• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La falta de coordinación impone barreras en Caracas

Dos millones de vehículos se desplazan en la región metropolitana de Caracas | Foto Raúl Romero

Dos millones de vehículos se desplazan en la región metropolitana de Caracas | Foto Raúl Romero

Cada una de las autoridades que rigen en materia de transporte actúa por su cuenta, sin pensar en que muchas veces el ciudadano debe atravesar varios municipios para llegar a su destino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Son las 10:00 am en Capitolio. El semáforo cambia a rojo y una unidad de transporte con dirección a El Silencio queda estacionada en la intersección entre las avenidas Baralt y Universidad. Allí, en el medio de la calle, los pasajeros comienzan a bajarse de la unidad, sin importarles que hay vehículos que continúan moviéndose a su alrededor. Al mismo tiempo un motorizado se desplaza por la acera de la esquina La Pedrera y no se ve rastro de ningún vigilante de tránsito que acuda a poner orden en la escena.

En la Baralt más de 50 rutas de transporte compiten por pasajeros, mientras que en la región metropolitana luchan por ejercer la autoridad en materia de tránsito 33 instancias (nacionales, distritales, estadales y municipales) que no han logrado articular una política pública que permita disminuir más de las tres horas al día que pasa un ciudadano atascado en el tráfico caraqueño.

Cada municipio ha implementado alguna estrategia: En Chacao funciona el Transchacao; en Baruta, el Transbaruta; en El Hatillo hay un proyecto piloto de Transmetrópoli escolar; en Sucre se han hecho esfuerzos para rescatar la cultura vial y en Libertador han desarrollado vías de circulación exclusivas para bicicletas. “¿Qué falta para optimizar el resultado?: una efectiva y eficiente coordinación de esos esfuerzos, de forma que el gobierno deje de hacer cosas que son competencia de las alcaldías y se dedique a cumplir y hacer cumplir las normativas, en vez de incumplirlas en la ejecución de obras urbanas inconsultas. El gran impedimento para alcanzar un buen desempeño: El desencuentro en que estamos sumergidos los venezolanos”, afirma Eddy Luz Cristiani, presidente del Instituto Metropolitano de Transporte.

La falta de coordinación entre gobernantes, por ejemplo, hace que una ciclovía termine abruptamente en la frontera entre Libertador y Baruta, y desaprovecha así la oportunidad de incentivar formas alterna de movilidad en la ciudad. Esa misma ciclovía, obra de la Alcaldía de Libertador, también se interrumpe frente a la Universidad Bolivariana de Venezuela porque su trazado interfiere con uno de los pilotes necesarios para la ampliación de la autopista Valle-Coche, que ejecuta el Ministerio de Transporte Terrestre y Obras Públicas.

Celia Herrera, presidente de la Sociedad Venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad, agrega que la maraña legal y la eliminación del Cuerpo Técnico de Vigilancia de Tránsito Terrestre –asimilado por la Policía Nacional Bolivariana– suman obstáculos a la gobernabilidad en materia de movilidad. “Cada funcionario debería leer la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos y revisar cuáles son las atribuciones de sus cargos. No hay un ente que coordine las políticas. Cada quien hace lo que le parece; no piensan pensar en el bien común, sino en lo que es más vistoso y al final nadie quiere encargarse de nada”, afirma Herrera.

Organizar el transporte. La tendencia mundial es desincentivar el uso del vehículo particular –que ocupa mayor cantidad de vías, pero mueve a un menor número de pasajeros–; sin embargo, en Caracas se va a contracorriente.

“El problema de la movilidad no se resuelve a través de la instalación de rampas, salidas o desahogos en la autopista. Hay que atacar el problema central que es el transporte público. De lo contrario, se está pensando en los carros mas no en la gente”, señala Rafael Argotti, otrora presidente de Inmetra durante la gestión de Juan Barreto. El ingeniero sugiere ampliar servicios como el del Buscaracas, reglamentar las líneas privadas de transporte, construir paradas, lograr que el sistema funcione las 24 horas del día e implementar un sistema de cobro mediante una tarjeta electrónica que evite que los conductores manejen dinero en efectivo. También propone estandarizar el precio de la gasolina de acuerdo con su valor internacional. “Es mucho más económico reglamentar el sistema de transporte que continuar construyendo infraestructura vial con una visión desarrollista. Hay que avanzar hacia la intermodalidad”.

Edgar Rondón, quien ha sido transportista por 14 años, asegura que los planes que se han intentado implementar para organizar el transporte, como los corredores viales, duran poco y no tienen resultados: “Hay demasiadas camionetas, los motorizados no respetan nada, se comen la luz y van en contrasentido, y el pasajero quiere que uno lo deje en cualquier parte. Esto está minado de choros y nosotros también somos abusadores”, afirma, mientras espera en Capitolio que se llene su unidad.

Combinar sistemas
Para que en Caracas haya movilidad debe haber un sistema de transporte que sea multimodal; es decir, que el usuario pueda combinar varios sistemas: superficial, subterráneo, bicicletas y vehículo particular, a medida que se desplaza por la ciudad.

Eduardo Páez Pumar, director de la Asociación Integral de Políticas Públicas, explica que la ciudad necesita estaciones multimodales como por ejemplo en La Rinconada, y crear anillos en los que converjan los sistemas de transporte. Alega que quienes provienen desde los Valles del Tuy deberían poder seguir hasta Valencia o Maracay. “Si queremos que haya movilidad hay que distribuir a los usuarios”. Sugiere que el Metro debe crecer en rutas troncales, como la Línea 6, que es paralela a la Línea 1.

Las Cifras
2 millones de vehículos se desplazan en la región metropolitana de Caracas
15 kilómetros por hora es la velocidad promedio de desplazamiento en las vías rápidas durante las horas pico
57% de los viajes que se realizan en el área metropolitana se hacen en transporte público, 24% en vehículos particulares y 18% a pie