• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

CEV: La instalación de la AN es un paso hacia la reinstitucionalización

El presidente de la CEV, Diego Padrón, dijo en la reunión de obispos que inició la transición | Foto: OMAR VELIZ / EL NACIONAL

El presidente de la CEV, Diego Padrón, dijo en la reunión de obispos que inició la transición | Foto: OMAR VELIZ / EL NACIONAL

Monseñor Diego Padrón pidió al Parlamento dar respuestas satisfactorias. Dijo que se rechazó contundentemente al socialismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante la apertura de la 105 Asamblea ordinaria de obispos, en una intervención de 45 minutos, monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, dijo: “Al pueblo, la nueva Asamblea Nacional tiene que darle, en término perentorio, respuestas satisfactorias”.

El prelado dijo que el Parlamento corregirá vicios y trabajará en leyes para la producción nacional y la libertad de empresas; castigará la corrupción y adoptará medidas como la amnistía para los presos políticos y el retorno de los exiliados.

Agregó que inició la transición política en el país y señaló que, pese a los inconvenientes que se han generado, la instalación del Poder Legislativo es un logro de los partidos, pero sobre todo una victoria de la voluntad popular expresada el 6 de diciembre, de un pueblo que reclama cambios.

“Esta nueva Asamblea Nacional es una ratificación de la conciencia civilística y un contundente rechazo al sistema representado por el socialismo del siglo XXI. Es un paso decisivo hacia la reinstitucionalización del país, y la independencia de los poderes públicos es un punto de partida para la recuperación del Estado de Derecho, la renovación y saneamiento de los organismos del Estado, la revisión de las políticas nacionales e internacionales: sus acuerdos, convenios y negociaciones”, aseguró monseñor.

Considera que los cambios que se aproximan tendrán efectos significativos en los ámbitos político, social y económico. El también arzobispo de Cumaná insistió en el llamado de la Iglesia a la despolarización y el diálogo entre el gobierno y la oposición, pero “un diálogo sin ideologías”.

“Sin diálogo no se encuentra solución a los problemas. Como dijo el papa, cuando era cardenal: Es tiempo de ponerse la patria al hombro. Ante tanta herida la única salida es ser como el buen samaritano. La patria no ha de ser para nosotros sino un dolor que se lleva en el costado”, indicó.

El obispo arrancó risas a los presentes cuando confundió su llamado a la resolución pacífica de los conflictos, con la palabra revolución. El presidente de la CEV indicó que la Iglesia se prepara para celebrar en 2016 el año de la misericordia, tiempo para el cual los obispos han hecho un propósito personal y pastoral de hacer gestos de bondad, por lo que preparan visitas a las cárceles.

El nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano, celebró la instalación de la Asamblea Nacional y dijo que uno de los momentos “más apreciados” fue el ingreso de los medios de comunicación al Legislativo. Giordano preguntó: “¿Lasfuerzas en la Asamblea buscarán formas para solucionar problemas del pueblo? ¿Cómo reaccionará el pueblo?”.

Revuelo. El representante del Vaticano se mostró agradado por la “sorpresiva presencia de estudiantes” en el auditorio Hermano Lanz de la UCAB. Los jóvenes comenzaron a entusiasmarse desde la llegada del presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, a la casa de estudios a las 9:00 de la mañana.

Cuando fue a tomar café, el parlamentario, que acudió como invitado del clero, fue abordado por jóvenes y algunos profesores que le solicitaron tomarse fotos con él y lo felicitaron por su actuación el 5 de enero. La atención de los jóvenes retrasó el inicio del evento.

“Hace una semana, Ramos no sería bien recibido, ahora es un rock star”, dijo uno de los universitarios. Los estudiantes siguieron al dirigente hasta el acto, en el que también fue requerido por obispos y sacerdotes. Muchos lo alababan por la forma como dirigió el debate en la instalación de la AN y otros le comentaban sobre el retiro de los cuadros del Libertador y de Hugo Chávez.

Ramos Allup se persignó cuando saludó a monseñor Diego Padrón, con quien se fundió en un abrazo, y del que recibió la bendición. Al mediodía, cuando finalizó la primera parte de la ceremonia en la que también estuvo monseñor Fausto Trávez, presidente de la Conferencia Episcopal de Ecuador, entre otras personalidades, los muchachos volvieron a demandar la atención del diputado.