• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Pérdida de clases perjudicó aprendizaje de los escolares

Aula de clases / Ernesto Morgado

Aula de clases / Ernesto Morgado

Planteles no recuperaron los 20 días sin actividades por elecciones y por el duelo tras la muerte de Hugo Chávez 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el colegio privado Santa Teresa, de San Bernardino, el trabajo no ha cesado. Alumnos de preescolar y primaria continúan en las aulas hasta esta semana. Los estudiantes de bachillerato salieron de clases el 26 de junio, pero quienes no aprobaron el curso siguen asistiendo a la institución para realizar pruebas de reparación. Profesores y personal administrativo también se mantienen activos hasta el 31 de julio.

“Al menos diez días alargamos las clases para recuperar las que se perdieron entre octubre y abril. Se pudieron dictar los contenidos fundamentales, pero hubo algunos para los que no alcanzó el tiempo”, señaló la directora del plantel, Genoveva Ferrer.

Este año escolar 2012-2013 tuvo que adaptar su calendario por causas de fuerza mayor. Tres procesos electorales y el duelo nacional por la muerte del presidente Hugo Chávez acumularon un total de 20 días perdidos, según declaró la ministra de Educación, Maryann Hanson, el pasado 16 de abril.

A tres semanas del cierre oficial del período escolar, la directora nacional de Fe y Alegría, Trina Contreras, duda que puedan recuperarse las horas caídas en las aulas: “No se pudo desarrollar las planificaciones de la manera esperada. Se hizo un reajuste de las actividades para lograr fortalecer las competencias en los alumnos, pero el tiempo perdido es irrecuperable”.

Contreras expresó que los colegios sí tenían la intención de sumar días de clase, pero que las zonas educativas no facilitaron la aplicación de esta idea: “Debemos responder a las exigencias de los municipios escolares, pero estos siguieron suspendiendo clases por feriados locales, como en el caso del oriente del país y Mérida, que pudieron aprovecharse para fines de aprendizaje”.

Los profesores del colegio Santo Tomás de Villanueva, en Las Mercedes, se vieron en la necesidad de priorizar los temas exigidos por el ministerio, según explicó el docente de castellano y literatura, Wilfredo Rodríguez: “Aunque todos los temas son necesarios, debimos prescindir de algunos por la falta de tiempo”.

Cronograma interrumpido. A los cuatro días perdidos por las presidenciales de octubre 2012, los ocho por el asueto navideño, que se enlazaron con las elecciones regionales; los cuatro establecidos por el duelo y los cuatro de los comicios del 14 de abril; Olga Ramos, coordinadora del Observatorio Venezolano de Educación y miembro de la asociación civil Asamblea de Educación, agregó otros dos eventos.

“El Día del Maestro algunos planteles suspendieron clases y la fecha en la que fue trasladado Chávez al cuartel de la montaña se suspendieron las actividades en Distrito Capital y Miranda”, recordó.

La experta apuntó que todas las demás actividades que incluye el año –como planificaciones mensuales, el cierre de proyectos de aprendizaje, la elaboración de los informes pedagógicos, los consejos de docentes, entregas de informes y el trabajo administrativo– y que completan los 200 días que establece Ley Orgánica de Educación, también son importantes para un aprendizaje de calidad: “Y no pueden atropellarse”.

Jóvenes de camisa azul y beige siguen llegando al liceo Andrés Eloy Blanco en Catia. Los estudiantes de educación media asistirán hasta finales del mes de julio mientras terminan las reparaciones. En paralelo, el personal administrativo organiza el proceso de inscripciones:

“Sumamos unos 6 u 8 días de clases y logramos cumplir con el cronograma curricular. Estamos esperando que los muchachos terminen sus pruebas para ver cuántos pueden inscribirse este mes y cuántos deberán hacerlo en septiembre”, señaló la directora Fanny López.

La presidente nacional de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados, Jeannette Márquez, también consideró que, pese a las modificaciones realizadas, no se vio comprometido el contenido que debía impartirse en los colegios. “Se dio lo que se tenía que dar”.

Reprogramaron por su cuenta. La representante de la Cámara Venezolana de Educación Privada, María Teresa Hernández, relató que el hecho de que algunos colegios culminaran las clases antes que otros, obedece a una planificación individual. Agregó que la premura de cerrar clases fue contraproducente para algunos estudiantes ya que se les abarrotó de exámenes y trabajos.

La vocera de la Cavep acotó que en diversas oportunidades han solicitado al Consejo Nacional Electoral que se reduzca al mínimo la pérdida de clases en los colegios durante elecciones o que muden los centros de votación a otras instancias para evitar los inconvenientes, pero no han recibido respuesta. 





@vickyfermin

mfermin@el-nacional.com