• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El embarazo adolescente incomoda en las vitrinas del Sambil

Las ONG Fundana y Construyendo Futuros impulsan una campaña que muestra a maniquíes vestidas de liceístas y embarazadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace ocho días una vitrina ficticia del Sambil exhibe una campaña irreverente. Se acerca diciembre, pero no muestra productos para Navidad sino una realidad social que avergüenza a unos y hace reflexionar a otros. Unos maniquíes con camisa azul de liceístas se presentan embarazadas con un letrero al fondo que anuncia: “Regreso a clases”. La campaña la impulsan las ONG Fundación Amigos del Niños que Amerita Protección y Construyendo Futuros.

“¿Qué es esto?, ¿por qué estos maniquíes son así”, vocifera una cliente del centro comercial, y acelera el paso sin que la mirada se quite fijamente de la vitrina. Otra señora se abochorna y entra en negación: “A estos muñecos hay que purgarlos porque tienen lombrices. ¿Será eso?”.

Una parejita de adolescentes pasa tomada de las manos y ambos ven de reojo la vitrina. La novia hala al varón por el brazo, pero él no puede cerrar la boca. Bajan por la escalera mecánica y a distancia sí, en puntillas, se atreven a mirar hasta que descienden. Les da pena acercarse para entender de qué se trata.

Mayeribe González se acerca a la tienda, parpadea, aclara la vista y fija la mirada en los maniquíes, frunce el ceño y exclama: “Ahora sí se pasaron. Fomentan el embarazo para ir a clase porque la Lopnna los ampara”. Luego voltea a la vidriera de al lado y lee: “En Venezuela cada 3 minutos queda embarazada una adolescente menor de 18 años. 90% de las jóvenes conoce los métodos anticonceptivos, pero solo 10% los usa”, relaja la cara automáticamente. “Me da escalofríos; no lo puedo seguir viendo, pero es verdad”, exclama.

La realidad generó incomodidad en algunos por presentarse de manera muy cruda. “Si te impactas con unos maniquíes, ¿cómo te pones con unos niños que serán padres? Impacta porque te explota la burbuja en la que vives. Si te niegas a la realidad ¿cómo pretendes solucionar?”, responde Gabriela Rodríguez, coordinadora del programa Quiero saber, de la ONG Construyendo Futuros.

Rodríguez señala que en 1998 la Encuesta Nacional de Población y Familia del Instituto Nacional de Estadística encontró que los jóvenes se iniciaban sexualmente a los 15 años de edad. En 2010 se comprobó que a los 12 años los adolescentes se estrenan en el acto sexual. Las fundaciones informan que 30% de las madres adolescentes dejan la escuela, y el otro 70% no trabaja.

Ambas ONG alegan que hay mucha información sobre el sexo, pero poca formación. Por esta razón, Construyendo Futuros, dicta talleres de formación de maestros en Educación Sexual, desde hace tres años, en 14 colegios del municipio Sucre, Petare, y en 9 planteles de la Gobernación de Miranda en Valles del Tuy.

Francys Cohén, presidente de Fundana, lleva la premisa de “escuchar, antes de prohibir”. Recomienda a los padres tratar de entender la situación. “Hay muchas cosas que normar, pero lo importante es que el joven asuma la consecuencia del acto y los padres deben darles las instrucciones que consideren”, explicó la activista.

La campaña comenzó en julio en una vidriera de otro centro comercial solo por 24 horas. Se llamó “vitrina de la vergüenza” y únicamente se mostraba a las muñecas embarazas. Esta nueva estará un mes en el centro comercial Sambil y se incorporaron los paneles para informar a los transeúntes sobre el embarazo en adolescentes. Adicionalmente se replicará la estrategia comunicacional en otras sucursales.