• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

Ortega, solo otro choro más…

Iglesia

Iglesia

Elecciones en Nicaragua: Obispos piden presencia de observadores internacionales. En 2011, la UE advirtió la escasa transparencia y neutralidad con que han sido administradas por el Consejo Supremo Electoral”.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

MANAGUA, (ACI).- Con el fin de dar tranquilidad a la población, obispos de Nicaragua expresaron en los últimos días su apoyo a la presencia de observadores nacionales e internacionales durante las elecciones generales del 6 de noviembre, en la que Daniel Ortega buscará su tercera reelección.

El sábado pasado el IV Congreso Nacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), proclamó a Ortega candidato para las elecciones de noviembre, con el fin de prolongar su mandato iniciado en 2007. La primera reelección fue en 2011.

 Ese día, el mandatario dio un discurso donde acusó a los observadores de “sinvergüenzas”.

“Aquí se acabó la observación, que vayan a observar a otros países”, expresó Ortega, que también criticó al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, por pedir la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en Venezuela.

 “Ahí no hay observación, ni Unión Europea ni OEA, que se vaya a pronunciar. Ellos saben que en Nicaragua se enfrentan a un pueblo que tiene vocación antimperialista”, añadió.

 Sin embargo, el Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, dijo el 6 de junio que la observación electoral “no es capricho” de la oposición, “sino que es el sentimiento de la población”.

 “Es una lástima que no puedan venir personalidades de estos organismos que están siendo invitados en otros países”, expresó el Purpurado. Dijo que “sería interesante que hubiese observación nacional e internacional para que todo el mundo se sienta tranquilo”.

El mismo parecer manifestó el Obispo auxiliar de Managua, Mons. Silvio José Báez. Según la prensa local, el Prelado dijo que “ya participar o no eso depende de las decisiones políticas de cada partido político; la Iglesia lo que insiste es que aquí en Nicaragua es necesario (la presencia de los observadores internacionales) sobre todo por la cultura política de este país”. 

Por su parte, el portavoz de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), Mons. Jorge Solórzano, advirtió que “en el proceso electoral de Nicaragua se debe tener un cuidado extremo. Advertimos que no se puede seguir atropellando a la democracia ni perdiendo la confianza en el pueblo”. 

Señaló que “en Nicaragua debemos ejercer el derecho de participar todos de las elecciones, no podemos permanecer indiferentes, extraños o perezosos ante todo lo que es negación o puesta en peligro de la Paz”.

En ese sentido, recordó al gobierno de Ortega y al Consejo Supremo Electoral que “están obligados a dar las garantías y la confianza para que se pueda realizar una jornada democrática, esto incluye observación internacional”.

Luego del pronunciamiento de Ortega, la delegación de la Unión Europea (UE) en Managua dijo que “respeta la decisión del Gobierno que hemos conocido por las informaciones publicadas por diversos medios de comunicación a lo largo de este fin de semana”.

 En su informe sobre las elecciones de 2011, la misión de observadores de la UE advirtió que se manifestaron irregularidades en los comicios, considerándolos “un retroceso en la calidad democrática de los procesos electorales nicaragüenses por la escasa transparencia y neutralidad con que han sido administradas por el Consejo Supremo Electoral”. 

Centro Carter critica a Ortega

El Centro Carter interpretó como “un ataque a la comunidad internacional” lo dicho por el presidente inconstitucional Daniel Ortega en el congreso sandinista (3 de junio), donde llamó sinvergüenzas a los organismos de observación electoral internacionales, descartando así la observación en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre.

El Centro Carter se pronunció en un comunicado, en el cual manifestó que “el presidente Ortega rechazó la oportunidad de confirmar la adhesión de Nicaragua a las normas democráticas.

 El presidente Daniel Ortega le ha cerrado la puerta a la observación internacional de las elecciones presidenciales que se celebrarán el 6 de noviembre del 2016, a pesar del clamor por la observación electoral por una mayoría de los nicaragüenses. En un ataque a la comunidad internacional, el presidente Ortega rechazó la oportunidad de confirmar la adhesión de Nicaragua a las normas democráticas para los procesos electorales que proporcionan garantías a los ciudadanos y fomentan la participación”, expresa el Centro Carter en el comunicado.

El organismo también hace notar que creía en la posibilidad de observar las elecciones de este año en Nicaragua, confiando en la aplicación de la Ley Electoral (331).

“Habíamos bienvenido la posibilidad de observar las elecciones nicaragüenses de este año y lamentamos la decisión de ignorar un componente clave del propio Código Electoral de Nicaragua”.

El Centro Carter detalla en el comunicado que ha observado 101 elecciones en el mundo, incluyendo cuatro en Nicaragua entre 1990 y 2006 “con integridad y apoyo a las normas democráticas”.

 COSEP INSTA A CSE A ACREDITAR OBSERVADORES

 El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) también emitió este 7 de junio un comunicado referido al proceso electoral, donde insta al Consejo Supremo Electoral (CSE) a que “conforme a sus atribuciones legales definidas en el artículo 10, numeral 8, reglamente la acreditación y participación correspondiente a los observadores nacionales e internacionales del proceso electoral, respondiendo así también a la demanda de una gran mayoría de nicaragüenses de todas las ideologías políticas de nuestro país”.

El órgano empresarial también llamó a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a resolver los recursos pendientes interpuestos por las facciones del PLI a fin de evitar una crisis política “innecesaria” y dejar de afectar el calendario electoral.

La semana pasada la Sala Constitucional de la CSJ ordenó al CSE no nombrar a ningún miembro propuesto por el Partido Liberal Independiente (PLI) en el cincuenta por ciento de las presidencias y los primeros miembros que le corresponden en los Consejos Electorales Departamentales y Regionales (CED y CER), por ser la segunda fuerza política más votada en las últimas elecciones presidenciales de 2011.

La Sala de lo Constitucional argumenta que mientras no se pronuncie sobre el litigio de la representación del PLI, el CSE no debe realizar ningún nombramiento al PLI en el proceso de conformación de la estructura electoral.

En ese sentido el Cosep expresó “que el Consejo Supremo Electoral, una vez resuelto los recursos por la CSJ, proceda a nombrar y juramentar a la mayor brevedad los cargos en suspenso que por derecho propio, conforme lo establece el artículo 16 de la Ley Electoral vigente, corresponden a la fuerza política que quedó en segundo lugar en las últimas elecciones generales del año 2011”.

El comunicado del Cosep también demandó del poder ejecutivo “apoyar y respaldar las actuaciones de los otros poderes del Estado que apunten a garantizar legalidad y legitimidad al proceso electoral; así como todas las solicitudes y demandas legítimas de la sociedad civil y la ciudadanía que permitan fortalecer nuestro sistema democrático”.

 

PRESIDENTE DE COSTA RICA APOYA OBSERVACIÓN

 

Por su parte, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, expresó este 7 de junio que la observación electoral fortalece la democracia porque da más transparencia en el proceso y genera confianza en los electores.

“Con respecto a (la posible falta de) los observadores en las elecciones (en Nicaragua), ha sido tesis del Gobierno de Costa Rica desde siempre, que la observación electoral es un acto que conviene para la consolidación democrática. Es un acto que se encuentra dentro de las prácticas usuales de todas las democracias modernas”, manifestó Solís.

El Congreso Nacional del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) eligió el fin de semana como candidato presidencial a José Daniel Ortega Saavedra —la séptima nominación en 32 años del exguerrillero de 70 años— quien actualmente gobierna Nicaragua.

En su discurso, Ortega sepultó la posibilidad de observadores internacionales, al señalarlos de sinvergüenzas y afirmar: “Aquí se acabó la observación, que vayan a observar a otros países”.

En contraste, la encuesta electoral de M&R Consultores, divulgada en marzo, reflejó que más del 83 por ciento de los encuestados quiere observación electoral nacional y 77.5 por ciento, observación internacional.

 

RECOMENDACIONES

 

En las últimas elecciones presidenciales de 2011, las misiones de observación electoral de la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) hicieron una serie de críticas y recomendaciones al Consejo Supremo Electoral (CSE), principalmente referidos a la cedulación, capacitación, informática y transmisión de datos, logística y acompañamiento electoral.

Estas recomendaciones fueron recogidas por el politólogo José Antonio Peraza en un artículo de opinión publicado en LA PRENSA este año, donde destaca que la UE hizo ver la necesidad de publicar, en tiempo real, los resultados de la Junta Receptora de Votos (JRV), una por una, en la web del CSE.

Según Peraza, las misiones de la UE y OEA pusieron mucho énfasis en la observación electoral, sugiriendo que debe ser facilitada y no menoscabada o interrumpida por los funcionarios electorales.

También solicitaron al CSE que los próximos reglamentos de observación o acompañamiento electoral faciliten a los observadores el acceso sin restricciones a todos los eventos electorales sin previa notificación. La coincidencia sobre este tema fue absoluta para las dos misiones.

La OEA planteó la necesidad de una reforma electoral que reglamentara y limitara la discrecionalidad desmedida del CSE en autonomía de los partidos políticos en acreditar fiscales, participación de los fiscales, composición de las JRV y diseñar un marco legal para depurar el padrón electoral. También planteó crear una cartografía georeferenciada que permitiera utilizar este sistema para aplicarlo a la logística.

Peraza manifestó que ambas misiones coincidieron en que es necesaria una reconversión total del CSE para garantizar la transparencia del proceso electoral.

Afirma en su artículo que a pesar de estas recomendaciones, los cambios en el CSE, cinco años después, son mínimos. “Más bien, las condiciones del CSE se han deteriorado aún más”, dijo.

NO CUESTIONA A ORTEGA

 El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, no quiso cuestionar la candidatura presidencial de Daniel Ortega para un eventual tercer mandato consecutivo en Nicaragua, considerando que ese es un tema que solo le corresponde al país. “Al igual que sea el caso de cualquiera de los países del mundo, la decisión de un jefe de Estado de reelegirse o de un candidato que no lo ha sido, de hacerlo, es enteramente un tema que compete a ese país y a la persona misma. No tengo ningún comentario respecto a la postulación del presidente Ortega”, dijo Solís en conferencia de prensa en la Casa Presidencial, ante la consulta de una periodista.