• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Por segunda vez se agota el yodo para tratar el cáncer

Entre 8.000 y 10.000 pacientes necesitan del yodo radiactivo para diagnóstico | Foto: Archivo

Entre 8.000 y 10.000 pacientes necesitan del yodo radiactivo para diagnóstico | Foto: Archivo

Entre enero y mayo de 2014 se registró el desabastecimiento del fármaco para la tiroides y varios tipos de carcinoma. La importación está paralizada nuevamente por falta de divisas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por segunda vez en menos de un año se detuvo la importación de yodo radiactivo y tecnecio, materiales usados para el tratamiento y diagnóstico de problemas de la tiroides y varios tipos de cáncer.

“Los últimos despachos se recibieron en noviembre. Las citas de pacientes que iban a tratarse en diciembre fueron suspendidas. Ya Suradi, la empresa importadora, informó que no les han liquidado los aranceles aduanales. No saben hasta cuándo estarán sin despachos ni cuándo retomarán la importación por falta de divisas”, dijo Marjorie Chaparro, miembro de la Sociedad Venezolana de Medicina Nuclear.

Chaparro precisó que entre 8.000 y 10.000 personas requieren estudios mensuales con el yodo radiactivo. Otros 350 pacientes necesitan el isótopo para tratarse.

Una de las afectadas es Luisana López, una comerciante de 38 años de edad, que vive en Yaritagua, pero recibe tratamiento en Barquisimeto. La mujer lleva por lo menos 3 meses con preocupación e incertidumbre porque desconoce cuándo podrá continuar su tratamiento contra la neoplasia folicular, un tipo de carcinoma de la tiroides que la aqueja.

“Yo no tengo recursos económicos. El tratamiento costaba casi 100.000 bolívares y por eso conseguí el apoyo de 2 empresas.  Sin embargo, lo perdí porque no hay yodo, no se consigue en ninguna parte. Tenía que empezar a ponérmelo a finales de octubre, luego de mi operación”, narra con la voz entrecortada.

En el lapso de espera, López se descubrió una nueva protuberancia. Los niveles de la hormona tiroidea (TSH por sus siglas en inglés) están muy altos, lo que casi la lleva a una nueva hospitalización.

“Cuando fui al médico me dijo que tenía no solo el quiste que me había tocado, sino otro adicional. Estoy muy preocupada”, exclamó.

Quimioterapias. Los pacientes con otros tipos de cáncer también están en la búsqueda de tratamientos que están escasos o ya no están disponibles en el país.

La distribución de doxorrubicina liposomal, usada para el tratamiento del sarcoma de Kaposi, el cáncer de mama y de ovarios presenta fallas.

Una paciente del hospital oncológico Luis Razetti en Cotiza, que pidió el resguardo de su nombre, denunció que el centro de salud no tiene el medicamento para su tratamiento.

Por Twitter, la denuncia encuentra eco. La usuaria identificada como Yari, @decofiestasyari en la red, indicó que lleva un par de meses buscándolo. “Las mujeres enfermas con cáncer de mama tenemos 2 meses sin recibir Doxorrubicina 50 miligramos para nuestra quimio”, tuiteó recientemente.

Se conoció que también hay problemas para conseguir la mitomicina C, otro medicamento antineoplásico, usado para el adenocarcinoma del estómago y páncreas, el cáncer anal, de vejiga, de mamas, cervical y colorrectal.

Los pacientes que reciben los medicamentos Zometa (ácido zolendrónico) y Calutol (bicalutamida) en la Farmacia de Alto Costo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales tienen por lo menos un mes sin encontrarlos debido a una falla en la distribución por parte del Ministerio de Salud.

“Esta misma semana debe estarse solventando el problema. Es una falla reciente. Estamos trabajando para redistribuirlos a nivel nacional”, señaló la directora de Farmacoterapéutica del IVSS, Mercedes Pereira.

EL DATO

El acelerador lineal de la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera de Valencia se dañó, lo que retrasa la aplicación de radioterapias. Los pacientes reciben tratamiento únicamente con la máquina de cobalto