• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

La conversión de Raúl Castro

La religión en Cuba era perseguida - Foto: Iglesia

La religión en Cuba era perseguida - Foto: Iglesia

El cubano Raúl Castro, presidente de uno de los últimos países comunistas del mundo, se mostró el domingo tan impresionado por el papa Francisco que aseguró que no descarta volver a abrazar el catolicismo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Leo todos los discursos del Papa”, confesó Castro en una rueda de prensa con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, con quien se reunió tras mantener una audiencia privada en el Vaticano.

“Si el Papa sigue hablando así, tarde o temprano empezaré a rezar otra vez y volveré a la Iglesia católica, y no es broma”, afirmó el hermano del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro.

El heredero del trono de San Pedro recibió a Raúl Castro por la mañana en el Aula Pablo VI y tras 55 minutos de conversaciones -bastante más de lo habitual- en las que hablaron de la organización de la visita del pontífice a Cuba en septiembre, se despidieron estrechándose larga y cordialmente la mano, informó Radio Vaticano.

Además de hablar sobre la visita papal, Castro le agradeció al Pontífice su papel como mediador en el histórico acercamiento que protagonizan Estados Unidos y Cuba desde el pasado diciembre.

Puntos en común

Como regalo, Castro entregó a Francisco una medalla conmemorativa de los 200 años de la Catedral de La Habana, de las que sólo se han fabricado 25, y un cuadro del artista cubano Kacho, presente en la delegación e inspirado en el compromiso del pontífice con los refugiados y su viaje en julio de 2013 a la isla italiana de Lampedusa. A cambio, el presidente cubano recibió una medalla de San Martín y una copia de la encíclica del Papa.

Francisco es el primer pontífice latinoamericano en la historia de la Iglesia católica y tiene fama de defensor de los derechos sociales y crítico del capitalismo salvaje, por lo que cuenta con buenas herramientas para entenderse con los líderes de La Habana.

En una entrevista en enero con el diario italiano “La Stampa”, Bergoglio dijo que preocuparse por los pobres “es una tradición de la Iglesia, no es una invención del comunismo”.

Sentir jesuita

Castro dijo sentirse impresionado por “la sabiduría, modestia y todas las virtudes que ya conocemos” del religioso, y bromeó sobre su educación jesuita, orden a la que pertenece Francisco. “Le dije que había asistido a muchas más misas que él”.

“Cuando el Papa venga a Cuba en septiembre prometo ir a todas sus misas, y con gran placer”, señaló el mandatario, de 83 años.

Las fechas exactas de la visita del Papa a Cuba no han sido aún confirmadas, pero es seguro que hará escala en la isla en su camino a Estados Unidos. La fecha prevista de llegada a Washington es el 23 de septiembre, y luego se trasladará también a Nueva York y Filadelfia.

El último papa que estuvo en Cuba fue Benedicto XVI en 2012. Juan Pablo II viajó a la isla en 1998, en una gira histórica que mejoró de manera clave las relaciones del gobierno cubano con la Iglesia católica.

La influencia de la Iglesia en la Cuba secular ha ido creciendo en los últimos años y se ha convertido en un interlocutor regular del gobierno de Castro. En 2010 medió para que fueran liberados unos 100 presos políticos.

Más cambios

Raúl Castro es el segundo presidente cubano que visita el Vaticano. Su hermano Fidel estuvo en 1996, cuando se reunió con Juan Pablo II.

El mandatario cubano hizo escala en Roma en su vuelo de regreso de Moscú, donde participó en las celebraciones por el 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial. El evento fue boicoteado por la mayoría de líderes occidentales como protesta por el papel de Rusia en el conflicto en Ucrania.

Sin aceptar preguntas de los periodistas, tras su encuentro con el primer ministro Renzi el dirigente cubano dijo que espera que Italia ayude a la isla a terminar las negociaciones sobre un acuerdo histórico de cooperación con la Unión Europea (UE) a finales de 2015, y elogió al presidente estadounidense, Barack Obama, por proponer quitar a la isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

“Quizás el 28 de mayo el Senado (estadounidense) nos quite de la famosa lista de países terroristas”, señaló. “Nunca debimos ser incluidos en ella”.