• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

Cuba-Vaticano: largo y discreto

Foto: (AP /Desmond Boylan) La Plaza de la Revolución

Foto: (AP /Desmond Boylan) La Plaza de la Revolución

Arranca  en La Habana el diálogo para definir un estatus jurídico para la institución eclesiástica. Papa Francisco dijo a los jóvenes cubanos: «Bien, negociemos. ¿Qué podemos hacer en común? Esta se llama amistad social, buscar el bien común»

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

LUIS BADILLA – Vatican Insider: En La Habana, con toda la discreción posible, ha comenzado un recorrido que muy probablemente será largo y que podría llevar a la definición del estatus jurídico de la Iglesia católica en Cuna Hace algunos días, delegaciones del gobierno y del episcopado se reunieron oficialmente para poner en marcha las negociaciones que, cuando la delicada confrontación termine, debería establecer un especifico marco jurídico para la Iglesia cubana, mismo que falta desde el triunfo de la «Revolución» de Fidel Castro en 1959.

Raúl Castro (de 85 años), presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros desde el 24 de febrero de 2008, es un acérrimo impulsor de estas negociaciones tan deseadas por el Papa y por el episcopado nacional.

Raúl Castro, que además es el primer secretario del Partido Comunista de Cuba desde 2011, concluirá su segundo mandato el 28 de febrero de 2018. En febrero de 2013, en ocasión de su reelección, el gobernante subrayó claramente (y las ha repetido en otras ocasiones) sus intenciones: «No deseo una tercera reelección. En 2018 cierro y me retiro».

22 meses de tiempo

Se puede pensar que el presidente Castro desea concluir las negociaciones con la Iglesia cubana e, indirectamente, con la Santa Sede cuyo representante es el Nuncio monseñor Giorgio Lingua, en los 22 meses que quedan antes de que termine su mandato.

Para él sería un resultado importante, además de todos los que han caracterizado un profundo proceso de reformas en diferentes áreas, principalmente en los ámbitos socio-económico, fiscal y tributario y del mercado del trabajo.

También sería un resultado importante a en el ámbito de la política internacional, desde que el 14 de diciembre de 2014, al mismo tiempo que Barack Obama, Castro anunció la apertura de un proceso para normalizar las relaciones diplomacias con Washington; proceso que sigue su curso aunque el principal obstáculo, el embargo estadounidense (herencia de más de medio siglo de hostilidades y tensiones bilaterales), no haya sido eliminado por completo. Y esta decisión le toca al Congreso de Estados Unidos.

Gestos históricos

Como bien se sabe, en las largas y reservadas negociaciones entre La Habana y Washington, que comenzaron en Haití en 2010 y de las que dieron noticia ambos presidentes hace 16 meses, en cierto momento ambas partes pidieron que se viera involucrado Papa Francisco (junio de 2014) con dos cartas: una a Raúl Castro y otra a Barack Obama.

Al final, entre octubre y noviembre de 2014, el Vaticano y el mismo Secretario de Estado Pietro Parolin recibieron a las delegaciones para la firma preliminar del «Acuerdo» final.

Este pasaje por las oficinas de la Secretaría de Estado no solo fue el momento de un gran cambio, sino también del establecimiento de una relación de gran confianza recíproca entre Cuba y Papa Francisco, entre el Pontífice y el presidente Castro. Y poco tiempo después habrían llegado dos gestos históricos: la visita al Vaticano de Raúl Castro al Papa (el 10 de mayo de 2015) y la visita a Cuba de Papa Francisco (del 19 al 22 de septiembre de 2015), incluida al último momento como etapa anterior al viaje a los Estados Unidos, a la Onu y a la clausura del VIII Encuentro mundial de las Familias en  Filadelfia. Además, en este contexto de intercambio de visitas fueron madurando las mínimas condiciones necesarias para que el Papa se encontrara y abrazara a su hermano Kirill, Patriarca de la Iglesia rusa, con quien firmó una declaración conjunta.