• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Algunos cuadros de chikungunya son similares a los de Maracay

No se descarta que los fallecimientos pudieran responder a una versión atípica de la fiebre chikungunya | Foto Archivo El Nacional

No se descarta que los fallecimientos pudieran responder a una versión atípica de la fiebre chikungunya | Foto Archivo El Nacional

Los pacientes que han fallecido han presentado un cuadro general de fiebre, dolores articulares, sarpullido, que luego conducen al deterioro general del cuerpo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre los años 2005 y 2006, en isla de La Reunión, situada en el Índico francés hubo 244.000 casos de chikungunya, que terminaron con 203 muertes. La cifra representa 0,1% de los pacientes. El Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela reportó en su cuenta de Twitter que este año, durante la epidemia de la enfermedad en América, en Martinica hubo 55 muertes, con 61.860 casos registrados y 49 en Guadalupe con 77.240 casos. En los 140 caracteres que abarca el tuit, el instituto se pregunta: “¿Estamos en Venezuela viviendo algo similar?”.

Para el ex ministro de Sanidad Rafael Orihuela, la respuesta a la interrogante es afirmativa. Señala que los casos se han presentado en las zonas del país donde están ocurriendo el mayor número de casos de dengue y chikungunya –Miranda (Valles del Tuy), Aragua, Carabobo, Vargas, Distrito Capital– por lo que no descarta que los fallecimientos pudieran responder a una versión atípica de la fiebre africana. “Algunos de los que murieron en La Reunión tenían alguna condición previa, otros no. El problema es que no se tiene cómo correlacionar los casos porque no hay cifras específicas de chikungunya. Lo que está claro es que el número de fiebres aumentó de 60.000 en julio a 90.000 en agosto. El virus de la chikungunya entró con mucha fuerza y ahora estamos en la fase de expansión de la epidemia”.

Desde que se reportó el primer caso de chikungunya, en junio, han pasado 16 semanas. Desde entonces el Ministerio de Salud ha dado reportes generales de diagnósticos confirmados, hasta ahora no ha presentado la distribución. El último balance lo dieron el 29 de agosto cuando se reportaban 243 casos. En el boletín de la Organización Panamericana de la Salud de la segunda semana de septiembre refieren 303 casos autóctonos en el país y 77 importados.

El especialista subrayó que 85% de los casos de dengue y chikungunya se presentan con pocos síntomas, 15% ocurre con muchos síntomas y 0,1% o menos de quienes padecen estas enfermedades fallecen. Aunque las autoridades sanitarias del estado Aragua informaron que en la región solo se han presentado 54 casos de la enfermedad.

No descartan nada. Las muestras fueron tomadas y la comunidad médica está a la espera de los resultados. Edgar Capriles, primer director de Corposalud que hubo en el estado Aragua, señala que en los casos de los pacientes que han presentado una fiebre hemorrágica que ha terminado en su fallecimiento, se maneja una lista de posibilidades y hasta que no se tengan algunos resultados será imposible descartar nada. Capriles señaló que se han tomado muestras de las vísceras y líquidos corporales cuyos resultados podrían estar en 10 días. “Las autoridades sanitarias están obligadas a decir qué es”, afirmó Capriles.

Orihuela subrayó que es prioritario descartar la meningococcemia: “Es muy transmisible y contagiosa de humano a humano, además amerita el tratamiento inmediato de todo aquel que haya entrado en contacto con el paciente y otras medidas de control”.

Los pacientes que han fallecido han presentado un cuadro general de fiebre, dolores articulares, rash o sarpullido, que luego conduce al deterioro general del estado de los enfermos con inflamación de todo el cuerpo, leucocitosis, sangramiento, flictemas (lesiones en la piel) e insuficiencia respiratoria, cardiovascular, hepática y renal.

Para Freddy Carquez, médico internista y profesor titular de la Universidad de Carabobo, esta situación puede responder al deterioro de la cuenca del lago de Valencia: “El deterioro del agua propicia la incubación de gérmenes. Este fenómeno puede ser una derivación del proceso de deterioro sanitario de la cuenca”. Los especialistas indican que son prioritarias las campañas para controlar los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, vectores del dengue y el chikungunya. El Boletín Ambiental del Ministerio de Salud señala que para la primera semana de septiembre el índice aédico aumentó 89% con respecto al mismo período de 2013; el reporte indica que en 25,2% de las casas inspeccionadas estaba presente el zancudo.