• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

"Nos hemos hacinado para no dejar de prestar servicio"

Huníades Urbina

A Huníades Urbina le faltaban 5 años para retirarse | Foto Archivo El Nacional

Dos médicos recibieron una jubilación antes de tiempo. Denuncian que es una retaliación por las denuncias que han hecho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace 25 años Huníades Urbina ha ido a diario al Hospital de Niños J. M. de los Ríos. En 2 oportunidades asumió la dirección del centro de salud. En los últimos 5 años se dedicó a atender no solo a los niños, sino a reclamar a través de la protesta y la denuncia el mal estado de la infraestructura hospitalaria. También insistió en que la insuficiencia presupuestaria para comprar los materiales necesarios para atender a los niños desataría una crisis.

Hasta el 7 de julio, Urbina ejerció como jefe del servicio de urgencias. Aunque le faltaban 5 años para retirarse, fue jubilado, sin pedirlo. "En la administración pública tardas no menos de 2 años en obtenerla por el papeleo. En nuestro caso fue un récord. Olga Figueroa (jefa de la cátedra de Pediatría) y yo somos los más viejos del hospital y velamos porque se cumplan los derechos del niño".

−¿La jubilación implica su retiro?
−Sigo siendo el director de posgrado de Medicina Crítica Pediátrica de la UCV. Continuaré con las denuncias. Vamos a seguir peleando para conseguir que el hospital sea como hace 20 años, de cuarto nivel y de avanzada. De 440 camas operativas que teníamos en 1987 ahora solo quedan 160.

−¿Por qué se acumularon los problemas?
−Nos hemos hacinado para no dejar de prestar los servicios. Nos pusieron una caldera nueva que está mala. Las obras de remodelación que quedaron pendientes cuando se fue la exministra Eugenia Sader y están paralizadas desde que llegó Iturria. Las aguas negras siguen colapsadas. Los pacientes de Nefrología están en Cirugía, los de Infectología en Medicina IV, es un rompecabezas de varios años. Mi jubilación ocurre en un momento en el que hay un déficit de casi 70 especialistas en el hospital. Faltan 190 enfermeras. También nos falta presupuesto. En 2012 necesitábamos de 20 millones de bolívares para materiales, pero el ministerio daba solo 12 millones.

−¿Cuándo comenzó la crisis en el J. M. de los Ríos?
−El director Víctor Siegert y la subdirectora Blanca Gil llegaron hace un año. En ese tiempo no se ha hecho nada. La dirección ignoró a la comisión técnica pese a que por ley está establecido que deben reunirse dos veces al mes. Solo lo hicieron dos veces en un año. Ambos se enemistaron con todo el personal.