• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Los desechos se han convertido en un botín en Candelaria

Basura, buhoneros e indigentes completan el panorama de desidia | Laura Tirado

Basura, buhoneros e indigentes completan el panorama de desidia | Laura Tirado

Las personas esperan a que los empleados de un supermercado descarguen la basura y en bolsos trasladan lo que encuentran

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“¡Yuca, yuca!”, grita una mujer mientras rompe un saco que hace segundos arrojó a la basura un carretillero del Unicasa, en Candelaria. Tras su descubrimiento, como si se tratara de una carrera y pese a que la lluvia comienza a arreciar, cinco personas se aproximan con desespero para alcanzar a llevarse una porción del tubérculo.

Entre las esquinas de Candilito y Avilanes, donde queda una de las entradas a ese supermercado, la escena anterior se repite casi a diario a partir de las 5:30 pm cuando los empleados del local comienzan a descargar los desechos, incluidos alimentos que ya no consideran óptimos para la venta. Pero quienes hurgan en la basura por comida en el lugar no son indigentes. La semana pasada, dos niños sin uniforme, pero con bolsos escolares tricolor, caminaban alrededor de las bolsas negras y las cajas apiladas en el lugar donde tiene una de sus paradas el camión del aseo urbano. También estaba una joven con un bebé, una mujer embarazada y tres hombres.

“Claro que sí se consiguen cosas, mira todo lo que tenemos aquí”, dice una de las mujeres de más edad del grupo mientras señala el botín –que incluye vegetales y frutas– arrimado hacia la pared del edificio donde está el Unicasa.

“Lo que tienes es que ponerte activa”, recomienda. En ese momento uno de los hombres del grupo se acerca desconfiado para interrumpir la conversación.

Después de un conato de pelea por quién se llevaba unos restos de verduras, un hombre que fumaba un cigarro unos metros de distancia expresó: “Luego dicen que en Venezuela no está pasando nada”.