• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

Maduro decretó “la hora satánica”

ILUSTRACION: Raúl Azuaje

ILUSTRACION: Raúl Azuaje

Walter Márquez exhortó a la Asamblea Nacional a investigar el cambio de hora de Nicolás Maduro, “porque en vez de respetar lo establecido en la Ley de Metrología, lo que ha hecho es establecer una hora satánica contraria a la cultura cristiana del pueblo de Venezuela”.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

CLAUDIO MATHEUZ– El historiador y parlamentario jubilado, Walter Márquez, acompañado de Monseñor Luis Alfonso Márquez, aseguró este jueves que la medida tomada por Nicolás Maduro de cambiar el huso horario a partir de este primero de mayo, con la excusa del ahorro de electricidad, pertenece a prácticas “diabólicas”.

“Nicolás Maduro carece de facultades legales para hacer dicho cambio, por cuanto la hora en Venezuela la regula la Ley de Metrología y cualquier cambio de la misma debe hacerlo es la Asamblea Nacional”, expresó Márquez durante un programa de televisión en la ciudad de San Cristóbal.

En ese sentido, recordó que la hora legal en Venezuela se estableció el 12 de febrero de 1912. “A partir del primero de enero de 1972 rige la hora la UTC (Tiempo Universal Coordinado por sus siglas en inglés).

Históricamente los cambios de horario se remontan a 1884 con la Conferencia de Washington, y posteriormente con la convención del 1º de enero de 1925 que estableció la medianoche para los cambios de los husos horarios, lo cual está regido también por la Oficina Internacional de la Hora con sede en París, que fijó un horario universal, por lo que cada país tiene su hora civil”.

Walter Márquez aclaró que la hora en Venezuela empezó a las “0 horas” por la Ley de Medidas del 9 de diciembre de 1964 que en su artículo 27 establece que a partir del 1º de enero el horario cambia a las “0 horas”.

Finalidad diabólica

Seguidamente, aseveró que el cambio de horario tiene una finalidad diabólica. “Todas esas normativas las está violando Nicolás Maduro con el decreto presidencial 2301 del 18 de abril de 2016 publicado en la Gaceta Oficial Nº 6.224 extraordinario, con un fin claramente diabólico, todos sabemos que el Año Nuevo lo recibimos a las 12 de la noche y el cambio de un día para otro es a las 12 de la noche,… ¿por qué ahora en el decreto presidencial se ordena que el cambio debe hacerse a las 3 de la madrugada, hora que, de acuerdo a literatura que aparece en Google y en otras informaciones de internet, es calificada como “la hora de Satán”, del diablo, por lo que se le conoce también como la hora maldita”.

Y añadió: “El cambio de horario a las 3 de la madrugada no es un hecho casual ni aislado, sino que forma parte de una estrategia de mantenimiento del oficialismo con las prácticas afrocubanas, “extrañas a nuestra cultura cristiana”.

Márquez precisó que no solo es el caso de Nicolás Maduro que se vincula con prácticas oscuras, debido a que “recientemente apareció un libro titulado “Los Brujos de Chávez”, del periodista español David Placer, en el cual narra todas las vinculaciones del expresidente Chávez con ese mundo de brujería y santería, los cuales se respetan dentro de la libertad de conciencia de cada quien diferente a la cultura espiritual del venezolano, situación muy grave porque en la práctica se convierte el cambio de hora en una lucha del bien contra el mal. De la luz contra las tinieblas”.

Usan CDI para prácticas oscuras

Igualmente indicó que a través de médicos y enfermeras ha podido enterarse que todos los CDI de Venezuela, y especialmente los CDI del Táchira, son utilizados para hacer prácticas afrocubanas por parte de los médicos cubanos y gente que los acompaña, “incluso tengo la información de una fuente de alta credibilidad que da cuenta de un hecho muy lamentable ocurrido recientemente en la población de Palmira, en la que llegó un paciente muy enfermo e intencionalmente lo dejaron morir en el CDI para hacer un rito; hicieron prácticamente un sacrificio humano, posteriormente la enfermera que estuvo cerca de éste cayó en lo que se llama ‘un poseso’, y tuvieron que hacerle un exorcismo por parte de un sacerdote católico autorizado para ello”.

“Eso es muy grave, por lo tanto nosotros debemos cambiar la hora a las 12 de la noche del día 1º de mayo, no a las 3 de la madrugada que es la hora del diablo, y también hacer un trabajo de cartografía espiritual y una gran jornada de ayuno y oración, porque en el fondo la crisis en Venezuela es espiritual, la cual ha traído consecuencias materiales, económicas, sociales y políticas, por lo que debemos hacer una gran defensa espiritual del pueblo venezolano para poder superar esta crisis”, afirmó el parlamentario jubilado.

Walter Márquez exhortó a la Asamblea Nacional a investigar el cambio de hora de Nicolás Maduro, “porque en vez de respetar lo establecido en la Ley de Metrología, lo que ha hecho es establecer una hora satánica contraria a la cultura cristiana del pueblo de Venezuela”.

En este sentido informó que han constituido una organización llamada Aves (Asociación Venezolana Espiritual, conformada por un grupo de sacerdotes católicos en la que está Monseñor Luis Alfonso Márquez, varios pastores cristianos y gente de libre pensamiento espiritual vinculado al budismo, al hinduismo y a corrientes orientales, a través de la cual están convocando al ayuno y oración.

“La gente puede orar libremente, pero lo estamos haciendo a las 6 de la mañana, a las 12 del día y a las 6 de la tarde, y también nos hemos concentrado un grupo de personas a orar a las 7 de la noche”.

Por último enfatizó en que este sábado, entre el 30 de abril y el 1º de mayo, a las 12 de la medianoche, todos los venezolanos debemos hacer el cambio de la hora en nuestros relojes y celulares de las 12 a las 12:30 am y hacer una cadena de oración, invocar a Dios y cada quien orar de acuerdo a su preferencia y convicción religiosa, los católicos pueden rezar el Rosario o recitar el Credo, los cristianos el Padre Nuestro, plegaria que nos une a todas las corrientes divinas, ya que la oración es el arma más poderosa para poder combatir esas fuerzas adversas que nos están causando mucho daño física y espiritualmente. Con la fuerza de la oración y el ayuno venceremos esas fuerzas negativas invocando luz, prosperidad, desarrollo, justicia y paz para Venezuela, sostiene Walter Márquez.