• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

Urosa: “¿Dónde está el Estado…?”

 "No podemos transitar el camino de la violencia¨...

"No podemos transitar el camino de la violencia¨...

 “No hay que caer en el linchamiento, eso es algo criminal es ir a la barbarie absoluta y no debemos dejarnos llevar por eso. Si bien hay impunidad hay que entregar a los delincuentes a las fuerzas del Estado, a los tribunales, a los jueces, para que estos actúen conforme a las leyes. No puede el pueblo bueno convertirse en asesino y dejarse llevar por la rabia".

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Feligreses vestidos de morado, en sillas de ruedas, con muletas, cargando bebés recién nacidos, con cruces de madera, descalzos y arrodillados estaban en el templo para venerar al Nazareno.

Muchos estuvieron más de dos horas bajo el sol en las colas que se formaron alrededor de la basílica para poder ingresar. Y una vez dentro del templo los fieles se tardaban más de 20 minutos para desplazarse hasta el centro del recinto y poder observar de frente la imagen más emblemática de la Semana Santa caraqueña, el Nazareno de San Pablo.

Durante la homilía, Urosa recordó a los fieles que creer en Jesucristo y seguirlo es vivir de acuerdo a su palabra. "Nuestro Señor es exigente y nos pide rechazar la oscuridad del pecado.

Esto significa rechazar el alcoholismo, el relajo afectivo sexual, el narcotráfico y la droga que está manifestando en Venezuela un poder asombroso que el Gobierno tiene que tumbar. Pidámosle al Señor y al Gobierno que tumben el poder de la droga".

Hizo un llamado a los feligreses a rechazar la pornografía infantil, la corrupción administrativa, el robo del pueblo por el pueblo. "El bachaqueo es algo malo y debe desaparecer", dijo, al tiempo que oró por tantas familias divididas por el odio, por el resentimiento y por el divorcio.

El arzobispo de Caracas recordó a los devotos reunidos en torno al Nazareno que tener una buena familia cristiana es un tesoro. Reiteró en varias oportunidades la necesidad de rechazar el relajo afectivo sexual "que hace tanto daño sobre todo a las mujeres. Debemos combatir el embarazo precoz, dónde están las mamás de esas niñas, por qué no las educan, una niña no puede estar sometida a la actividad sexual, tenemos que cambiar eso". Instó a los medios de comunicación y a los artistas a no estimular con sus mensajes esa realidad.

Recordando el asesinato de los 17 mineros en Tumeremo se preguntó: "¿Dónde están las fuerzas de seguridad del Estado que deben proteger la vida de los venezolanos?. Las bandas están actuando a sus anchas y pareciera que no hubiera capacidad para dominarlos y controlarlos, para meterlos en cintura".

Exhortó al ciudadano común a no dejarse llevar por la tentación de la violencia. "No podemos transitar el camino de la violencia sino el del encuentro, la armonía, el perdón, la reconciliación, la paz. No hay que caer en el linchamiento, eso es algo criminal es ir a la barbarie absoluta y no debemos dejarnos llevar por eso. Si bien hay impunidad hay que entregar a los delincuentes a las fuerzas del Estado, a los tribunales, a los jueces, para que estos actúen conforme a las leyes. No puede el pueblo bueno convertirse en asesino y dejarse llevar por la rabia".

Caracas.- A propósito de la conmemoración del Nazareno de San Pablo, el Cardenal Arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, recordó este Miércoles Santo el legado de Jesús: "El que me siga no camina en las tinieblas, sino tendrá la luz de la vida".

"El mensaje fundamental de la Iglesia es seguir a Jesucristo. Seguir a Jesús significa dejar a un lado la droga, la corrupción administrativa, el narcotráfico, el odio y la búsqueda del dinero por sobre todas las cosas. Seguir a Jesucristo significa amar al prójimo como a nosotros mismos El que siga a Jesucristo tendrá la luz de la vida", declaró el Cardenal Urosa Savino.

Desde la Basílica de Santa Teresa en Caracas, dijo que el "Gobierno tiene la obligación moral, constitucional y legal de proteger la vida y el patrimonio de los venezolanos". En este sentido indicó que  "las calles deben estar en manos de los ciudadanos, no en manos de delincuentes.

 Destacó que la delincuencia ha afectado las actividades de la iglesia católica.  "La gente es muy inteligente y si ve peligro no sale en la madrugada, por eso el Gobierno debe tomar las medidas", manifestó

Expresó que los funcionarios públicos "deben meter presos a los ladrones y asesinos" al referirse a la masacre de Tumeremo, Estado Bolívar, y a su vez, agregó que el Obispo de Guayana fue uno de los primeros "en apoyar a los familiares y verificar la situación".

Con respecto a la situación de desabastecimiento que afecta al país, Urosa Savino afirmó que "hay mucha angustia en el corazón de los venezolanos".

"El problema de la escasez de alimentos, el problema de la delincuencia, los ciudadanos no saben qué hacer. El Gobierno debe tomar las medidas necesarias para que cese la escasez y la plata le alcance a los ciudadanos", recalcó.