• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

Evo:“Tome coca,… a mi me hace bien”

Evo Morales y el Santo Padre Francisco

Evo Morales y el Santo Padre Francisco

El presidente de Bolivia, Evo Morales, fue recibido hoy por el papa Francisco, a quien regaló tres libros sobre los beneficios de la coca y le recomendó consumirla."Yo la estoy tomando y me hace bien. Se lo recomiendo y así aguanta toda la vida", dijo Morales al papa al entregarle los libros sobre el cultivo andino en el habitual intercambio de regalos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

  (Fides) La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) ha reiterado la gravedad del problema del tráfico de drogas, que «amenaza la convivencia pacífica y democrática del país». Así lo afirmó ayer, en un comunicado difundido al finalizar su Asamblea Plenaria celebrada en Cochabamba.

Los obispos han retomado el contenido de la Carta pastoral publicada hace unos días, en la que habían lanzado la alarma porque el narcotráfico ha llegado incluso a algunas estructuras del Estado, un mensaje que provocó la reacción del Presidente Evo Morales.

En el comunicado de ayer, los obispos reconocen los esfuerzos y las iniciativas del Gobierno en la lucha contra el tráfico de drogas, que tiene lugar desde hace varios años, pero subrayan que «hay que tomar medidas más decisivas por parte de todos». Reafirman que su mensaje es una reflexión pastoral y una llamada a un diálogo sincero en la sociedad, con el fin de reconocer «el alcance y la gravedad del problema que amenaza la vida pacífica y democrática del país».

«De hecho, el tráfico de drogas, además de causar toxico-dependencia, trae la violencia, la corrupción, la mentira, la injusticia y la muerte», se lee en el texto. Los obispos también piden que no se tenga miedo de «esta triste realidad», ni se caiga en la pasividad o la resignación porque hay que «hacer frente a estas verdades incómodas asociadas a este problema». Ante la petición del gobierno exigiendo a los obispos que denuncien los casos de las autoridades involucradas, los Obispos recuerdan el caso de dos ex jefes de antidrogas de Bolivia, detenidos en los EE.UU. y otro en Bolivia.