• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El caos rebasó contingencia por cierre del Metro

En la capital, el asueto comenzó con tropiezos por la restricción del subterráneo y la escasez de boletos en terminales terrestres | Foto Omar Véliz

En la capital, el asueto comenzó con tropiezos por la restricción del subterráneo y la escasez de boletos en terminales terrestres | Foto Omar Véliz

La limitada capacidad de los metrobuses que prestaban el servicio especial entre Plaza Venezuela y Chacao colapsó el transporte público de la capital

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cola para comprar en el abasto Bicentenario de la Zona Rental se confundía con la de quienes esperaban tomar uno de los 90 metrobuses que dispuso el Metro de Caracas, para trasladar a los usuarios del subterráneo que operó con restricciones por los trabajos de un nuevo plan de modernización de la Línea 1, que obligaron al cierre de la estación Chacaíto.

Los alrededores de Plaza Venezuela eran un tumulto. La estación estuvo colapsada en la mañana debido a la cantidad de usuarios que fue obligada a bajar de los trenes, pues estos no continuaban el recorrido entre Sabana Grande y Chacao. Entre empujones y golpes, la multitud forcejeó para subir por las escaleras mecánicas hasta la salida de Zona Rental, a donde eran guiadas las personas para tomar los metrobuses que prestaban el servicio especial en el tramo Plaza Venezuela-Chacao, pero estas unidades no alcanzaron.

Bárbara Blanco salió de su casa en Montalbán a las 6:30 de la mañana y tuvo que tomar una camioneta por puesto hasta Altamira, pero esperó alrededor de 30 minutos hasta que logró subirse a una unidad. “Cuando pasaba una camionetica medio vacía el conductor no se detenía y aún así la gente se le lanzaba y se montaba a golpes”, relató. Otros, en medio del desorden, optaron por caminar desde Plaza Venezuela hasta Chacao.

El recorrido de Felman Requiz desde Charallave a Los Cortijos se prolongó entre las 8:30 am y la 1:00 pm. Aunque su viaje en ferrocarril desde los Valles del Tuy a la Línea 3 del Metro de Caracas no presentó mayor retraso, cerca de las 9:30 am Requiz fue sorprendido por el caos en Zona Rental. “La gente del Metro siempre avisa con antelación, pero esta vez me enteré el día anterior cuando venía a la oficina”, afirmó Requiz.

Luego de hacer una cola de 45 minutos para subir al metrobús en Zona Rental, el tránsito lento en la avenida Solano lo hizo demorar una hora y media más hasta Chacao. Requiz considera que el Metro no tomó en cuenta la lenta circulación diaria en esta avenida, al momento de habilitar las unidades de transporte superficial.

“Primera vez que veo eso así, pensé que en Chacao iban a poner varios metrobuses. Se iba uno y había que esperar 20 minutos más por el otro. ¿Cómo se les ocurre hacer eso sabiendo que la gente está trabajando estos días?”, reclamó Indira Montes, habitante de Palo Verde que se dirigía a La Paz.

Debido al colapso del transporte público en Chacao, Montes tuvo que viajar sostenida en la puerta de una camioneta hasta Zona Rental. Dijo que el metrobús La Paz-Antímano también trabajó con mucha lentitud debido a las pocas unidades para esta ruta, que fueron sacadas para alimentar la contingencia.



Un mal necesario. Por el caos vial ocasionado por los trabajos del subterráneo, entre las 12:30 del mediodía y las 2:00 pm se incrementó de 90 a 180 unidades el número de metrobuses, informó Haiman el Troudi, ministro de Transporte Terrestre.

“Hemos tenido un arranque difícil sobre todo para nuestros usuarios a quienes extendemos nuestras disculpas, pero son males necesarios porque no hay forma de poder intervenir un sistema tan sobredemandado como lo es el Metro, sin que se origine este tipo de afectaciones”, dijo el ministro.

La avenida Francisco de Miranda y la autopista Francisco Fajardo también resultaron afectadas por los retrasos del Metro, que cada día moviliza a casi dos millones de caraqueños. Usuarios de Twitter reportaron tránsito fuerte entre el distribuidor Altamira y Plaza Venezuela en la autopista. Hubo lentitud en la autopista Valle-Coche y en las inmediaciones de Plaza Venezuela (Paseo Colón y avenida Casanova). La circulación estuvo casi paralizada en la Avenida Principal de Las Mercedes y en la Río de Janeiro.


Semana Santa, sin boletos
María Emilia Jorge M.

Ayer en la mañana, la mayoría de las empresas de transporte de los terminales de La Bandera y de Oriente tenían letreros con la palabra “agotado” en sus mostradores. La demanda típica de viajeros por el asueto de Semana Santa se adelantó al menos dos días. “No esperábamos la cantidad de gente el miércoles. De 1.300 personas que se movilizan diariamente salieron 2.050. Calculamos que en la temporada se movilicen 15.000 pasajeros”, dijo Roberto Fernández, gerente de Operaciones del Terminal de Oriente. Allí todos los puestos se vendieron a las 8:00 de la mañana.

En La Bandera la boletería abre a las 6:00 am y ayer desde las 4:00 am había personas haciendo cola. “Llegué a las 10:00 am y ya no había pasaje. Me dicen que espere a ver si habilitan unidades, pero creo que no va a haber”, lamentó Marisela Bermúdez, quien quería viajar a Barinas.

Carmen Jiménez se quejó de que los precios cada vez aumentan más. Un pasaje a Barquisimeto, a donde quería viajar Jiménez, cuesta 450 bolívares. solo de ida.

Además, luego del incendio que afectó a 15 locales comerciales del ala B del terminal, se restringió el acceso habitual a los autobuses que no requieren compra previa de boleto, pero no hay ningún cartel que informe la nueva ruta a tomar. Para poder viajar a Maracay, Valencia o Cagua es necesario bajar por la escalera del ala A y atravesar el patio de buses. Tampoco hay vigilancia para evitar accidentes.