• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Pidieron por la reconciliación en entronización de la Virgen del Valle

Virgen del Valle / Alexnys Vivas

La Virgen del Valle lució una cruz en el centro con piedras de swarovski, donado por Josefa Dolores Vásquez. / Alexnys Vivas

El obispo de la Diócesis de Margarita, monseñor Jorge Aníbal Quintero Chacón, presidió la Santa Misa Estacional a las 7:00 pm

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En medio de fuegos artificiales, cánticos y música margariteña la feligresía comenzó a llegar desde temprano para presenciar la bajada de la Virgen del Valle, en ocasión de los 102 años de la coronación canónica.

La explanada de la basílica menor resultó insuficiente para albergar a los más de 5.000 devotos que acudieron a presenciar la ceremonia religiosa. A las 8:00 am y 10:30 am celebraron la santa misa de todos los años y a las 12:00 m fue cerrada la basílica hasta las 6:00 pm para el rezo del santo Rosario y comienzo del ejercicio del mes de la Virgen del Valle.

A las 7:00 pm el obispo de la Diócesis de Margarita, monseñor Jorge Aníbal Quintero Chacón, presidió la Santa Misa Estacional en la explanada de la basílica menor del Valle del Espíritu Santo.

Finalizada la ceremonia eclesiástica, los cargadores oficiales procedieron a la bajada y entronización de la sagrada imagen que lució un vestido blanco confeccionado en tul bordado y una cruz en el centro con piedras de swarovski donado por Josefa Dolores Vásquez.

Peticiones. Los fieles coinciden este año al solicitar a la venerada Virgen Marinera su intercesión por la reconciliación de los venezolanos.

Maura Marcano viajó desde Caracas para agradecer a la Virgen del Valle por los logros alcanzados. Juan Pablo Rodríguez, al igual que todos los años, viajó desde Maturín para dar gracias a la Virgen Bonita por devolverle la salud.

“Además le pedí que intercediera para que cesen las peleas por razones políticas entre los venezolanos. Los venezolanos somos hermanos y no podemos seguir en esa pelea”.

Oswaldo Suárez, residente de Porlamar, acudió para ratificar su fe por la Virgen del Valle y pedirle solución a la situación del país.

“La constante pelea nos está llevando a situaciones muy críticas. Los sueldos no alcanzan y la comida cada día está más escasa. Tenemos que rezar mucho”.