• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

“Problemas de salud”

El gobierno no quiere ver la realidad del país - Foto: Iglesia

El gobierno no quiere ver la realidad del país - Foto: Iglesia

Para el momento de escribir estas notas oficialmente se anunciaba la cancelación del viaje a Roma de quien ejerce la jefatura del gobierno, Nicolás Maduro.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

OSWALDO ÁLVAREZ PAZ   -

Se explicaron razones de salud. Entre otras una supuesta “otitis” que le impide viajar en avión, según prescripción médica.

En esta visita estaban previstos algunos eventos.

La importantísima audiencia privada con SS Francisco era quizás la más importante de todas, la que más expectativas había generado.

Lo demás será cubierto por el vicepresidente Arreaza relativa a supuestos o reales reconocimientos que la FAO haría al régimen por sus “logros” en alimentación y salud de la población.

Sinceramente creo que Maduro le sacó el cuerpo al Papa por temor a la clara posición pontificia sobre la libertad, la democracia y, en especial, sobre los derechos humanos.

A lo segundo, creo que lo hizo por miedo a un nuevo ridículo histórico que en segundos le daría la vuelta al mundo.

No es una simple otitis.

El verdadero problema es que Maduro está sordo, no oye y cuando lo logra no entiende o entiende mal.

También está ciego de bola, algo más que presbicia, porque no ve de cerca ni de lejos y cuando detecta algo, tampoco logra entender lo que la realidad le muestra cada día con más fuerza.

La Venezuela que nunca tuvo bajo control real se le va de las manos. No sabe que hacer para manejar la crisis, mucho menos para superarla. Está perdido gracias a su sectarismo incompetente a todas luces y a un entorno probadamente corruptor y corrompido.

Venezuela no se merece esto. Si se trata de un castigo, diríamos que al castigador se le pasó la mano. Ya basta.

Este triplete Chávez-Maduro-Cabello pasará a la historia como la peor tragedia sufrida desde la Conquista hasta nuestros días. Sin Derecho no hay Justicia ni derechos. Allí están los presos políticos. Tanto los líderes como Leopoldo López, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma como los otros, los olvidados luego de meses y años en prisión o en el exilio involuntario. Los policías metropolitanos, los comisarios Guevara y muchos más entre los cuales, no son los únicos, mencionaré a los Baduel, padre e hijo, y a Víctor Manuel García. Mi solidaridad total con ellos. ¿Cómo explicarlo al mundo? Maduro no puede.

 Maduro canceló el viaje a Roma para evitar la mediación del Papa por los presos

Pablo Ordaz  - EL PAIS.es - Roma :- Una fotografía con Jorge Mario

Bergoglio vale un Potosí. Pero, por la misma razón, una reprimenda del Papa puede convertirse en una losa muy pesada de soportar para un líder político en entredicho.

Tanto fuentes del Vaticano como de la oposición venezolana consideran que los problemas de salud —una gripe y una otitis— alegados por Nicolás Maduro para cancelar su viaje a Roma son en realidad una excusa para evitar que Francisco le pidiera personalmente la liberación de los presos políticos.

Desde hace meses, la ambiciosa agenda diplomática del Papa, que ha recibido el apoyo público de Barack Obama y Raúl Castro, tiene a Venezuela en un lugar preferente de sus preocupaciones. Los diplomáticos del Vaticano —cuyo jefe, el secretario de Estado Pietro Parolin, fue nuncio en aquel país— se desesperan ante la cerrazón del Gobierno de Nicolás Maduro.

“Ni un gesto de distensión”, explican fuentes del Vaticano, “ni la liberación de un preso, ni siquiera la posibilidad de una mediación externa; jamás hubiéramos pensado que, mientras Cuba y EE UU se van acercando, la situación de Venezuela sigue complicándose. Pero desde Roma no vamos a dejar de poner todo nuestro esfuerzo por la reconciliación de un pueblo tan querido”.

La espantada de Maduro ha supuesto, por tanto, un último jarro de agua fría, si bien el Vaticano ha dado por buena la excusa y no cejará en su intento de seguir mediando en el conflicto entre el Gobierno bolivariano y la oposición.

 

Lückert criticó 

El Arzobispo de Coro Roberto Lückert, comentó sobre la suspensión de la audiencia prevista entre el Presidente Nicolás Maduro y el papa Francisco en la Ciudad del Vaticano

Lückert lamentó que no se concretara la audiencia con el papa. “Yo creo que oficialmente el presidente Maduro iba al Vaticano a invitar al Santo Padre a nuestro país y para que él nos visite tiene que haber una invitación del presidente apoyada por la Conferencia Episcopal y que hasta este momento no se ha realizado”.

Sostuvo que el gobierno nacional “no quiere ver la realidad del país que se le escapa de las manos".

"De todas las violaciones está enterado el Santo Padre; él me manifestó su preocupación por Venezuela y del mundo y el está informado por nuestro interlocutor en Roma, él sabe que necesitamos ayuda pero cómo la ofrece si el gobierno no quiere escuchar a nadie”, concluyó.