• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Hay un déficit de 20 trasplantólogos en el país

 Imagen de una operación de trasplante de hígado |  EFE

Imagen de una operación de trasplante de hígado | EFE

El jefe de la Unidad de Trasplante del hospital militar afirma que requieren 4 médicos por cada centro público, pero solo hay 12 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un déficit de por lo menos 20 médicos especializados ha agudizado en los últimos meses la crisis administrativa que afronta el Sistema de Procura de Órganos y Tejidos porque el área pública de salud sólo dispone de 12 especialistas para atender a más de 3.000 pacientes que se mantienen a la espera de un riñón, córnea o hígado.

La información la dio a conocer David Arana, jefe de la Unidad de Trasplante del Hospital Militar Carlos Arvelo, quien advirtió que la red de salud registra dificultades para capacitar a especialistas.

Arana detalló que en Venezuela hay un reducido grupo de médicos dedicados a cubrir la sustitución de órganos en los ocho centros públicos que actualmente están autorizados para realizar implantes. En Caracas se practican en los hospitales Miguel Pérez Carreño, Militar Carlos Arvelo, J. M. de los Ríos y Jesús Yerena. En el interior, solo el Universitario de Maracaibo y los centrales de Mérida, Barquisimeto y Valencia están autorizados para realizar ese tipo de intervenciones.

Manifestó que de la docena de especialistas disponibles, la mitad labora en el Hospital Militar, donde ejecutan más de 80 reemplazos de órganos cada año. “Hay un problema de formación. El Gobierno debería aplicar los incentivos y bonos económicos establecidos en la disposición segunda de la Ley de Trasplante, para motivar al gremio a especializarse”, dijo Arana.

Opinó que Min Salud debería garantizar la permanencia de cuatro cirujanos especialistas en cada centro. Sostuvo que ese tipo de cirugía requiere un alto nivel de precisión, que exige como mínimo 10 años de experiencia.

Aseguró que 30% de los trasplantes se realizan en el sector privado debido a la escasez de suministros para mantener activo un equipo público de trasplantólogos.

Arana, que forma parte de la Comisión Nacional de Trasplantes, informó que el despacho de Salud actualmente se encuentra en conversación con el gremio para revisar una serie de protocolos y normativas sobre el asunto.

Interrupción. Aunque hay pacientes anotados en listas de espera y se tienen identificados a los posibles donantes gracias al Sistema de Registro, la crisis económica ha mermado la posibilidad de cumplir con la extracción de los órganos para un posterior trasplante.

Antes de que se paralizaran las intervenciones, el Sistema de Procura podía concretar en promedio 430 trasplantes al año, lo cual se ha convertido en una bomba de tiempo para las 3.395 personas que actualmente esperan por un riñón, córnea, hígado o médula.

Para Arana, la crisis también es consecuencia de la división que existe entre los especialistas encargados de extraer los miembros y los cirujanos responsables del trasplante, por lo que aclaró que mientras no haya recursos para la extracción de órganos el proceso de donación continuará paralizado.