• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“La credibilidad es el activo del periodista”

Blanca Vera siempre está a la caza del tubazo económico y es la periodista de la fuente con más seguidores en Twitter | Foto Manuel Sardá

Blanca Vera siempre está a la caza del tubazo económico y es la periodista de la fuente con más seguidores en Twitter | Foto Manuel Sardá

Blanca Vera Azaf es la periodista venezolana de la fuente económica con mayor número de seguidores en Twitter

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Blanca Vera Azaf es la periodista venezolana de la fuente económica con mayor número de seguidores en su cuenta Twitter @bevavera. A finales de julio superaba los 25.500 y en los días que están corriendo son constantes los rápidos incrementos porque en sus escritos de El Nacional en el cuerpo Estrategia siempre hay un “tubazo” o algún dato nuevo sobre lo que está pasando con el dólar en el país, o revela lo oculto que desde el Banco Central de Venezuela se intenta esconder con el Sicad.  

“La credibilidad es el activo del periodista y quizás por eso el número de seguidores”, sostiene esta periodista egresada de la Universidad Central de Venezuela en 1996 y quien este año se hizo acreedora del Premio Antonio Arraiz, que es el máximo reconocimiento anual que otorga El Nacional a un redactor de su plantilla.

Vera ingresó a la sección de Economía en agosto de 2005 para cubrir las fuentes financiera y cambiaria del país, pero estos temas no le eran ajenos toda vez que también los abordó durante el tiempo que trabajó en el diario El Globo y luego en la revista Primicia. Ha estado involucrada en la producción de la edición aniversaria del periódico, ha tenido su paso por firmas de consultoría en materia de comunicación organizacional y estuvo por dos años en Inglaterra, donde cursó una maestría en Comunicación en la Universidad de Westminster.

“Me encanta el periodismo económico pero si tuviera que cambiarlo, sin duda ni complejos, me iría para una revista de modas”, afirma al tiempo que abre bastante sus ojos en un gesto que combina la coquetería femenina con la mirada directa. “Crecí escuchando conversaciones sobre temas económicos por mi padre y mis hermanos, pero también me crié metida en telas gracias a mi madre y a mi abuela materna. Quizás por eso la pasión por los temas económicos y por la moda. A final de cuentas, el mundo de la alta costura es un negocio”, acota.

Combina su desempeño profesional con su actividad gremial en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa. Asume como lucha la defensa de las reivindicaciones laborales de los periodistas y se disgusta si se le dice: “Eres una heroína”.

Asegura que le teme a la tecnología aunque los hechos demuestren los contrario cuando se le ve en el uso de las redes sociales o en la forma como reportea por la mensajería de Blackberry y Whatsapp. Blanca es un ejemplo de adaptación a los cambios vertiginosos del periodismo económico del siglo XXI.