• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

Arzobispo de Ciudad Bolívar repudia el asesinato

Pesar por la muerte de un religioso - Foto: Iglesia

Pesar por la muerte de un religioso - Foto: Iglesia

El Cicpc localizó el cadáver del fraile Alexander Rafael Pinto García  en una zona boscosa en el kilómetro 21 de la carretera vieja de la ciudad de Puerto Ordaz, parroquia Marhuanta del municipio Heres

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El asesinato de fray Alexander Rafael Pinto, de 53 años, religioso de la iglesia San Francisco de Asís, tiene consternada la Iglesia Católica de la capital bolivarense, y del resto de la región.

Monseñor Ulises Gutiérrez, arzobispo de Ciudad Bolívar, manifestó su pesar por la muerte de este religioso franciscano, y señaló que “era un religioso de una trayectoria muy insigne con 30 años de labor”.

Gutiérrez cree que el país y la capital bolivarense vive la peor crisis de inseguridad que puede existir y lo atribuye a la situación económica y social. Pese a ello, “nuestro llamado es a la paz, a la no violencia, a cuidarnos de esta situación desbordada del hampa y de violencia, donde no se miden las consecuencias de lo que esto está causando a nuestra Venezuela”, agregó.

Lamentó que los venezolanos vivan “ese ensañamiento de muertes, y de violencia”; y que las cifras de asesinatos sigan en aumento, por lo que cree necesario hacer el llamado urgente a los organismos de seguridad a brindar la sensación de seguridad que clama el pueblo.

“De la inseguridad no se escapa ningún estrato social. Todos estamos con riesgo de perder la vida en manos del hampa”, advirtió. Reiteró su llamado a vivir en paz, y rescatar los valores familiares. “Vemos como si el control se le ha salido de las manos a las autoridades”, dijo.

En los últimos días muchos templos católicos, y sus sacerdotes, en esta ciudad han sido blancos de robos, desvalijamientos y amenazas por parte de grupos delictivos.

Hace una semana en la iglesia Sagrada Familia, en el sector El Perú, un grupo parroquial fue sometido por delincuentes que irrumpieron en una reunión para robar, y al no conseguirlo dieron muerte a dos de sus miembros parroquiales.

El pasado domingo, el padre Felipe Pestana, párroco de la iglesia Corazón de Jesús, fue interceptado en la noche cuando salía de la parroquia por dos delincuentes para robarle sus pertenencias y desvalijar su vehículo.

“Uno se pregunta qué está pasando. Ahora, asesinan a un religioso”, señala preocupado monseñor, y reflexiona que si bien esto ocurre de manera general, nunca se piensa contra la iglesia considerada el recinto hacia donde debería de haber mayor respeto y paz, y menos contra un religioso. “Estamos desbordado, y toda la sociedad está padeciendo esta situación de violencia. Ciudad Bolívar, también, se ha convertido en una ciudad muy violenta”, sostiene.