• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El gobierno asignó la mayoría de los cupos en universidades

Las pruebas internas siguen programadas | Foto Archivo El Nacional

Las pruebas internas siguen programadas | Foto Archivo El Nacional

La OPSU tomó entre 70% y 100% de las plazas disponibles para los nuevos ingresos en las casas de estudio, aunque en 2008 se acordó solo dar 30% 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Oficina de Planificación del Sector Universitario tomó entre 70% y 100% de los cupos de las universidades públicas, pese a que desde 2008, en la resolución 450 del Consejo Nacional de Universidades, las autoridades universitarias acordaron otorgarles por esta vía de admisión 30% de las plazas a la OPSU y el otro 70% sería por prueba interna, convenios académicos, culturales, deportivos y gremiales de cada universidad.

El viernes 15 de mayo la OPSU entregó 181.333 cupos y anunció que hasta el 29 de mayo pueden modificarse los datos en el Sistema Nacional de Ingreso porque aún quedaban por entregar 79.245 cupos disponibles en las instituciones universitarias oficiales del país, para así tomar, en su totalidad, 100% de las plazas.

La asignación tomó por sorpresa a casas de estudio que ya han realizado y están por realizar sus exámenes de admisión. En la Universidad Central de Venezuela, la OPSU abarcó 71% de los cupos y se excedió su límite de plazas en 3.664 estudiantes admitidos. En total, la UCV puede recibir anualmente 9.589 estudiantes, pero el organismo educativo del gobierno asignó a 6.743 bachilleres. Aproximadamente 3.000 cupos quedarían para los 48.000 bachilleres inscritos en las 3 evaluaciones diagnósticas que comenzaron a aplicarse el domingo 17 de mayo.

En un comunicado de los consejeros de la Facultad de Humanidades de la UCV califican la medida de “Dakazo académico” y señalan que se está violando la autonomía universitaria consagrada en el artículo 109 de la Constitución, además del artículo 20 de la Ley de Universidades, el reglamento de ingreso de alumnos a la UCV y los acuerdos de OPSU y las universidades de 2008.

En la Escuela de Comunicación Social de la UCV, una de las carreras más demandadas, el gobierno asignó 90 de las 100 plazas, por lo que de la totalidad de quienes se inscribieron para presentar la evaluación diagnóstica solo 10 tendrán la posibilidad de ingresar a la UCV.

Nina Rodríguez, coordinadora general de la Secretaria de la UCV, explicó que solo en las Escuelas de Idiomas Modernos, Arquitectura y Nutrición y Dietética, la OPSU asignó los cupos que le correspondían. En la modalidad de Estudios Universitarios Supervisados, que funciona en Barcelona, Barquisimeto, Ciudad Bolívar y Puerto Ayacucho, se sobrepasó la disponibilidad total.

El domingo 17 de mayo 8.427 bachilleres presentaron la evaluación para ingresar a las carreras del área de salud. Nicolás Bianco, vicerrector académico de la UCV, señaló que las dos pruebas internas que se realizarán durante los próximos 15 días para admitir a postulantes en Ciencias Sociales, Políticas y Jurídicas, y de Ciencias seguirán su curso. Señaló que adjudicarán 70% de las plazas a los que saquen el mejor puntaje en las pruebas y exigirán recursos al gobierno para poder admitir a los asignados por OPSU.

“Hasta esta hora no tenemos una notificación u oficio que nos diga cuáles son las pretensiones de la OPSU así hayan dejado caer esta data por Internet. En enero le dijimos al CNU que está fuera de la ley si intenta alterar el orden de las cohortes de bachilleres cada año. La ley establece que el Consejo Universitario de cada universidad es el que determina el número de cupos y procedimiento para ingresos”, expresó Bianco.

En la Universidad del Zulia, la secretaria Marlene Primera informó que luego de la adjudicación del viernes solo quedaron por distribuir 2.990 plazas por méritos académicos. De una disponibilidad para admitir 15.213 nuevos estudiantes, el organismo utilizó 12.223. “Se está evaluando con dos comisiones las implicaciones del impacto académico que genera el número de asignaciones, la prosecución de estudios y si esos asignados cumplieron con el perfil vocacional y los promedios para optar a las carreras”, explicó Primera.

La Universidad de Carabobo recibiría este año 13.555 bachilleres y solo le quedan disponibles 3.956 cupos después de la distribución. Pablo Aure, secretario de la UC, denunció que se está violando la autonomía universitaria y anunció que pese a la medida el Consejo Universitario de esta casa de estudio ratificó continuar con el proceso de pruebas internas. De los 9.500 espacios disponibles en la Universidad de los Andes, el gobierno asignó 7.500.

El caso de la Universidad Simón Bolívar es el más dramático. La OPSU copó la totalidad de las plazas. El organismo dio ingreso a 2.042 estudiantes, el número de nuevos ingresos que planificó la institución para este año. En 2013, esta casa de estudio aumentó el porcentaje de plazas para la OPSU de 24% a 30% de los cupos totales y asignó 655 cupos a través de Sistema Nacional de Ingreso. Enrique Planchart, rector de la USB, anunció que los admitidos por la prueba interna tendrán la prioridad para estudiar en la casa de estudio y mañana el Consejo Directivo evaluará acciones sobre la data que suministró el ente.

La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios se reunirá hoy para tomar medidas.


Ingreso sin pruebas
Manuel Fernández, ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, declaró la semana pasada que la nueva etapa de modificación de datos en el Sistema Nacional de Ingreso, que culmina el 29 de mayo, busca asignar 100% de los cupos disponibles en las universidades. Señaló que por resolución aprobada por la mayoría de sus miembros, en una sesión realizada el 6 de marzo de 2008, el CNU eliminó las pruebas internas de admisión en las universidades del país y la decisión que fue ratificada en la sesión del 16 de diciembre de 2014.

Enrique Planchart, rector de la USB, desmintió estas declaraciones y recordó que en la reunión de CNU de marzo de 2008 el ministro de turno propuso eliminar las pruebas internas y los rectores de las universidades decidieron otorgar solo 30% de las vacantes a la OPSU y el resto se distribuiría por pruebas de admisión y otros mecanismos como el mérito deportivo, cultural o actas convenio.

El artículo 20 de la Ley de Universidades establece que son atribuciones del Consejo Universitario: “fijar el número de alumnos para el primer año y determinar los procedimientos de selección de aspirantes”. El mismo artículo refiere que el CNU puede recomendar los correspondientes procedimientos de selección de aspirantes.

En 2008 se eliminó la Prueba de Aptitud de Académica del Consejo Nacional de Universidades y el proceso de selección empezó a realizarse por percentiles. Se decidió tomar en cuenta el promedio de notas del bachillerato, el de la promoción y el de las materias fundamentales en la carrera que escogió el estudiante para asignar los cupos. En diciembre se modificó la valoración con el SNI. El índice académico del bachillerato perdió peso y aporta solo la mitad de los puntos para el ingreso y el otro 50% se distribuye entre condiciones socioeconómicas, territorialización, participación en procesos de ingreso anteriores y actividades extracurriculares.

Se solicitó una entrevista a la OPSU para obtener su versión sobre la asignación de los cupos. El único vocero autorizado es el ministro.