• Caracas (Venezuela)

Iglesia

Al instante

¡Amnistía!, clamó Urosa… de nuevo

Amnistia| Ilustración: RA

Amnistia| Ilustración: RA

El cardenal Jorge Urosa Savino aseguró  de nuevo –el miércoles santo-  que una Ley de Amnistía es “necesaria” en Venezuela porque ayudaría a resolver la situación de los presos que están en condiciones “terribles”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“No conozco el proyecto pero me parece que es necesario que haya en el país una ley de amnistía que resuelva la situación de muchos presos que están precisamente en una condición terrible. Yo no entiendo por qué tienen incomunicados a Daniel Ceballos, Enzo Scarano y a Leopoldo López, Hay condiciones allí inhumanas, por eso me parece que una ley de amnistía sería positiva para el país”, dijo.

Contra el odio y la venganza

Por creer en esa necesidad de apertura es que Urosa afirma ser también un defensor ferviente del diálogo, como el que intenta llevarse a cabo entre gobierno y oposición. “Apoyo todo lo que se haga en esa línea. Diálogo significa buscar encuentros, coincidencias, deponer actitudes intransigentes y en ese sentido hay que seguir avanzando”.
 “Hay que desterrar el odio, el rencor y la venganza”, aseveró en referencia a los comentarios de Nicolás Maduro contra la Ley de Amnistía propuesta por la oposición.

Iglesia abierta en un país cerrado


El cardenal también explicó algunas de las líneas pastorales que debe seguir la Iglesia venezolana, entre ellas la del rescate de las vocaciones: “Hay una urgente necesidad de más ministros del altar, de más vocaciones sacerdotales.
En los últimos 14 años, de Caracas surgieron 48 nuevos sacerdotes, pero no son suficientes”, lamentó el purpurado, quien recordó que el sacramento del bautismo es la “puerta de entrada” a la religión católica, por lo que exhortó a los sacerdotes a facilitar el proceso.

De manera similar, consideró necesaria una mayor cercanía entre la Iglesia y sus fieles en el país, ante las circunstancias que vive Venezuela actualmente.

“Tenemos que poner en práctica las indicaciones pastorales del Papa Francisco que ha dicho que no cerremos las puertas a los fieles. En un país donde todo está limitado, la fuente de la gracia debe estar abierta para todos los fieles”, insistió.


“Violencia es producto de la descomposición social”

Manifestó que los venezolanos deben desmarcarse de cualquier tipo de violencia para lograr la paz. “La violencia es producto de la descomposición social”, dijo.

Finalmente, rechazó los modelos que promueven la promiscuidad e instó a la responsabilidad sexual, condenando asimismo el aborto, al que calificó como “la negación de la vida”.