• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La espera de Zohe por un trasplante

Tiene 4 años de edad y en Instagram su familia inició una campaña para lograr el transplante de médula ósea que requiere para curarse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los 4 años de vida de Zohe Kamila Buelvas Corredor están retratados en la cuenta de Instagram @untrasplantedemedulaparazohe. Hay fotos desde que era un bebe que daba sus primeros alaridos de vida, otras hechas en algún Carnaval disfrazada de Rapunzel y las de las últimos meses en las que ha posado con sus gorros tejidos, y su sonrisa, en los pasillos del Centro Médico de Caracas, donde trata su linfoma no Hodgkin.

 

Su caso es parte de las estadísticas del cáncer infantil y suma a la espesa angustia de quienes esperan tratamientos. Cada año, al menos 1.500 niños son diagnosticados con cáncer en el país, de acuerdo con las cifras manejadas por  Luis Capote Negrín, oncólogo y epidemiólogo especializado en el manejo de las estadísticas de la enfermedad en Venezuela.

 

Karina Corredor, madre de Zohe, recibe medicamentos a través de la Farmacia de Alto Costo del IVSS, en ocasiones ha fallado la entrega de la Ifosfamida, hoy agotada, y de Metrotexate. “Estamos buscando unas agujas de seguridad que se usan para administrarle los medicamentos por el catéter, pero están agotadas en el país”, expresó.

 

De acuerdo con datos de la Red Defendamos la Epidemiología Nacional de la Sociedad Venezolana de Salud Pública 16 de las 26 quimioterapias más usadas en el país están completamente agotadas, tanto en farmacias públicas como privadas. También escasea el yodo, que se utiliza para otros tipos de cáncer, faltan equipos y materiales necesarios para el control de quienes ya han superado el cáncer.

 

A través de las redes sociales, la familia de Zohe promueve una campaña para recaudar fondos que le permitan someterla a una operación para sanarla. Fue diagnosticada en junio, culminó su tratamiento en septiembre y sufrió una recaída en diciembre. El viernes sus papás hicieron un nuevo viaje desde Cúa, donde viven, para una consulta médica para iniciar un nuevo ciclo de quimioterapia. Con naturalidad, entró a la capilla de la clínica, en la que pidió a la imagen de José Gregorio Hernández por su salud. Ese viernes le costó sonreír, pero se dejó hacer fotos encaramada en los hombros de su papá Darío Buelvas.

 

“Ya la cobertura del seguro se acabó y ahora hacemos esta campaña porque ya no tenemos dinero. Los gastos por la intervención podrían estar entre 400.000 y 500.000 dólares. Todavía no sabemos el monto exacto, pero mientras tanto no podemos quedarnos de brazos cruzados”, contó su mamá.

 

La venta de pulseritas, zarcillos, obsequios y aportes en efectivo han servido para obtener fondos para la intervención quirúrgica que se realizaría en Estados Unidos o Italia. Actualmente, Zohe está en la lista de la Fundación para el Trasplante de Médula Ósea, de Maracaibo.