calidad igual a directores de calidad. Ugalde señala que es importante que los directores estén preparados para enfrentarse al reto de coordinar un plantel, además de lidiar con la presión ideológica del gobierno y los consejos educativos.

La última propuesta es apostar al talento productivo-creativo del alumno, que la educación esté orientada para que el muchacho descubra las capacidades que no pensaba que tenía y lo desarrolle para su futuro.

“La creatividad y el emprendimiento es la verdadera riqueza del país, la ineficiencia es un crimen, quizás el mejor violinista esté entre nosotros, pero si no lo descubre, no lo sabrá, estas propuestas son muy claras y todas factibles”, explica Ugalde.

Resolución 058

Ugalde fue muy enfático en oponerse a la resolución 059, para él “es inviable y contraproducente”, considera que no tiene los elementos que se ajusten al sistema democrático del país.

“Para mejorar la educación debe haber una política desde arriba, si mi política es imitar el modelo totalitario cubano en la educación, el fracaso está garantizado y la población no va aceptar esto, yo creo que en ese sentido hay gente en el gobierno sensata y cae en la cuenta que empeñarse en eso es un error muy grave”, dijo.