• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

¿Cuánto cuesta independizarse en el “socialismo” del siglo XXI?

Los precios de los alquileres actualmente oscilan entre 80 y 550 mil bsf | Foto: Archivo

Los precios de los alquileres actualmente oscilan entre 80 y 550 mil bsf | Foto: Archivo

Entre 2015 y 2016 los precios de los alquileres se han incrementado en casi 300% en la Gran Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La actual crisis que atraviesa el país afecta el nivel de vida de los ciudadanos. La escasez de alimentos, de medicina y la inflación han consumido el poder adquisitivo. Para los jóvenes que están en edad de independizarse se les hace cuesta arriba la posibilidad de un alquiler.

Con un sueldo mínimo base de 15.051,15 bolívares, se necesitan aproximadamente 37 sueldos mínimos para costear el alquiler de un anexo -sencillo y en zonas con dificultad de acceso- que oscila entre 80 y 550 mil bolívares en la Gran Caracas. 

En el 2015, los precios estaban entre 80 mil y 195 mil bolívares mensuales, según una investigación realizada por la periodista Dulce María Rodríguez. Esto representa un aumento cercano a 300% en los precios del alquiler de vivienda. 


Limitantes 

A los exorbitantes costos se le suman las restricciones para quienes tengan hijos, mascotas o no posean un vehículo propio. La consignación de documentos es otro tema al cual ponerle la lupa.

Referencias personales, constancia de trabajo, los últimos tres meses de los estados de cuenta,  certificación de ingresos y más, son lso documentos solicitados por los arrendatarios antes de otorgar una cita para mostrar la propiedad a quienes buscan arrendar.

Desde la aprobación de la última ley de arrendamiento en 2014, los contratos con los inquilinos no deben tener un tiempo mayor a un año, por lo que actualmente están solicitando de tres a nueve meses de depósito para cerrar la negociación.

Una joven -que prefirió mantenerse en el anonimato- contó que mientras buscaba apartamento en las diferentes páginas inmobiliarias, se topó con un presunto vendedor de bienes raíces, a quien calificó de “estafador”.

El “vendedor” le pidió una cantidad de dinero para afiliarse a la inmobiliaria a la que pertenecía y mostrarle así el apartamento. La joven le solicitó el nombre y RIF de la empresa que representaba antes de acceder a afiliarse, ante lo que recibió una respuesta llena de nerviosismo.

Lidiar con este tipo de situaciones, se convierte en una de las principales limitantes a la hora de buscar una propiedad para rentar.

En el 2016 la economía ha desplazado a la delincuencia como una de las principales problemáticas que atraviesa el ciudadano venezolano, ha convertido a la juventud del país en la generación de los "arrimados".