• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

“Permitan a la Iglesia traer alimentos y medicinas”

Se agudiza la situación que vive el país

Se agudiza la situación que vive el país

La CEV:  “La Ley de amnistía es un clamor nacional e internacional y una contribución a la distensión social. Desconocer a la Asamblea Nacional es desconocer y pisotear la voluntad de la mayoría del pueblo”, afirmó el Episcopado.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Eduardo Berdejo  (ACI).- Ante la grave crisis económica que sufre el país, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), exhortó este miércoles al gobierno de Nicolás Maduro que permita a la Iglesia –a través de Cáritas–, y otras organizaciones privadas, “traer alimentos, medicinas y otros insumos necesarios” para poder satisfacer las urgentes necesidades de la población.

Venezuela enfrenta desde hace más de dos años una creciente crisis económica, reflejada en la escasez de alimentos, medicinas y otros productos de primera necesidad. El episodio más reciente ha sido el recorte del servicio eléctrico cuatro horas al día en varias partes del país, incluidos algunos sectores de Caracas. Además, como consecuencia, Maduro dictó que los trabajadores del sector público solo trabajen dos días a la semana.

El estudio Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi), elaborado en agosto y septiembre de 2015 por las universidades públicas Central y Simón Bolívar, y la privada Católica Andrés Bello, reveló que para el 87% de los venezolanos sus ingresos son insuficientes para comprar alimentos.

Este informe fue divulgado en marzo pasado. El 12% de los encuestados dijo que solo ingiere dos o menos comidas al día.

En su comunicado, los obispos advirtieron que nunca antes Venezuela –el país con las mayores reservas de petróleo–, había sufrido “la extrema carencia de bienes y productos básicos para la alimentación y la salud”, junto al “recrudecimiento de la delincuencia asesina e inhumana, el racionamiento inestable de la luz y el agua y la profunda corrupción en todos los niveles del Gobierno y la sociedad”. “La ideologización y el pragmatismo manipulador agudizan esta situación”, advirtieron.

Medios locales y extranjeros informaron que en los últimos días se registraron saqueos en ciudades como Caracas y Maracaibo. Según el diario El Nacional, en Maracaibo hubo al menos seis saqueos el lunes 25 durante las protestas por los cortes de electricidad.

En la madrugada del miércoles también sucedieron saqueos en Caracas. Maduro ordenó anoche reprimir cualquier acto de violencia y protesta.

Ante esta situación, los obispos recordaron al gobierno su deber de “favorecer todas las formas de ayuda a los ciudadanos” para superar la escasez. En ese sentido, señalaron que “es apremiante la autorización a instituciones privadas del país, como Cáritas y otros programas de diferentes confesiones religiosas (...), para que podamos traer alimentos, medicinas y otros insumos necesarios, provenientes de ayudas nacionales e internacionales, y organizar redes de distribución a fin de satisfacer las urgentes necesidades de la gente”.

Además, hicieron un llamado “a todos los que se aprovechan de la situación de escasez y carestía por la que atravesamos los venezolanos”, especulando con los precios, o quienes “abusando de su autoridad, exigen pagos que no les corresponden”.

“Tal proceder es moralmente inaceptable y hace evidente la falta de valores éticos en sus vidas. Aprovecharse de la necesidad ajena para lucrarse es un crimen y un pecado mortal”, advirtieron.

Ley de amnistía

En su comunicado, la CEV también abordó la ley de amnistía aprobada por la Asamblea Nacional –liderada por la oposición–, para liberar a los presos políticos. Un texto que es rechazado por Nicolás Maduro. “La Ley de amnistía es un clamor nacional e internacional y una contribución a la distensión social. Desconocer a la Asamblea Nacional es desconocer y pisotear la voluntad de la mayoría del pueblo”, afirmó el Episcopado.

Los obispos exhortaron a los poderes públicos a escuchar “con respeto la voz del pueblo, las diversas expresiones de sus múltiples necesidades y sus justos reclamos”.

“Tanto los líderes del oficialismo como los de la oposición deben expresar su seria preocupación por todo el pueblo, sin dejarse llevar por intereses partidistas y particulares. Es hora de demostrar que se está en una actitud de defensa del bien común y de los verdaderos intereses de cada uno de los ciudadanos de Venezuela”, añadieron.

En ese sentido, exhortaron a la población a no dejarse “manipular por quienes le ofrezcan un cambio de situación por medio de la violencia social. Pero tampoco por quienes le exhortan a la resignación ni por quienes le obligan con amenazas al silencio (...). La violencia, la resignación y la desesperanza son graves peligros para la democracia”.

“Nunca debemos ser ciudadanos pasivos y conformistas, sino sujetos conscientes de nuestra propia y calamitosa realidad; sujetos pacíficos, pero activos y, en consecuencia, actuar como protagonistas de las transformaciones de nuestra historia y nuestra cultura. ¡El Evangelio nos reclama eficacia!”, afirmaron.

Finalmente, tras alentar a los católicos a iluminar la realidad venezolana con la Doctrina Social de la Iglesia, la CEV invitó a ver y sentir “el paso del Señor en medio de nosotros” en estas “dificultades del presente y las sombras que oscurecen el porvenir”.

“Descubrirlo nos ayudará a actuar como ‘Testigos’ del Resucitado y edificar en Venezuela el Reino de Dios, de justicia, amor y paz, sabiendo que ‘si el Señor no construye la casa en vano se cansan los albañiles’. Para ello contamos con la intercesión de María de Coromoto, quien es Madre que nos acompaña y consuela y ‘estrella de la evangelización’”, concluyeron.

☻ Texto completo del COMUNICADO DE LA PRESIDENCIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA ANTE LA GRAVISIMA SITUACION DEL PAIS