• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Dos meses y medio lleva dañada la rampa de la transferencia Zona Rental-Plaza Venezuela

Este es el único cartel que informa de la situación | Foto Jorgenis Hernández

Este es el único cartel que informa de la situación | Foto Jorgenis Hernández

En enero la única cinta operativa se modificó y comenzó a ir en dirección contraria, mientras que la averiada tiene la señalización "Rampa fuera de servicio"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La rampa que facilita el recorrido en la transferencia de las estaciones Zona Rental y Plaza Venezuela, Línea 4 y 1 respectivamente, tiene dos meses y medio funcionando a medias y entre las quejas de quienes a diario utilizan el Metro de Caracas.

La estructura mecánica tiene dos cintas: una que sube y otra que baja. Desde la primera semana de diciembre de 2015, la cinta que iba en dirección Plaza Venezuela-Zona Rental dejó de funcionar sin mayor explicación por parte del sistema de transporte. El año finalizó con un aviso que señalaba: “Rampa fuera de servicio”.

En los primeros 15 días de 2016 no hubo algún intento de repararla. En cambio, ocurrió una alteración en el funcionamiento de la rampa: la cinta que iba de Zona Rental a Plaza Venezuela se modificó y comenzó a ir en dirección contraria, mientras que la cinta averiada siguió con la señalización, ignorada por algunos usuarios que la utilizan para movilizarse.

Dos empleados de la estación Zona Rental afirmaron que la rampa tiene tres meses sin funcionar porque “hay un eje dañado y estamos esperando que llegue la pieza”. No dieron mayor información porque no tienen permitido declarar ante la prensa.


Caos diario

La tarde de este 16 de febrero una falla se registró en la Línea 2 del Metro de Caracas y se generó un retraso que colapsó algunas de las estaciones que integran esa línea, entre estas Zona Rental.

En medio de la situación, la rampa de la transferencia fue apagada aproximadamente por una hora. Es decir, la única cinta que trabajaba dejó de hacerlo.

Las quejas de los usuarios colmaron el lugar y algunos mencionaron la “falta de respeto” del sistema de transporte.

Trabajadores de la estación aseguraron que la medida respondía a la cantidad de personas que estaban utilizando la rampa y que funcionaría nuevamente, a medias, cuando disminuyera el flujo de usuarios.