• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

En el hospital Vargas no hay ni ambulancias

En el Día del Médico, los pacientes deben lidiar con la falta de insumos y equipos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Aquí no hay nada”, sentenció con firmeza Blanco, paciente del Hospital Doctor José María Vargas. Blanco se fracturó una pierna en un accidente de tránsito. Ingresó al centro de salud a principios de marzo, fue operado el mismo día, pero se complicó y hay que repetir el procedimiento. El hombre no sabe cuándo lo operarán de nuevo por la falta de material. 
En su estadía en el hospital ha tenido que comprar varios medicamentos y el costo del aparato que deben ponerle en la pierna ronda los 18.000 bolívares.
Blanco se pasea en los jardines del Vargas en silla de ruedas. Espera que mejoren las condiciones del hospital más viejo de la ciudad, nombrado José María Vargas para rendir honor al trabajo de este profesional que se recordó hoy en el Día del Médico. Para regresar a su habitación utiliza unas muletas y sube por las escaleras porque no hay ascensor.
“Aquí no hay ni ambulancias”, agregó Milena Ramos. Su cuñado se encuentra desde el sábado en la recién inaugurada emergencia. Necesita una tomografía y para hacerla hay que trasladarlo en ambulancia hasta una clínica. “No hay material para hacer los exámenes a los pacientes. Todo lo mandan a hacer fuera”, subrayó. 
En el Vargas no sólo se quejan los pacientes, una médica que prefirió no identificarse aseveró que además de la escasez de insumos hace falta seguridad en el centro asistencial: “Acá entran los malandros armados, pueden matarnos y nadie da la cara por nosotros”. 
 
Otros centros. La pronta atención en los hospitales es cuestión de suerte. Jeison Berríos tuvo un accidente en moto el 15 de febrero y ese mismo día fue operado en el Domingo Luciani. El centro le proporcionó incluso el tutor que requería para reparar la fractura que sufrió de tibia y peroné. Heizer Yánez corrió con la misma suerte: “Nos lo dieron todo y los médicos se comportaron muy bien con nosotros”. En cambio, el hermano de Carmen Osuna también sufrió un accidente en motocicleta, hace tres días, y desde entonces espera en una camilla ubicada en un pasillo que realicen el procedimiento quirúrgico. “Nos dicen que posiblemente puedan operarlo en dos semanas, porque no hay médicos ni tutor”, dijo Osuna.
En el Hospital Pérez de León, hay ascensores que no funcionan, la sala de hospitalización de mujeres no tiene vidrios en algunas de sus ventanas, no hay aire acondicionado en la sala y el baño lo comparten pacientes y familiares. 
 
Médicos unidos. Todos los pacientes y familiares consultados coinciden en la buena labor que de los médicos. Sobre las marchas en conmemoración de su día, Alan Campos opinó que el gremio médico no debería estar desunido: “Todos deberían marchar juntos por la salud de Vanezuela”. Ramos dijo que las dos marchas son un síntoma de lo que se vive el país: “Mientras no nos unamos no echaremos para adelante”.