• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Con esfuerzo e ingenio, padres agasajaron a los niños en su día

El Parque del Este se llenó de gente por razones de ahorro. El Museo de los Niños sació la curiosidad de los pequeños

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los jardines, las pelotas saltaban de mano en mano. En un rincón, un padre y su hijo intentaban volar un papagayo cuyas cuerdas lucían enredadas, y había mantas tendidas por doquier en la grama aún húmeda luego de una mañana de lluvia. La entrada del Parque del Este, abarrotada de gente, evidenció que ese fue el lugar preferido para pasar el Día del Niño en Caracas y dejó ver la estrategia de muchos: llevaron bolsas con refrescos, chucherías, refrigerios y hasta cajas de pizza para una celebración más austera según las circunstancias.

En una mesa con cráneos de animales, los guías ambientales enseñaron sobre anatomía. La piel de lo que debió haber sido una culebra muy grande acaparó las caricias de los niños, que intentaban tocar las escamas. La bailoterapia y las presentaciones de grupos de baile, en cambio, atraparon las miradas y pusieron a bailar sobre todo a los adultos.

"Vinimos aquí porque es más libre. Puedes traer tu almuerzo, el agua. Ir a un centro comercial sale muy caro, igual que ir a la playa que ya casi no se puede", dijo Eriana Aponte, madre de una niña de 5 años.

Tradición. El túnel de colores del Museo de los Niños sonó ayer con cientos de pisadas. Las notas musicales que acompañan a los colores de la escala cromática fueron activadas por los pequeños que estuvieron rodeados de ciencia, tecnología y cultura.

Aunque el Planetario está un poco atrasado tecnológicamente, sigue maravillando a los más pequeños como la primera vez. La institución tiene casi 34 años.

Susana Soto fue al museo para "pasar un día completamente diferente, alejado de los problemas del día a día". La opción era una de las más económicas que ofrecía la ciudad. La entrada más costosa, que permite el acceso a todas las áreas, cuesta 1.550 bolívares.

Las alcaldías también celebraron y gratis: en el Gran Muro de Petare, de Sucre, en la Plaza Alfredo Sadel, de Baruta, y en la Plaza Bolívar, de Chacao, se instalaron colchones inflables, pintacaritas, juegos, música y magia.