• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

150 familias están afectadas por el hundimiento de la vía

Vía de acceso al sector El Bajo Paují cedió y dejó a sus habitantes sin tránsito de vehículos

Vía de acceso al sector El Bajo Paují cedió y dejó a sus habitantes sin tránsito de vehículos

La calle principal del sector Bajo Paují, en El Hatillo, se resquebrajó por movimientos de tierra y filtraciones de agua de Hidrocapital 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El lunes en la noche el sector Bajo Paují, en la subida hacia la avenida principal de Los Naranjos, se estremeció y su vía de acceso principal se resquebrajó hasta quedar totalmente incomunicados para el paso vehicular.

Dos variables pudieron afectar el terreno: el movimiento de tierra para la construcción del Centro Empresarial Torre Q y los continuos botes de agua que hay en las tuberías que Hidrocapital no ha arreglado en la zona.

Dangelo Espinoza, miembro del Consejo Comunal Bajo Paují, explicó que en el sector perteneciente al municipio El Hatillo hay 150 familias afectadas y alrededor de 90 niños que desde entonces deben caminar kilómetro y medio para salir del lugar, debido a que los habitantes no pueden sacar sus carros para llevarlos al colegio. Cada día las caminatas se prolongan hasta media hora para acceder a la avenida principal Los Naranjos.

La contratista encargada de la construcción del centro empresarial se comprometió a solventar los daños de la vía y las tres primeras viviendas de la zona que se vieron afectadas. Hasta ahora solo socavó el terreno hasta aplanarlo para que hubiese paso peatonal y pretende hacer una pantalla atirantada para evitar que siga cediendo el terreno de la primera casa afectada.

Eva Pinto, vecina de la zona, aseguró que acudió a Protección Civil y a dos funcionarios de catastro de la alcaldía, pero aún espera que el ente municipal acuda al lugar para que medien entre la contratista e Hidrocapital, y se solucione la incomunicación vial de la forma más rápida y con garantías de que las casas no se verán afectadas otra vez por los botes de agua y movimientos de tierra.

Otra preocupación de la comunidad del Bajo Paují es que hay una quebrada que colinda con la construcción que podría desbordarse con las lluvias. “No entendemos cómo esta contratista está haciendo trabajos acá cuando hay una quebrada al lado. No se sabe cómo obtuvieron los permisos”, denunció Espinoza.

Se solicitó información sobre daños a la Alcaldía de El Hatillo, pero no se obtuvo respuesta.