• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

El Papa a los mexicanos: «Voy para ser un servidor de la fe de ustedes»

El Papa comienza la semana próxima su viaje a México

El Papa comienza la semana próxima su viaje a México

El Papa Francisco comienza la semana próxima su viaje apostólico a México. Del 12 al 17 de febrero visitará Ciudad de México, Ecatepec,Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de Las Casas, Morelia y Ciudad Juárez y rezará ante la Virgen de Guadalupe.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

(Notimex/SIC) Preguntas y respuestas del Santo Padre:

 

¿A que viene a México? ¿Qué nos viene a traer a México?

 

Lo que más me mueve a mí es: ¿qué voy a buscar a México? Yo voy a México no como un Rey Mago cargado de cosas para llevar, mensajes, ideas, soluciones a problemas,… Yo voy a México como un peregrino, voy a buscar en el pueblo mexicano, que me den algo… voy a buscar la riqueza de fe que tienen ustedes, voy a buscar contagiarme de esa riqueza de fe… Ustedes tienen una idiosincrasia, una manera de ser que es fruto de un camino muy largo, de una historia que se fue forjando lentamente, con dolores, con éxitos, con fracasos, con búsquedas, pero hay como un hilo conductor. Ustedes tienen mucha riqueza en el corazón y, sobre todo, ustedes no son un pueblo huérfano porque se glorían de tener Madre, y cuando un hombre, o una mujer, o un pueblo no se olvida de su Madre, te da una riqueza que vos no la podés describir, la recibís, la transmitís. Bueno, yo voy a buscar un poco todo eso en ustedes. Un pueblo que no se olvida de su Madre, esa madre mestiza, esa madre que lo forjó en la esperanza.

 

¿Que representa para el Papa la Virgen de Guadalupe?

Seguridad, ternura. Cuántas veces estoy con miedo de algún problema o que ha sucedido algo feo y uno no sabe como reaccionar, y le rezo, me gusta repetirme a mí mismo: «No tengas miedo, ¿acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre?». Son palabras de Ella: «No tengas miedo»… Siento eso, que es Madre, que cuida, que protege, que lleva adelante un pueblo, que lleva adelante una familia, que da calor de hogar, que acaricia con ternura y que te quita el miedo..Dice mucho, es una imagen »decidora», la imagen de una Madre que cobija, que cuida, que está metida en su pueblo, con la tez de su pueblo. Eso es lo que siento delante de Ella. … Lo que pediría es ? pero como un favor, a ustedes- que esta vez, que va a ser la tercera que piso suelo mexicano, me dejen un ratito sólo delante de la imagen. Es el favor que les pido.

 

¿Cómo nos ayudaría a afrontar esta violencia que está pasando aquí?

Violencia, corrupción, guerra, niños que no pueden ir a la escuela por sus países en guerra, tráfico, fabricantes de armas que venden armas para que las guerras en el mundo puedan seguir?: más o menos éste es el clima que hoy vivimos en el mundo, y ustedes están viviendo su pedacito, su pedacito de «guerra» entre comillas, su pedacito de sufrimiento, de violencia, de tráfico organizado. …Si yo voy ahí, es para recibir lo mejor de ustedes y para rezar con ustedes, para que los problemas… que ustedes saben que está sucediendo, se solucionen, porque el México de la violencia, el México de la corrupción, el México del tráfico de drogas, el México de los carteles, no es el México que quiere nuestra Madre, y, por supuesto que yo no quiero tapar nada de eso, al contrario, exhortarlos a la lucha de todos los días contra la corrupción, contra el tráfico, contra la guerra, contra la desunión, contra el crimen organizado, contra la trata de personas.

«Que nos traiga un poco de paz» – decía alguno de ustedes. La paz es algo que hay que trabajarla todos los días, es más -yo diría una palabra que parece una contradicción-, ¡la paz hay que pelearla todos los días!, hay que combatir todos los días por la paz, no por la guerra. Sembrar mansedumbre, entendimiento, sembrar paz. San Francisco rezaba: «Señor, hacé de mí un instrumento de tu paz». Quisiera ser en México un instrumento de paz, pero con todos ustedes. .. Y ¿cómo se amasa la paz? La paz es un trabajo artesanal, … que se amasa con las manos, desde cómo educo yo a un chico, hasta cómo acaricio a un anciano, son todas semillas de paz… La paz nace de la ternura, la paz nace de la comprensión, la paz nace o se hace en el diálogo, no en la ruptura, y ésta es la palabra clave, el dialogo: diálogo entre los dirigentes, diálogo con el pueblo y diálogo entre todo el pueblo….No tenerle miedo a escuchar al otro, a ver qué razones tiene. Y, por favor, no entrar en ninguna, en ninguna trenza que por ganar dinero, me esclavice toda la vida en una guerra interior y me quite la libertad, porque la paz da libertad. Yo le voy a pedir a la Virgen, junto con ustedes, que les de esa paz, que la Guadalupana les regale la paz del corazón, de la familia, de la ciudad, y de todo el país.

 

¿Qué es lo que desearía y qué espera de nosotros?

Yo voy para servir, para eso, para ser un servidor de la fe de ustedes, porque para eso me hice cura… porque sentí esa vocación… para servir a la fe del pueblo. Pero esa fe tiene que crecer y salir hacía afuera y meterse en la vida de todos los días, una fe pública. Y la fe se hace fuerte cuando es pública, sobre todo…en los momentos de crisis… Que hay una crisis de fe en el mundo, es verdad. Pero también es verdad que hay una gran bendición y un deseo.. de que la fe salga hacia afuera, que la fe sea misionera, que la fe no sea enfrascada, como en una lata de conserva. Nuestra fe no es una fe de museo y la Iglesia un museo. Nuestra fe es una fe que nace del contacto, del diálogo con Jesucristo, nuestro Salvador, con el Señor… Si la fe no sale a la calle, no sirve, y que la fe salga a la calle no significa solamente hacer una procesión. Que la fe salga a la calle significa que yo en mi lugar de trabajo, en mi familia, en las cosas que hago en la universidad, en el colegio, me muestro como cristiano…. La fe tiene que ser callejera, como Jesús. Si yo les pregunto a ustedes: «¿En qué lugar pasó Jesús más tiempo de su vida?» ¡En la calle! predicando el Evangelio, dando testimonio… Nuestra fe nos tiene que empujar a salir y no quedarnos encerrados con nuestro Jesús, y no dejarlo salir, porque Jesús sale con nosotros, si nosotros no salimos, no sale…. Renovar la fe quiere decir hacerla salidora, hacerla callejera, que no le tenga miedo a los conflictos, sino que busque solucionar los conflictos familiares, escolares, sociales, económicos. La fe tiene que ser la inspiración mía a comprometerme con mí pueblo, y eso tiene sus riesgos, tiene sus peligros. Quisiera terminar robándole a la Madre sus palabras y que a través mío Ella se las diga a ustedes: «No tengan miedo de salir, no tengas miedo hijito, hijita mía, acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre».

 

El programa:

Notimex - El Papa Francisco tendrá 13 alocuciones –entre homilías, Ángelus y discursos en general- durante su visita apostólica en México de febrero próximo, según el programa difundido hoy por el Vaticano.

Tras el anuncio oficial, hecho por el Papa durante una misa en honor a la Virgen de Guadalupe en la Basílica de San Pedro, la sala de prensa de la Santa Sede difundió de inmediato el programa oficial y definitivo de la visita apostólica.

Jorge Mario Bergoglio estará en México casi seis días y visitará cuatro estados de la República (Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua) además del Distrito Federal. Ofrecerá cinco homilías, pronunciará un Ángelus y siete discursos genéricos.

El avión papal de la compañía Alitalia partirá el viernes 12 de febrero de 2016 a las 12:30 horas desde el aeropuerto “Leonardo Da Vinci” de Roma-Fiumicino con destino a la ciudad de México y hasta el día 18.

Tras un recorrido de 10 mil 244 kilómetros, la aeronave aterrizará por la tarde-noche en la capital mexicana donde el líder católico será recibido por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien estará acompañado por su familia y autoridades civiles y religiosas.

Ese encuentro será breve y no están previstos discursos, porque la ceremonia oficial de bienvenida tendrá lugar el sábado 13 de febrero a las 09:30 horas en el Palacio Nacional.

El Papa y el mandatario mexicano sostendrán una reunión privada, luego en torno a las 10:15 horas, Bergoglio dirigirá un mensaje a la nación ante autoridades políticas, representantes de la sociedad civil y del cuerpo diplomático.

Al salir del Palacio Nacional, el pontífice abordará el papamóvil para dar un recorrido entre la multitud que se congregará en el Zócalo de la ciudad, antes de dirigirse a la catedral metropolitana, donde sostendrá un encuentro con obispos del país, programado para las 11:30 horas.

Luego volverá a la sede de la nunciatura apostólica donde almorzará y por la tarde acudirá a la Basílica de Guadalupe para visitar a la Virgen y oficiar una misa prevista para las 17:00 horas.

La mañana del domingo 14 Francisco se trasladará a una gran explanada ubicada en el Centro de Estudios de Ecatepec, Estado de México, donde a las 10:30 celebrará una misa para más de 500 mil personas.

Ya de regreso a la ciudad de México visitará el Hospital Pediátrico “Federico Gómez” y participará en un encuentro con el mundo de la cultura en el Auditorio Nacional.

Un día después viajará por avión al estado de Chiapas, en el sur de México, donde aterrizará a las 09:15 horas en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez y de allí se trasladará de inmediato a San Cristóbal de las Casas en helicóptero.

A las 10:15 en el Centro Deportivo Municipal de esa ciudad presidirá una misa con las comunidades indígenas de Chiapas y al mediodía almorzará con representantes de diversas etnias. Por la tarde visitará la catedral, antes de regresar a Tuxtla.

En el estadio “Víctor Manuel Reyna” en Tuxtla Gutiérrez participará en un encuentro con familias y a las 18:10 hora local (00:10 GMT) regresará a la ciudad de México.

Todos los días de su estancia en el país latinoamericano, el Papa pernoctará en la sede de la nunciatura, en el Distrito Federal.

El martes 16 de febrero, el pontífice visitará la ciudad de Morelia, en el estado de Michoacán. A las 07:50 horas emprenderá vuelo hacia ese destino porque a las 10:00 celebrará la misa para sacerdotes, religiosos, religiosas, consagradas y seminaristas.

A las 15:15 visitará la catedral y a las 16:30 encabezará un encuentro con jóvenes en el estadio de futbol “José María Morelos y Pavón”, luego volverá a la capital del país.

El miércoles 17 será el último día de su visita apostólica en México, a las 08:35 horas emprenderá vuelo a Ciudad Juárez, en Chihuahua, en cuyo aeropuerto internacional “Abraham González” aterrizará en torno a las 10:00.

Una media hora después, su primera actividad será una visita al penitenciario Cereso 3, mientras al mediodía encabezará un encuentro con el mundo del trabajo en el Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua.

A las 16:00 horas está prevista una misa en un “centro ferial” y la ceremonia de despedida está programada unas tres horas después.

De allí el Papa volará directamente a Roma, donde su aterrizaje está previsto para la tarde del jueves 18.