• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El concreto le pasa por encima a 350 árboles

En la Autopista Valle-Coche, hay 350 árboles identificados para ser trasplantados | Foto: Raúl Romero

En la Autopista Valle-Coche, hay 350 árboles identificados para ser trasplantados | Foto: Raúl Romero

Expertos alertan sobre la alteración del clima y el aumento de la contaminación por la extracción de especies debido a la construcción de obras de infraestructura. Están afectando caobas en veda total e indefinida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sobre los árboles de la autopista Valle-Coche hay una sentencia. Tiene forma de número y quedó plasmada en su tronco. El sello vaticina el futuro de las plantas: pronto deberán ser trasplantadas para dar paso a la ampliación de la vía.

Hasta ahora son más de 350 los árboles identificados con el guarismo. Sin embargo, están amparados por una medida judicial que favorece a los que están en San Pedro por tratarse del patrimonio forestal de la parroquia. La orden es del 3 de marzo de 2010 y fue emanada del Tribunal 16° de Primera Instancia en Funciones de Control del área metropolitana de Caracas. La medida prohíbe la tala o la poda en esta parroquia sin los permisos otorgados por las autoridades. Ese documento, ni los estudios de impacto ambiental y sociocultural, han sido mostrados por el Ministerio de Transporte Terrestre a los grupos ambientalistas o consejos comunales del sector.

El MTT anunció la ampliación de la autopista con la construcción de un elevado sobre la estación del Buscaracas Los Ilustres, un puente sobre el río Valle y dos puentes al lado del distribuidor El Pulpo. La institución considera la obra como el viaducto más largo del país, pues tendrá 3 kilómetros de longitud, pero para instalar las bases de esa estructura es necesario cambiar los árboles de lugar.

“No nos oponemos al progreso, pero pedimos que se respete la naturaleza. Cuando el ministro Haiman el Troudi vino a inspeccionar la obra a principios de abril hablamos con él y nos dijo que trasplantarían los árboles y que habría restitución de las especies, pero hemos visto que el trasplante no se está haciendo adecuadamente y están sacado árboles de la parroquia sin tomar medidas de mitigación”, afirmó Yrama Capote, presidente del Grupo Ecológico San Pedro.

Una situación similar ocurre a la altura del distribuidor La Araña por la ampliación de la autopista Francisco Fajardo, donde otro importante número de árboles han sido retirados.

Especies en veda. Antes de trasplantar los árboles que están en las márgenes de la autopista Valle-Coche hay que podar sus ramas, eso ha convertido la vía en una zona árida.

Parte de los árboles marcados son caoba, especie en veda total e indefinida desde el 23 de mayo de 2006, cuando apareció la resolución 217 del extinto Ministerio del Ambiente.

Edilia de Borges, presidente de la Sociedad Amigos del Árbol, aclaró que aun cuando una especie esté en veda sí puede ser trasplantada, aunque se recomienda no hacerlo: “Las caobas tienen esta protección porque no hay certeza de que se reproduzcan en la ciudad en el futuro. Para trasplantarlas hay que buscar a expertos, cumplir criterios técnicos y tener mucho cuidado con las raíces”.

Las caobas en la Valle-Coche además crean un microclima. Teresa Carrillo, arquitecto y vecina de San Pedro, recalcó que las especies sirven de barrera natural, controlan la polución y disminuyen la contaminación sonora y del aire. Este corredor vegetal también es hogar de diversidad de fauna.

El sistema de infraestructura verde de la urbe se arma con esas piezas. Saskia Chapellín, arquitecto paisajista y especialista en planificación urbana, explicó que el valle de Caracas está favorecido por la circulación de los vientos del noreste que empujan la contaminación. “Por su ubicación, El Valle no recibe la misma oxigenación, si en esa zona no hay una buena vegetación se propicia la contaminación. Para esa localidad su bosque urbano es muy importante”, subrayó.

Parte de los árboles que han sido retirados del margen de la autopista ahora se encuentran en La Pirámide, donde está el enlace desde la Valle-Coche hacia la autopista Norte-Sur, pero ese espacio ya parece estar totalmente ocupado y aún quedan árboles por trasplantar.

Cómo hacerlo. El Grupo Ecológico San Pedro considera que el proceso no se está haciendo con la rigurosidad que debería, pues asegura que han sido arrancados con sistemas rudimentarios.

Gustavo Aguerrevere, de la junta directiva de Sadarbol, dijo que esta es una operación complicada y costosa, que debe intervenir las raíces lo menos posible. Si se realiza bien, las posibilidades de que el árbol siga con vida son altas: “Involucra la aplicación de conocimiento técnico y la dotación de equipos de trabajo, hay que abrir una zanja alrededor del árbol, proporcional a su tamaño, el corte de las raíces debe ser limpio para facilitar su cicatrización y evitar la entrada de hongos y bacterias. Al momento de extraer el árbol este debe venir con una masa de tierra adherida a la raíz y hay que evitar que se desmorone. Al sembrarlo hay que procurar que el árbol conserve su altura”.

Capote aseguró que esos criterios no se están cumpliendo. “Están mutilando las raíces”, afirmó.

Más contaminación. Las raíces de estos árboles ayudan a contener el talud del río Valle. En sus márgenes estarán los pilotes que servirán de base al viaducto. Por decreto presidencial en 2005 se declaró de interés general las acciones emprendidas para el saneamiento del río Guaire, lo cual incluye el saneamiento del río Valle por ser uno de sus afluentes directos.

Chapellín subrayó que hacer el viaducto encima del río matará sus aguas: “Le van a crear un techo al río, sería como terminar de embaularlo, le taparán el aire y la luz; y el río necesita de eso para oxigenarse. Mientras más puro esté aguas arriba, menos contaminación llegará al mar”.

En la calle paralela al río está el parque Francisco Pimentel, único espacio verde la parroquia San Pedro. A los vecinos también les preocupa el impacto que la construcción tendrá sobre ese lugar.


A pequeña escala

Las áreas verdes en Caracas están en la mira. Las obras de la Misión Vivienda ocasionaron la deforestación de Fuerte Tiuna y Parque Vargas; por la construcción del Parque Hugo Chávez hubo que talar la montaña en La Rinconada; la construcción de la conexión vial entre Caricuao y La Rinconada también ocasionó que se talara parte del parque Vicente Emilio Sojo, en Caricuao.

También a pequeña escala los árboles están sufriendo. En Los Palos Grandes derribaron un mango recientemente y solo en la avenida Miguel Ángel de Bello Monte han desaparecido 15 en los últimos años.

Cheo Carvajal, de la plataforma urbana Caracas a Pie, aseguró que eso es resultado de una gestión de ciudad que se concentra en la vialidad y no en la movilidad o las áreas verdes.

LA CIFRA

800 metros de largo y 14 metros de altura tendrá el elevado que construirán en la autopista Valle-Coche. Estará hecho de concreto y tierra armada.