• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La clase media no cabe en la “patria nueva”

 Contrario a lo que sucede en el este, urbanizaciones del suroeste ­como Caricuao­ tienen comunas que ya formaron empresas socioproductivas

Contrario a lo que sucede en el este, urbanizaciones del suroeste ­como Caricuao­ tienen comunas que ya formaron empresas socioproductivas

Los consejos comunales de las urbanizaciones del este de Caracas no han constituido todavía ninguna comuna

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La comuna es la patria nueva. Esa frase es el encabezado de la página web del Ministerio para las Comunas y Protección Social. Es lo primero que se ve al abrirla, pero en esa patria que promueve el Ejecutivo nacional no están –por ahora– las urbanizaciones de clase media del este de Caracas.

Según un documento de la Oficina Estratégica Nacional para las Comunas, para el 9 de octubre de 2012 estaban registradas 511 comunas en el territorio nacional. De estas, 25 comunas son del estado Miranda. En cuanto a los municipios del este de Caracas que pertenecen a esa entidad,  no hay ninguna comuna en el municipio Chacao ni tampoco en El Hatillo. En Baruta hay una y Sucre cuenta con 16, la gran mayoría ubicadas en Petare. Sólo una se encuentra en la parroquia Leoncio Martínez, integrada por 15 consejos comunales, entre ellos, Montecristo Socialista y José Luis Guevara Socialista.

Daysi Méndez, habitante de la urbanización El Encantado de Macaracuay, sostiene que no es desinterés de los vecinos de la clase media por incorporarse a esa figura, sino que son víctimas de exclusión por parte del Gobierno. Ejemplifica con el caso de esa zona de edificaciones recientes, localizada en el municipio Sucre: “Hemos tratado de legalizar los consejos comunales de todos los edificios del conjunto, pero el ministerio de las comunas nos devuelve los documentos. Este proceso lo hemos hecho varias veces sin resultado, así que no hemos podido crearlos. Si es así, ¿cómo vamos a hacer una comuna?”.  Las dificultades para registrar los consejos comunales las reportan también residentes de Chacao y de Baruta.

Asegura Méndez que en el caso de su urbanización los vecinos no se niegan a unirse en esa figura de participación social. “Sabemos que sería una manera de lograr financiamiento para proyectos por el bien de la comunidad”, dice.

 

En el suroeste. Al otro lado de la ciudad se vive una experiencia muy distinta a la de El Encantado. Allí, la “patria nueva” sí está dando sus primeros pasos.  Por ejemplo, en Caricuao funciona  la Comuna Ecológica La Hacienda, que aunque aún no está legalizada, ha empezado a dar vida a algunos proyectos. 

La Hacienda está integrada por 15 consejos comunales de la UD5 y UD6 que empezaron a reunirse en 2010 y han logrado hasta ahora su primera empresa socioproductiva: la panadería Las Tres Raíces, localizada en una casa donde antes operaba Defensa Civil y que también sirve de sede a la comuna.  “Hicimos estudios de mercado y nos dimos cuenta de que no había panadería cerca”, explica Morelia Cañas, una de las coordinadoras. El capital inicial (890.000 bolívares) se los dio directamente el Gobierno del Distrito Capital  a nombre de uno de los consejos comunales. La panadería abrió en julio de este año y ahora los comuneros están en trámites para que ese organismo les financie una cafetería.

Los miembros de La Hacienda dicen que están abiertos a la participación y aseguran que a las asambleas están invitados vecinos de la oposición. “Aquí no se le cierra la puerta a nadie”, recalca Cañas. Sin embargo, las imágenes y pensamientos del presidente Hugo Chávez, presentes en toda la sede de la comuna, incluso en la fachada, le dan al espacio una clara tendencia política y lo alejan de la pluralidad. 

 

La distancia. La marcada politización de la figura de las comunas es, para algunos vecinos, motivo de autoexclusión. Bien lo dice la representante de un consejo comunal de Chacao (que prefiere reservarse el nombre), quien asegura que no puede avalar una organización socialista porque ella no abraza esa ideología.

Kiomara Scovino, presidenta de la Asociación de Vecinos de Prados del Este y vocera del consejo comunal de la misma urbanización del municipio Baruta, sostiene que en principio asumieron con interés la figura de los consejos comunales, pues les parecía un nuevo modo de resolver los problemas de la comunidad. “Pero después los consideramos una burla, porque terminaron cayendo en manos del Gobierno, como un brazo para el activismo político”. Destaca que para gran parte de los consejos comunales de las urbanizaciones baruteñas fue un problema legalizar la figura. “Hubo un rechazo grosero del Ministerio de las Comunas. Para nosotros conformar un consejo comunal ha sido un padecimiento, una carrera de obstáculos, tres consejos comunales de Prados del Este, Santa Rosa de Lima y El Peñón tuvimos que llevar el caso a tribunales”.

Sostiene que por esos antecedentes no se han planteado hacer una comuna. “Consideramos  necesario depurar las bases de datos de los consejos comunales existentes para ver si son válidos. No podemos adherirnos a una comuna con un consejo comunal que integran cuatro gatos y que no es auditable”.

Destaca que apoyan los recursos interpuestos por el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, sobre la inconstitucionalidad de las comunas porque con ellas el Presidente pretende acabar con alcaldías y gobernaciones.

 CIFRAS

 *25 comunas están constituidas en el estado Miranda, según datos de la Oficina Estratégica Nacional para las Comunas (al 9 de octubre de 2012)

*16 comunas están localizadas en el municipio Sucre, de las cuales sólo hay una en la parroquia Leoncio Martínez

*2 comunas están en los municipios Independencia, Paz Castillo y Simón Bolívar

*1 comuna hay en Baruta, Acevedo y Plaza. Ni en Chacao ni en El Hatillo hay comunas, según los datos del ministerio