• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Con globos morados mujeres dijeron No al maltrato

Marcha contra la violencia a la mujer / Ernesto Morgado

Marcha contra la violencia a la mujer / Ernesto Morgado

La caminata, convocada por la Asociación Venezolana de Mujeres, exhortó al Gobierno a crear más casas de abrigo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un total de 11 cuadras, desde la plaza Francia de Altamira hasta la plaza Brión de Chacaíto, caminaron ayer las integrantes de 20 organizaciones no gubernamentales con el propósito de participar en la campaña V-Day, que enlazó a manifestantes de 200 países para protestar contra la violencia hacia la mujer y los niños.
La caminata comenzó a las 10:12 am y exactamente una hora después las decenas de convocados continuaban, con globos morados, pancartas y pitos, expresando su rechazo hacia cualquier forma tipificada de violencia contra las mujeres.
“Amor + Violencia: Agua y Aceite. Quien te ama no te pega”, se leía en uno de los carteles. “Cuando la sangre es de una mujer maltratada la herida es de todas”, expresaba otro. “Ser mujer no es ser débil”, indicaba otro texto escrito sobre cartulina fluorescente.
El grupo de manifestantes, formado mayoritariamente por mujeres, desfiló por una de las aceras de la avenida Francisco de Miranda y a su paso atraía las miradas de los curiosos. Rafael Rodríguez reconoció que la iniciativa es novedosa, pero sugirió involucrar a los entes públicos para lograr mayor difusión; mientras, en el cruce con calle Cecilio Acosta de Chacao, Oscar Rondón dijo que no se podía tolerar el maltrato.
Al llegar a Chacaíto Thamara Masroua, presidenta de la Asociación Venezolana de Mujeres, leyó un comunicado para informar que cada 15 minutos una mujer es maltratada en el país; 3 de cada 10 son asesinadas por sus parejas y, de acuerdo con cálculos de la ONU, 1 de cada 3 mujeres será maltratada en algún momento de su vida; lo cual significa que el flagelo de la violencia contra las mujeres y los niños afectará a 1 billón de féminas en el planeta. Es por eso que la campaña V-Day se conoció en el ámbito mundial con el nombre de Un Billón de Pies, iniciativa que promovió por primera vez hace 15 años la autora de la obra Los monólogos de la vagina, Eve Ensler.

Problema invisible. Trina Rodríguez caminó con sus 88 años de edad a cuestas. Reconoció que estaba cansada, pues la marcha había sido muy rápida, pero aseguró sentirse satisfecha porque lleva una década trabajando como voluntaria a favor de los derechos de la mujer y cree que ahora es cuando se conoce más sobre el tema.
“Hay que llamar la atención y educar, sobre todo a las mujeres, para que se valoren y enseñen a los hijos que deben respetar a sus parejas. Ellos deben recordar que tienen una madre y verla en toda mujer”, reflexionó Rodríguez mientras caminaba lentamente por la acera.
Varios transeúntes reflexionaron sobre el papel de las mujeres en los casos de agresión. Santa Julio aseveró que muchas veces las mujeres aceptan el maltrato por temor a quedar solas: “Llegamos a creer que no conseguiremos a nadie y por eso aceptamos las agresiones y no las denunciamos”.
Andy Castillo fue uno de los pocos hombres presentes en la manifestación y acudió para apoyar a su amiga Yenni Peña, quien reconoció haber sido maltratada verbalmente por su pareja hace un par de años. Castillo dijo que le parecía una excelente estrategia de comunicación, que debe mantenerse para dar visibilidad a un problema muy extendido en el país.

Exhortaciones
Luego de lanzar los globos al cielo y cantar el Himno Nacional, el grupo de manifestantes escuchó el comunicado que leyó Thamara Masroua, en el que se hicieron exigencias al Gobierno a que contribuya con la erradicación de la violencia contra la mujer: diseñar un plan nacional para prevenir y erradicar las agresiones, ampliar el sistema de justicia, aprobar presupuestos para la atención de ese tema, apoyar a las ONG que trabajan en el área, crear casas de abrigo en todo el territorio, publicar estadísticas oficiales, transversalizar los programas en materia de igualdad de género e incorporarlos a los planes educativos, fueron algunas de las peticiones.