• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

El Papa, México, fronteras y los migrantes

La frontera entre México y Estados Unidos - REUTERS

La frontera entre México y Estados Unidos - REUTERS

Lombardi presentó el próximo viaje del 12 al 18 de febrero, después de la histórica etapa en Cuba para reunirse con el Patriarca ruso Kiril. La visita a la cárcel y la misa en la frontera de Ciudad Juárez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

IACOPO SCARAMUZZI – Vatican Insider - Chiapas, y particularmente San Cristóbal de las Casas, en el sureste del país, el lunes 15 de febrero; Ciudad Juárez, en la frontera norte, el 17 de febrero: son dos de las etapas del viaje de Papa Francisco a México (del 12 al 18 de febrero), en las que demostrará su cercanía a los migrantes, los que entran al país desde la frontera con Guatemala y los que tratan de llegar a los Estados Unidos.

El viaje mexicano fue presentado en una conferencia de prensa por el vocero vaticano, el padre Federico Lombardi, después de haber anunciado el histórico encuentro, que se llevará a cabo pocas horas antes de que el Papa llegue a México, con el Patriarca de Moscú y todas las Rusias, Kiril en Cuba. La llegada a la Ciudad de México, desde La Habana (a tres horas de avión) será a las 19.30 del viernes 12 de febrero, como se había establecido en el programa.

Durante la primera jornada mexicana, el Papa permanecerá en la capital, mientras que durante los días siguientes Francisco se dirigirá, en diócesis que nunca visitaron sus predecesores, a Ecatepec, Tuxtla y San Cristóbal, Morelia y Ciudad Juárez, desde donde volará de regreso a Roma el miércoles 17 de febrero por la noche.

El sábado en la Ciudad de México el Papa irá a visitar al presidente Enrique Peña Nieto, a Palacio Nacional; se reunirá con él a las 9.30 de la mañana y a las 10.15 se reunirá con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático. A las 11.30, se reunirá con los obispos en la Catedral metropolitana. A las 17 visitará la Basílica de Guadalupe, en donde presidirá la misa con 15 o 20 mil personas. Después, antes de volver a la nunciatura a las 19.30, «quiere rezar —dijo Lombardi— en silencio, personal y privadamente», ante la imagen de la Virgen de Guadalupe, tan querida por él.

El domingo 14 de febrero, el Papa irá en helicóptero a Ecatepec, «colina con mucho viento» y particularmente fría, motivo por el cual, para evitar que los fieles estén esperando mucho tiempo a la intemperie, celebrará una misa ya entrada la mañana, a las 11.30. Volverá por la tarde a la Ciudad de México, en donde, a las 17.45, el Papa visitará el hospital pediátrico Federico Gómez.

El lunes 15 de febrero será chiapaneco, que se encuentra en el sureste del país, en la frontera con Guatemala y el resto de Centroamérica, «frontera de ingreso de migrantes», precisó Lombardi. En esta región de fuerte presencia indígena, el Papa visitará la capital Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal de las Casas, cuyo primer obispo fue fray Bartolomé de las Casas, en donde, a las 10.15, celebrará la misa con las comunidades indígenas en el centro deportivo municipal, con misa y lecturas en tres de las lenguas locales; a las 13 almorzará con un grupo de indígenas. A las 15 de la tarde visitará la catedral y a las 16.15 volverá a Tuxtla Gutiérrez para el encuentro con las familias en el estadio Víctor Manuel Reyna. Se prevé el testimonio de una pareja de divorciados que se han vuelto a casar. Por la noche volverá a la Ciudad de México.

El martes 16, el Papa irá a la ciudad de Morelia, «desgraciadamente lugar famoso por la violencia y el narcotráfico», anotó Lombardi. El papa elevó a cardenal al arzobispo local, Suárez Inda. A las 10 de la mañana será la misa con los religiosos, a las 15.20 la visita a la catedral y a las 16.30 el encuentro con los jóvenes en el estadio José María Morelos y Pavón. Nuevamente, por la noche, volverá a la Ciudad de México.

El miércoles 17, finalmente, el Papa visitará Ciudad Juárez. Francisco, recordó Lombardi, «había dicho que había pensado entrar a los Estados Unidos por México», pues le importaba mucho estar presente en la frontera, y Ciudad Juárez es «un lugar extremadamente representativo de las problemáticas sociales y humanas de México y todo el continente». A las 10.30 visitará la cárcel local en donde hay 3 mil reclusos.

Papa Francisco se reunirá con 700 de ellos en la capilla del instituto. A medio día, el encuentro con el mundo del trabajo en el Colegio de Bachilleres (Cobach) del estado de Chihuahua, en donde también estará presente una delegación de los Movimientos Populares, con los que el papa se reunió en Bolivia y en el Vaticano.

Después Francisco se dirigirá hacia la frontera con los Estados Unidos, en donde pasará «cerca de la valla metálica» y se acercará para saludar a quienes han pasado al otro lado.

A las 16 será la misa en Ciudad Juárez: el palco, subrayó Lombardi: «se encuentra a 80 metros de la frontera y se prevé que del otro lado de la frontera haya decenas de miles de personas, en El Paso». En la parte mexicana se prevé la presencia de hasta 200 mil personas.

Se prevé la participación de «diferentes grupos» de personas víctimas de violencia o sus familiares, empezando por las personas relacionadas con los 43 estudiantes de la Normal rural de Ayotzinapa, que desaparecieron hace más de un año y a quienes el Papa ha recordado en varias ocasiones. El Papa dejará Ciudad Juárez a las 19 horas para volver a Roma, a donde llegará a las 14.45.