• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Con guarapita y música se despertaron los hatillanos

La orquesta Cosecha y Metal recorrió las calles del pueblo despertando a los vecinos para que se unieran al Amanecer hatillano | Foto Cortesía Alcaldía de El Hatillo

La orquesta Cosecha y Metal recorrió las calles del pueblo despertando a los vecinos para que se unieran al Amanecer hatillano | Foto Cortesía Alcaldía de El Hatillo

En una caminata desde El Calvario hasta la plaza Bolívar algunas parejas bailaron al ritmo de antaño para conmemorar la efeméride

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A las 5:40 am en las calles de El Calvario, en el municipio El Hatillo, empezó a sonar la música de la orquesta Cosecha y Metal, que con sus metales y percusión invitaba a los vecinos a unirse al Amanecer hatillano, actividad realizada ayer para celebrar el 230 aniversario del pueblo.

Los integrantes del conjunto tocaban sobre un camión que serpenteaba las curvas que conducen en pendiente hasta la plaza Bolívar. Iban concentrados en la melodía, pero también en la botella con guarapita que compartían.

Los vecinos se asomaban por la ventana, algunos con ropa de dormir, y no pocos estiraban la mano para aceptar el vaso con licor que les ofrecía el personal de la Alcaldía de El Hatillo que caminaba detrás del vehículo.

“Es la primera vez que veo que se hace esto por El Calvario”, dice Gladys Núñez, una habitante de la zona que iba a su trabajo.

Al llegar al pueblo se sumaron más personas, en su mayoría las que tienen más tiempo viviendo allí. En esas calles hubo una parada obligada en la casa de Víctor Lira, el responsable de la guarapita.

“Mientras más tiempo pase es mejor. Se añeja y mejora el sabor”, cuenta el hombre también conocido por ser un buen bailarín de música de antaño. Lamenta que la celebración haya sido este año un día de semana. “Sábado o domingo hay más gente”, indica.

Después de las 7:00 am llegaron a la plaza Bolívar. Algunas parejas bailaron antes de que terminara la fiesta en conmemoración a la fundación de la parroquia Santa Rosalía Palermo de El Hatillo, el 12 de junio de 1784.

Los vecinos volvieron a la rutina, al trabajo, a pagar las cuentas y a hacer una larga cola para comprar café en un camión que se estacionó cerca. Vendían hasta 4 paquetes de medio kilo por persona a 25 bolívares cada uno.


Gente común
El historiador Elías Pino Iturrieta fue el orador de orden de la sesión solemne que se realizó por el 230 aniversario de la fundación de la parroquia Santa Rosalía de Palermo de El Hatillo. Resaltó la importancia de la historia para la posteridad. Además habló del rol de personajes como Baltasar de León, responsable de la creación de la parroquia.

Recordó que la historia no es solo las batallas de Carabobo o Ayacucho, de figuras como Simón Bolívar o Juan Vicente Gómez, sino también la que hicieron personajes casi desconocidos, aquellos a los que no se les hace la estatua de rigor: “Hoy celebramos una obra de gente común”, dijo en el acto celebrado ayer por el Concejo Municipal de El Hatillo, en el que también estuvo el alcalde David Smolansky.