• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Las clases comenzaron con gran cantidad de pupitres vacíos

Inicio de clases con muchos pupitres vacíos | Omar Véliz/El Nacional

Inicio de clases con muchos pupitres vacíos | Omar Véliz/El Nacional

En la escuela José de Jesús Arocha, en Petare, no empezaron las actividades porque no han terminado la reparación de la infraestructura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Caracas había niños que caminaban ayer por la calle sin uniforme ni morral. Muchos salones estaban prácticamente vacíos. Las escuelas abrieron, como lo ordenó el Ministerio de Educación, pero hubo alumnos que alargaron las vacaciones un día.

Gabriel Méndez, el hijo de Yorlenys Acosta, llegó temprano a la Unidad Educativa Experimental Venezuela, localizada en Bellas Artes. Pero a las 8:30 am el estudiante salía de la institución, pues no hubo suficiente asistencia en el aula de segundo grado. “Sólo había cuatro niños. Decidí llevármelo porque otros representantes también lo hicieron y no iba a quedar nadie”, dijo Acosta.

En la escuela Miguel Antonio Caro, en Catia, informaron que asistió menos de la mitad de los alumnos. El salón de Yalira de Carmona, docente de la sección C de segundo grado, tenía pupitres vacíos: de los 25 alumnos inscritos, sólo acudieron 12. Al aula de Noemí Bermúdez, de la sección D, llegaron solamente 5 niños.

En los alrededores de la oficina de la Dirección había movimiento, pues los niños nuevos aguardaban la incorporación en las listas. La hija de Rosiris Rivero empezaría tercer nivel de preescolar, y a las 9:00 am aún esperaba que le asignaran un salón.

De los 860 estudiantes matriculados en la escuela Sergio Medina, en Propatria, sólo asistió la mitad. Había salones con 7 alumnos y otros con 15. Algunos niños hacían fila frente a un aula para recibir los libros que distribuye el Ministerio de Educación –la ministra informó que son 12 millones para primaria, 16 millones para bachillerato y 2,5 millones para educación inicial–.

El colegio privado Eulalia Ramos de Chamberlain, en la avenida Sucre, recibió ayer a los niños y también a los representantes que querían comprar los uniformes. El salón de Jennifer Morales, que da clases en sexto grado, estaba desierto: sólo asistieron 2 estudiantes de los 30 inscritos.

En la escuela José de Jesús Arocha, en Petare, no hubo reanudación de actividades. Una maestra informó que aún no han terminado los trabajos de reparación de los techos, paredes, tuberías y baños –que comenzaron en julio–, por lo que las instalaciones no están aptas. La docente desconoce cuándo comenzarán.

La cifra
4 millones de alumnos de educación inicial, primaria y especial comenzarían actividades ayer, de acuerdo con el Ministerio de Educación