• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

La Divina Pastora, la virgen que llegó por error y nunca quiso irse

María Divina Pastora de las Almas

María Divina Pastora de las Almas

“El minuto a minuto” de  la procesión - El Impulso‎ Capriles: “Valla del Gobierno irrespeta el monumento de la Divina Pastora”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Barquisimeto: Cada 14 de enero miles de feligreses se congregan en la población de Santa Rosa, en el estado Lara, para acompañar a una de las advocaciones mariana más grande de todo el mundo, la procesión de la Divina Pastora.

María Divina Pastora de las Almas, conocida como la Divina Pastora, es venerada con especial cariño y devoción por el pueblo larense. Su historia se remonta a 1736 cuando por una extraña equivocación llegó al pueblo de Santa Rosa, quienes esperaban una imagen de la Inmaculada Concepción.

De inmediato el párroco intentó devolverla, pero por más que intentaron, fue imposible levantar el cajón donde la habían colocado, extrañamente la imagen se había vuelto muy pesada. 

A partir de ese momento, la población de Santa Rosa interpretó que la Divina Pastora quería quedarse.

Posteriormente, en 1812 un fuerte terremoto sacudió el templo donde era venerada, nuevamente un hecho curioso envolvió a la imagen. La Iglesia quedó totalmente destruida, pero milagrosamente ella se mantuvo intacta, reforzando la creencia de los fieles que la Virgen quería quedarse siempre entre ellos.

A mediados del siglo XIX, específicamente en 1855, Venezuela sufrió una terrible epidemia de cólera. Por lo que ya desesperados, como último recurso decidieron sacar en procesión por las calles de Barquisimeto la imagen de la Divina Pastora.

Implorando su infinita misericordia, el padre Macario Yépez, quien estaba afectado por la epidemia, pidió a la Divina Pastora ser la última persona en morir de la enfermedad, petición que fue concedida.

A partir de ese día cesó el cólera, por lo que en recuerdo a ese hecho cada 14 de enero se traslada en una multitudinaria y fervorosa procesión a la Divina Pastora, desde su iglesia en Santa Rosa hasta Barquisimeto.

Esta procesión es considerada la más grande a nivel mundial. Se diferencia de otras celebraciones como la Virgen de Guadalupe, porque en el caso de la Divina Pastora ella sale en procesión, mientras que, en México es una peregrinación de los fieles al encuentro con María.

Según los estudios realizados con respecto a la concentración como tal, la procesión de la Divina Pastora de Barquisimeto, es la tercera concentración mariana más grande del mundo, concentrando más de tres millones de personas en su honor, detrás de la Virgen de Guadalupe en México y la Virgen de Fátima en Portugal.

Durante una procesión la imagen fue atacada por un grupo de vándalos. Durante el ataque la figura sufrió daños y fue enviada a Europa a una restauración, regresando a Venezuela una réplica exacta la cual es la que hoy en día se resguarda en el templo de Santa Rosa, y es sacada cada año en una cápsula de vidrio para protegerla.

En 2013 se estimó que casi 3 millones de devotos y peregrinos acudieron a la procesión procedentes de distintas partes de Venezuela y del mundo para acompañar a la Divina Pastora en su camino desde la iglesia de Santa Rosa a la Catedral de Barquisimeto en el estado Lara.

Los larenses la veneran con especial cariño y devoción, regalándole sombreros y trajes de telas preciosas, algunos de ellos encargados a los modistos más afamados del mundo, motivo por el cual muchas personas comentan que no hay mujer en Venezuela que tenga un vestuario más lujoso que el de la Divina Pastora de Barquisimeto.

Henrique Capriles: El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, a través de su cuenta en Twitter afirmó que valla del Gobierno Bolivariano irrespeta el monumento de la Divina Pastora, el más alto del mundo y recientemente inaugurado en el estado Lara, "basta de que el Gobierno haga politiquería con todo". 

El vallado anuncia que la obra en conmemoración mariana es un "símbolo del Gobierno Bolivariano con la fe del pueblo venezolano. Obra construida en el año de la guerra económica y con el precio del barril del petróleo a menos de $30".