• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

Dos años más de crisis social… por lo menos

Ilustración: RA

Ilustración: RA

Luis Pedro España, Catedrático de la UCAB, prevé que en dos años Venezuela tendrá los mismos niveles de pobreza que tenía en 1999

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“No puede existir solución a un problema que no se conoce”. Con base en esta afirmación, el sociólogo venezolano Luis Pedro España, director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Ucab, analiza la situación de Venezuela de cara al aumento de la pobreza.
Las dependencias del Gobierno nacional presentan sus estadísticas, pero las universidades del país tienen sus propios números.
El diagnóstico del mapa social venezolano, según España, muestra que “desde el 2008 la reducción de la pobreza se estancó.
Podríamos decir que más de un tercio de los venezolanos están en situación de pobreza y por lo menos el 12 por ciento está en situación de pobreza crítica”.

Lo más preocupante para el experto no es la fotografía de la realidad en este 2014. “Lo más importante es que en el horizonte previsible por lo menos hasta el 2016 la crisis social va a aumentar (…).

Es probable que lleguemos al 2016 con niveles de pobreza iguales o mayores a los que teníamos cuando comenzó esta administración en el año 1999″.

Situación que el sociólogo adjudica al hecho de que “todas las correcciones económicas que habría que hacer, el Gobierno las está haciendo a paso de sus dilaciones políticas y sus consensos políticos, y eso nos va a llevar a tener aumento de la pobreza”.

La solución

Dos propuestas hacen los sociólogos, entendiendo que los problemas de Venezuela no parten de la “injusticia social”, sino de la falta de producción.

“Por lo tanto ese primer abordaje es entender que las soluciones tienen que estar encaminadas hacia la producción de bienes y servicios con los cuales satisfacer necesidades sociales. Es un primer encaramiento al problema”, asegura Luis Pedro España.

Otro aspecto que resulta fundamental para España es la recuperación de la institucionalidad, sin asumir que “la falta de voluntad o de echarle pichón a las cosas es lo que hace falta en el país”. Cree que el Ejecutivo “no va a alcanzar los logros si no lo hace sobre bases de instituciones, sino en base a personas, porque la situación en los últimos años se ha empeorado porque el país sustituyó sus instituciones por liderazgos mesiánicos”.